Maestro awá camina largas distancias para que los niños y niñas de su comunidad puedan estudiar

Maestro awá camina largas distancias para que los niños y niñas de su comunidad puedan estudiar

El maestro Ramiro Rodríguez Canticus camina 12 horas por la selva cada semana para llevar los materiales educativos a su comunidad aislada así que sus estudiantes puedan seguir aprendiendo, incluso durante la pandemia. Comunidades Awá como la de Ramiro no cuentan con Internet y carreteras, así que los maestros caminan durante horas para recoger los materiales educativos impresos en El Chical, la ciudad más cercana, y luego se devuelven para entregarlos a sus alumnos, que así pueden seguir estudiando desde sus casas. En esta zona remota en la frontera entre Colombia y Ecuador, la educación es fundamental para asegurar un futuro a los niños y niñas refugiados y locales.