ACNUR evalúa las necesidades humanitarias urgentes de los guatemaltecos afectados por la actividad del volcán

El siguiente contenido corresponde a las declaraciones formuladas hoy por un portavoz de ACNUR en una rueda de prensa en el Palacio de las Naciones, en Ginebra.

Un rescatista carga a un niño cubierto de cenizas por la violenta erupción del volcán Fuego en El Rodeo, Guatemala.   © REUTERS / Fabricio Alonzo

GINEBRA, Suiza - Nueve días después de la primera erupción del Volcán de Fuego de Guatemala, ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, está preocupado por los más de 1,7 millones de personas que se estima se han visto afectadas por esta tragedia humanitaria.

Según datos oficiales de ayer, 12.784 personas han sido evacuadas, 110 personas han muerto, hay 57 personas heridas y casi 200 personas desaparecidas. Se estima que 5.074 personas están alojadas en albergues temporales, incluyendo iglesias, escuelas, centros culturales y deportivos y ayuntamientos en los departamentos del sur del país (Escuintla, Sacatepéquez, Santa Rosa, Guatemala y Suchitepéquez).

Tan pronto como disminuyó la actividad volcánica y se permitió el acceso, ACNUR movilizó equipos para ayudar a evaluar la situación y determinar las necesidades, visitando los albergues comunitarios y a las comunidades que acogen a las personas que han sido evacuadas.

Las evaluaciones siguen en curso con el objetivo de obtener apoyo urgente para las personas que se ven obligadas a abandonar sus hogares, sus propiedades y cuyos medios de vida se han visto afectados. Algunas necesidades preliminares ya han sido identificadas. ACNUR lidera los esfuerzos de protección de la ONU y coordina con las agencias de la ONU y la comunidad humanitaria para mejorar la protección y la seguridad en las áreas comunales y las instalaciones de saneamiento. Esto incluye garantizar el acceso a albergues para personas con discapacidades, apoyar a las mujeres embarazadas y lactantes, proporcionar apoyo psicosocial y kits de higiene, así como crear espacios seguros para niños, niñas y mujeres.

Los esfuerzos de rescate continuaron hasta ayer a pesar de la actividad volcánica en curso, la cual provoca flujo continuo de lava, gases tóxicos, cenizas calientes y caída rocas. El Volcán de Fuego sigue activo y a ACNUR le preocupa que las lluvias pronosticadas aumenten el riesgo de deslizamientos y desprendimientos de tierra.

Usted puede apoyar el trabajo del ACNUR con una donación aquí.

Para obtener más información sobre este tema, póngase en contacto con:

  • En México, Francesca FONTANINI, fontanin@unhcr.org, +52 1 (55) 9197 2690
  • En Nueva York, Kathryn MAHONEY, mahoney@unhcr.org, +1 347 443 7646
  • En Ginebra, Aikaterini KITIDI, kitidi@unhcr.org, +41 79 580 8334