Centroamérica y México reiteran su compromiso de abordar las necesidades de cientos de miles de personas forzadas a huir

Los países del MIRPS se comprometen a seguir avanzado para encontrar respuestas efectivas al desplazamiento forzado en Centroamérica durante su tercera reunión anual.

Una niña hondureña lleva la carpeta con los documentos de la solicitud de asilo de su familia en una albergue apoyado por ACNUR en Tapachula, Chiapas, en noviembre de 2018.

Una niña hondureña lleva la carpeta con los documentos de la solicitud de asilo de su familia en una albergue apoyado por ACNUR en Tapachula, Chiapas, en noviembre de 2018.  © ACNUR/Daniel Dreifuss

Los siete países que integran el Marco Integral Regional para la Protección y Soluciones, MIRPS, un mecanismo de solidaridad y para compartir la responsabilidad, presentaron este día los avances importantes que han logrado de cara a la crisis del desplazamiento forzado que vive la región, y definieron las prioridades para el futuro durante la tercera reunión anual del grupo.

Enfrentados a un número creciente de personas forzadas a huir en Centroamérica y México, los gobiernos de los países MIRPS -- Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México y Panamá – evaluaron el contexto actual y definieron políticas necesarias a nivel nacional y regional para poder ofrecer respuestas integrales de protección, educación, salud, medios de vida y empleo a las personas que han huido en la región.

Alexandra Hill, Ministra de Relaciones Exteriores de El Salvador, en su capacidad de Presidencia Pro-tempore del MIRPS, ofreció palabras mediante un mensaje pregrabado y reiteró el compromiso asumido por El Salvador para incluir a las personas refugiadas y desplazadas en los diferentes planes de respuesta y atención.

"Todo el trabajo que realizamos se traduce en beneficio para una población en alta vulnerabilidad que requiere atención de manera prioritaria", añadió Hill, agradeciendo además a los países miembros por el apoyo durante su mandato en el MIRPS.

La violencia y la persecución ha obligado a casi 1 millón de personas en Centroamérica a huir dentro o a través de las fronteras de sus países. Estas incluyen unas 833,000 personas del Norte de Centroamérica y otras 108,000 de Nicaragua.

Tanto las causas subyacentes que han provocado estas crisis de desplazamiento forzado, como los desafíos de integración en comunidades de acogida han sido exacerbadas por emergencias como la COVID-19 y recientes tormentas tropicales que causaron extensos daños.

“Es en estos momentos de múltiples crisis y desafíos para la protección y asistencia de la población desplazada, que el MIRPS se revela como testimonio del rol fundamental de la cooperación regional y del sentimiento de responsabilidad compartida que encarna,” dijo Filippo Grandi, Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados.

En este contexto, el MIRPS se posiciona como instrumento político y operativo para responder a las críticas necesidades humanitarias y de desarrollo de cientos de miles de personas, incluyendo tanto a las personas forzadas a huir como las comunidades que las acogen.

“Es nuestro deber continuar fortaleciendo la tradición humanitaria y de protección que ha caracterizado a nuestro continente,” aseguró el Secretario General de la OEA, Luis Almagro. Asimismo, reiteró el compromiso de la OEA de seguir apoyando y aportando al MIRPS. “Seguiremos apoyando el esfuerzo de los países MIRPS buscando más inclusión, más protección, y más dignidad. En definitiva, más derechos para más gente.”

El apoyo sostenido de la comunidad internacional es crucial para poder abordar las complejas necesidades que enfrenta la región. Tras su lanzamiento durante el primer Foro Mundial sobre los Refugiados en diciembre de 2019, la Plataforma de Apoyo del MIRPS ha liderado en materia de responsabilidad compartida en el abordaje del desplazamiento forzado en Centroamérica.

La tercera reunión anual fue convocada por el gobierno de El Salvador como actual Presidencia Pro-tempore del MIRPS, con el apoyo de la Secretaría Técnica ACNUR-OEA. Al finalizar la reunión, El Salvador entregó oficialmente la presidencia a Guatemala, que desempeñará el rol de coordinación durante el 2021.

“Es nuestra intención incluir y abordar temas de la agenda compartida, y como Presidencia Pro-tempore estamos listos para iniciar las reflexiones y prioridades para el año 2021 conjuntamente con nuestros homólogos de los países MIRPS en acompañamiento con la Secretaría Técnica y la Plataforma de Apoyo,” dijo Pedro Brolo Vila, Ministro de Relaciones Exteriores de Guatemala.

De cara al próximo año, los países MIRPS han adoptado la Declaración de la Ciudad de San Salvador comprometiéndose a seguir trabajando de manera conjunta en la respuesta al desplazamiento forzado en Centroamérica y México. Entre los compromisos asumidos está velar por la inclusión de las personas desplazadas, y retornadas con necesidades de protección dentro de planes de recuperación económica tras las consecuencias devastadoras de COVID-19 y desastres naturales.

 

Para mayor informacion

Consulte la página web del MIRPS y el portal de datos sobre desplazamiento forzado en Centroamérica y México.

Consulte el informe anual del MIRPS 2020.