Grandi finaliza su visita a España elogiando la larga tradición de cooperación entre España y ACNUR

Filippo Grandi, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, se reúne con refugiados voluntarios en la Oficina de ACNUR en España, en febrero de 2021.

Filippo Grandi, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, se reúne con refugiados voluntarios en la Oficina de ACNUR en España, en febrero de 2021.   © ACNUR/María Jesús Vega

Press release in English.

MADRID (España), 13 de febrero 2021. Tras finalizar su visita de dos días, el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, elogió la solidaridad del Gobierno español y de la sociedad civil hacia los refugiados.

Durante su visita a España, Grandi mantuvo Encuentros en Madrid con el Presidente, Pedro Sánchez y con diversos ministros clave. También mantuvo una audiencia con S.M. el Rey Felipe VI.

El Alto Comisionado encomió la larga tradición de colaboración entre España y ACNUR, reconociendo los retos que representa la pandemia de la COVID-19, así como la ubicación del país como frontera exterior de Europa.

“Es esencial contar con sistemas de asilo sólidos, justos y eficaces, que permitan identificar y derivar con rapidez al procedimiento de asilo a personas que necesitan protección internacional” dijo Grandi, reconociendo también las medidas adoptadas para avanzar en la protección a refugiados en los últimos años. El Alto Comisionado destacó la importancia de las negociaciones constructivas entre los Estados Miembros de la Unión Europea en relación al Pacto sobre Migración y Asilo, reiterando la disposición de ACNUR para proporcionar asesoramiento técnico.  

Junto con el Ministro de Inclusión, José Luis Escrivá, el Alto Comisionado firmó un acuerdo de donación de materiales a las autoridades y a otras contrapartes relevantes, que se distribuirán a migrantes y refugiados que llegan por mar a las islas Canarias. Se trata de 300.000 mascarillas y 20.000 mantas, que actualmente se encuentran en los almacenes del Programa Mundial de Alimentos en Las Palmas de Gran Canaria.

El Alto Comisionado agradeció la apuesta del Gobierno por reforzar la cooperación internacional y el multilateralismo encaminados a abordar las causas de raíz del desplazamiento. Resaltó a su vez el importante rol que España juega en el seno de la Unión Europea como puente de colaboración con América Latina. La región afronta enormes retos agravados por la pandemia de la COVID-19 y necesita financiación urgente para proporcionar protección y asistencia a millones de personas desplazadas, principalmente de Venezuela y del norte de Centroamérica y Nicaragua. En este sentido, Grandi puso en valor el apoyo ofrecido por España desde la Presidencia que ejerce en la Plataforma de Apoyo al Marco Integral Regional para la Protección y Soluciones (MIRPS) sobre el desplazamiento forzoso en Centroamérica y México.

Durante la visita de Grandi a Colombia, a comienzos de semana, el Presidente Duque anunció que otorgará estatus de protección temporal por 10 años a las personas venezolanas en el país. Colombia acoge actualmente 1,8 millones de venezolanos. El Alto Comisionado también visitó Costa Rica, un país que ha experimentado un incremento de las solicitudes de asilo, principalmente de personas procedentes de Nicaragua.

Estando en América Latina el Alto Comisionado también tuvo la oportunidad de agradecer la movilización y el apoyo hacia los refugiados que realizan los donantes a través de la Asociación Nacional, España con ACNUR (Comité español de ACNUR).

“Estoy impresionado por la excelente solidaridad demostrada por la sociedad civil y profundamente agradecido por su apoyo hacia los refugiados, especialmente en unos momentos en los que España y el mundo hacen frente a retos sin precedentes” dijo Grandi.

El Alto Comisionado concluyó su visita con un encuentro con un grupo de refugiados voluntarios de ACNUR que compartieron con él sus experiencias en la identificación de necesidades de protección, en ayudar a otros y en construir puentes de comunicación entre la organización y la comunidad refugiada. Ellos comentaron con Grandi los desafíos que afrontaron para poder desempeñar esta tarea de apoyo a ACNUR durante el confinamiento por la pandemia.

“Me ha conmovido profundamente el extraordinario compromiso de este grupo de jóvenes refugiados voluntarios; es inspirador su entusiasmo por ayudar a otros y su deseo de contribuir a la sociedad que les acoge” concluyó el Alto Comisionado.