La primera carrera y caminata por los refugiados celebra la integración de personas venezolanas en Manaos

Un solicitante de asilo venezolano fue la primera persona en cruzar la línea de meta. El evento recaudó cinco toneladas de alimentos que se donarán a los albergues que acogen a personas venezolanas en la ciudad.

Cerca de dos mil personas participaron en la carrera Manaos \X70ConLosRefugiados para celebrar la integración en la población local de las personas venezolanas que están reconstruyendo sus vidas en la capital amazonense.   © ACNUR/Luiz Fernando Godinho

Manaos – Cerca de dos mil personas sudaron la camiseta este domingo 9 de diciembre para celebrar la integración de personas venezolanas en la población de Manaos, uno de los principales destinos de las personas migrantes y solicitantes de asilo procedentes de Venezuela, que vienen a Brasil en busca de protección y asistencia.

La confraternización tuvo lugar durante la carrera Manaos #ConLosRefugiados, un trayecto de cinco kilómetros que se realizó en la playa de Punta Negra, uno de los puntos más turísticos de la capital amazonense.

La actividad estuvo organizada por la Prefectura de Manaos y por ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, con el apoyo de la Unión Europea, del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y del Fondo Manaos Solidaria. A través de su Instrumento en pro de la Estabilidad y la Paz (IcSP, por sus siglas en inglés), la Unión Europea promueve desde julio de este año actividades que estimulen la convivencia armoniosa entre personas venezolanas y sus comunidades de acogida; la carrera fue una de estas acciones.

En esta ocasión participaron atletas profesionales y aficionados, así como cerca de 400 venezolanos indígenas y no indígenas que viven en Manaos, muchos de ellos en los albergues gestionados por la Prefectura y por Cáritas Arquidiocesana, con el apoyo de ACNUR y sus socios.

Para alegría del público, el venezolano Luis Fernando Rodríguez, de 21 años, fue el primero en cruzar la línea de meta. Trabaja como ayudante de albañil y vive en Manaos desde hace seis meses.

“En primer lugar querría dar las gracias a todo el pueblo de Brasil, especialmente al del Estado de Amazonas, por habernos recibido tan bien. Es muy emocionante sentir todo el apoyo que estamos recibiendo en Manaos”, explicó Rodríguez, que ya participaba en competiciones en su país. Al llegar a Manaos fue acogido en casa de un amazonense que lo conocía a través del deporte.

El venezolano Luís Fernando Rodríguez fue el primero en cruzar la línea de meta de la carrera Manaos \X69ConLosRefugiados: se siente feliz por el apoyo que la población manauara brinda a los refugiados venezolanos.   © ACNUR/Welder Alves

En la actualidad, Rodríguez forma parte de uno de los grupos para trotar que hay en la ciudad y planea retomar los estudios de Administración de Empresas que cursaba en Venezuela cuando dejó su país. “Esta carrera es un motivo de satisfacción para todos los venezolanos y venezolanas que se encuentran en Manaos y en Brasil en general. Estoy muy feliz con el resultado y satisfecho de mi rendimiento”, añadió el joven venezolano.

Los indígenas venezolanos de la etnia warao tuvieron una participación especial en la carrera. Expusieron artículos típicos de artesanía junto a la tienda de ACNUR, como redes y collares.

Al final, uno de los corredores indígenas recibió un par de zapatillas de deporte de parte del estudiante y gestor Robson Neto, de 21 años. “Vi que estaba trotando descalzo y decidí darle mis zapatillas para apoyarlo. La situación de las personas de Venezuela no es fácil y tenemos que motivarlas para que sigan adelante”, contó Robson.

Para João Carlos dos Santos Mello, Secretario Municipal de Juventud, Deporte y Ocio, la carrera Manaos #ConLosRefugiados “supone un gesto de carácter social que reafirma el compromiso de la Prefectura de Manaos por atender y acoger a la población venezolana”. Mello participó en la carrera junto con el Secretario Municipal de Asistencia Social y Ciudadana, Dante Souza, para quien “la Prefectura de Manaos ha hecho todo lo posible por atender a las personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad”. Para el Secretario Souza, la población de Manaos “recibe a las personas procedentes de Venezuela de corazón, y esta carrera sirve para resaltar el desafío que supone atenderlas de manera seria y responsable”.

  • Indígenas de la etnia warao también participaron en la carrera Manaos \X20ConLosRefugiados, interactuaron con la población local y recibieron medallas.
    Indígenas de la etnia warao también participaron en la carrera Manaos \X20ConLosRefugiados, interactuaron con la población local y recibieron medallas.  © ACNUR/Luiz Fernando Godinho
  • Cerca de dos mil personas participaron en la carrera Manaos \X74ConLosRefugiados para celebrar la integración en la población local de las personas venezolanas que están reconstruyendo sus vidas en la capital amazonense.
    Cerca de dos mil personas participaron en la carrera Manaos \X2EConLosRefugiados para celebrar la integración en la población local de las personas venezolanas que están reconstruyendo sus vidas en la capital amazonense.  © ACNUR/Luiz Fernando Godinho
  • Cerca de dos mil personas participaron en la carrera Manaos \X20ConLosRefugiados para celebrar la integración en la población local de las personas venezolanas que están reconstruyendo sus vidas en la capital amazonense.
    Cerca de dos mil personas participaron en la carrera Manaos \X6AConLosRefugiados para celebrar la integración en la población local de las personas venezolanas que están reconstruyendo sus vidas en la capital amazonense.  © ACNUR/Luiz Fernando Godinho
  • Cerca de dos mil personas participaron en la carrera Manaos \X61ConLosRefugiados para celebrar la integración en la población local de las personas venezolanas que están reconstruyendo sus vidas en la capital amazonense.
    Cerca de dos mil personas participaron en la carrera Manaos \X20ConLosRefugiados para celebrar la integración en la población local de las personas venezolanas que están reconstruyendo sus vidas en la capital amazonense. © ACNUR/Luiz Fernando Godinho

El Instrumento en pro de la Estabilidad y la Paz (IcSP) apoya actividades de ACNUR y de UNFPA en Brasil en los ámbitos de registro y documentación; acogida de grupos especialmente vulnerables; acceso a información; actuaciones con niños, niñas y sobrevivientes de violencia de género, y lucha contra la xenofobia. Su objetivo es mejorar el ambiente de protección para las personas procedentes de Venezuela que se encuentran en Brasil, así como contribuir a una convivencia más pacífica de esta población en las ciudades de acogida.

Donación de alimentos – La caminata Manaos #ConLosRefugiados recolectó alimentos para los venezolanos y venezolanas acogidos en los albergues de la Prefectura y de Cáritas Arquidiocesana, con el apoyo de ACNUR y sus socios. Cada participante donó una cesta básica compuesta por 1kg de arroz, 1kg de frijoles, un paquete de 500gr de pasta, un paquete de 400gr de leche y un paquete de 400gr de café. Según la prefectura de Manaos, se recaudaron más de 5.000 productos alimenticios.

El jefe de la oficina de ACNUR en Manaos, Sebastián Roa, destacó la implicación de la población manauara con la causa de los refugiados y el apoyo de la Prefectura. “Se trata de una situación internacional que no sucede solo en Manaos. Cada día llegan venezolanos y venezolanas en busca de una nueva vida, de una nueva oportunidad, y la población de Manaos acoge a estas personas con los brazos abiertos”, dijo Roa, recordando que Manaos tiene un historial de recepción de refugiados y migrantes. “Quiero felicitar al municipio; ACNUR espera continuar con esta colaboración”, afirmó.

ACNUR calcula que tres millones de personas venezolanas viven fuera de su país como consecuencia de la compleja situación política y socioeconómica que atraviesa. Cerca del 80% de ellas se encuentran en países de América Latina y el Caribe.

Estas personas dejan su país por diversas razones, entre ellas la inseguridad y la violencia, la disminución de sus ingresos y la dificultad para conseguir comida, medicamentos y servicios esenciales.

Según los datos más recientes de las autoridades brasileñas, unos 200.000 venezolanos han entrado en el país desde 2017, y cerca de 98.000 permanecen aquí. En la actualidad existen 77.000 solicitudes de asilo presentadas en Brasil por venezolanos y venezolanas.

En Manaos, más de 8.800 personas venezolanas han solicitado asilo entre 2017 y agosto de este año. Cerca de 600 personas se encuentran acogidas en albergues de la ciudad. Además, la Prefectura mantiene abiertas tres casas de acogida en los barrios de Corado, Alfredo Nascimento y Centro. Cáritas Arquidiocesana de Manaos administra también otros albergues.

En septiembre de 2018, la Prefectura de Manaos recibió a más de 180 personas indígenas venezolanas mediante la estrategia de reubicación interna del Gobierno Federal; estas personas están siendo atendidas con alimentos, productos de higiene, limpieza y atención técnica (asistencia social, psicología, sociología, sanidad, educación).

Antecedentes – Las primeras llegadas de personas procedentes de Venezuela a Manaos tuvieron lugar en 2016 e implicaron a indígenas de la etnia warao. Las primeras acciones comenzaron en enero de 2017 con la identificación de la población warao por parte de los centros de referencia especializada de asistencia social de la Prefectura.

Dado el importante número de mujeres, niños y niñas viviendo en la calle cerca de la estación de autobuses de la ciudad, se intensificaron las reuniones interinstitucionales siguiendo recomendaciones del Ministerio Público Federal. A lo largo del proceso, ACNUR aportó apoyo técnico a la Prefectura y al Gobierno del Estado y financió reformas de albergues para mejorar la calidad de vida de la población venezolana.

El año pasado el prefecto Arthur Virgílio Neto recibió un documento de reconocimiento por parte de ACNUR por las acciones llevadas a cabo por la prefectura para la acogida y el apoyo a los indígenas venezolanos de etnia warao, así como a venezolanos no indígenas.