Dona y apoya nuestro trabajo hoy

El frío amenaza la vida de los refugiados.

 

Millones de refugiados sirios e iraquíes afrontan el frío del invierno a la intemperie o en refugios precarios y mal aislados, sin mantas, ropa de abrigo ni calefacción.

Las bajas temperaturas amenazan a muchas familias que han tenido que huir de sus casas y se encuentran sin nada.

Objetos tan básicos como mantas, ropa de abrigo o un calefactor pueden salvarles la vida.

 

Envía ayuda

 

  • 3,8 millones de refugiados sirios e iraquíes, desplazados internos y refugiados de otras nacionalidades necesitan ayuda para afrontar el invierno.

 


 

  • 10º invierno consecutivo de desplazamiento para millones de desplazados en Siria.

 


 

  • ACNUR necesita apoyo urgente para llevar a cabo el Plan de invierno