ACNUR agradece a España su solidaridad con los refugiados, en un momento crítico para su futuro

La Representante de ACNUR agradeció la solidaridad española y agradeció a las autoridades la acogida de los más de 600 refugiados e inmigrantes del Aquarius.

El presentador y los invitados al evento del Día Mundial del Refugiado 2018 en España se toman un selfie al final del evento.

El presentador y los invitados al evento del Día Mundial del Refugiado 2018 en España se toman un selfie al final del evento.  © Jane Mitchell

MADRID, España, 19 de junio de 2018 (ACNUR/UNHCR).- Por quinto año consecutivo, la cifra global de personas desplazadas de sus hogares por la guerra, la violencia y la persecución alcanza un nuevo récord, según el informe anual Tendencias Globales, publicado por ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados. A finales de 2017, había un total de 68,5 millones de personas desplazadas y refugiadas en todo el mundo.

“Una de cada 110 personas se encuentra desplazada de manera forzosa en el mundo. Son vidas que quedan en suspenso, personas para las que lo más importante es buscar un lugar donde estar a salvo”, indicó la Representante de ACNUR en España, Francesca Friz-Prguda, durante la presentación de Tendencias Globales en un acto conjunto celebrado hoy con el Ayuntamiento de Madrid.

El acto, que reunió a refugiados, políticos, agentes sociales, diplomáticos y del tercer sector, fue conducido de manera distendida por el actor y humorista Pepe Viyuela,  y contó con la presencia de la Alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, el presentador y Embajador de Buena Voluntad de ACNUR, Jesús Vázquez, y el chef refugiado Pierre.  

La Representante de ACNUR agradeció la solidaridad de la ciudadanía española, noveno donante de ACNUR a escala global, y agradeció a las autoridades la acogida a los más de 600 refugiados e inmigrantes que viajaban por el Mediterráneo a bordo del barco Aquarius, entre ellos más de 120 menores no acompañados por sus padres o tutores. Un equipo de ACNUR ha estado y continúa en Valencia apoyando en la identificación de las necesidades de protección, perfiles vulnerables y formación.

“Mientras Europa discutía qué hacer, el reloj corría para ellos. Desde ACNUR agradecemos el compromiso con los refugiados y la enorme solidaridad que la opinión pública ha mostrado con la situación de estas personas. Yo quisiera agradecer también al Gobierno central y a la Generalitat Valenciana por su reacción y la coordinación”, agradeció, recordando la necesidad de una estrategia nacional para la gestión de las migraciones y el asilo, en relación a las llegadas a las costas andaluzas.

ACNUR presentará este año ante la Asamblea de Naciones Unidas una propuesta de Pacto Mundial por los Refugiados, en aras de una mayor corresponsabilidad de los países –el 85% de los refugiados está ahora en países de ingresos medios o bajos, próximos a las zonas de conflicto- y de ofrecer soluciones integrales, eficientes y predecibles a las crisis de refugiados.

Día Mundial del Refugiado - España 2018

“La sociedad española, y los madrileños, están deseando acoger a los refugiados”, afirmó la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, destacando la importancia de las ciudades en la recepción e integración de estas personas. La regidora recordó también el origen de la pancarta “Bienvenidos refugiados” que ha colgado durante más de dos años de la fachada del Ayuntamiento.

Carmena, en un guiño a su fama de buena repostera, entró en el evento repartiendo dulces a los asistentes, elaborados en realidad por Samira, una de las chefs sirias refugiadas que participa en el Festival Gastronómico #ConLosRefugiados, cuya segunda edición da comienzo hoy en distintos restaurantes de Madrid.

El evento conmemoró también los diez años del presentador Jesús Vázquez como Embajador de Buena Voluntad de ACNUR. El showman, uno de los rostros más populares de la pequeña pantalla, comenzó a colaborar en 2006 con ACNUR. “En realidad, quién más recibe soy yo. Además de ser bueno para los demás, este trabajo es bueno para uno mismo”, declaró sobre su labor.

Recién llegado de visitar los campos de refugiados en el norte de Etiopía, un país que acoge a cerca de un millón de refugiados de Eritrea, Sudán, Sudán del Sur y Somalia, Jesús Vázquez está protagonizando la campaña #MenoresBienAcompañados, del proyecto 12 meses, 12 causas del Grupo Mediaset, en colaboración con ACNUR y el Comité Español de ACNUR.  "Se te parte el corazón de ver llegar a la frontera todos los días niños solos , a veces de tan sólo 10 años“, afirmó en relación con los refugiados eritreos acogidos en los campos de Shire.  Por eso, con cada uno de sus viajes intenta llevar no solo una sonrisa, sino también proyectos, talleres y actividades que contribuyan a mejorar su futuro.

"Me hace mucha ilusión cocinar para los abuelos, son muy cariñosos conmigo, me quieren mucho y yo a ellos, aunque siempre me piden más sal"

Finalmente, el acto contó con las palabras de Pierre, refugiado camerunés, que participa en el Festival Gastronómico #ConLosRefugiados. Pierre llegó a España en 2015 y actualmente trabaja en un comedor social del Ayuntamiento de Madrid como cocinero. "Me hace mucha ilusión cocinar para los abuelos, son muy cariñosos conmigo, me quieren mucho y yo a ellos, aunque siempre me piden más sal", bromea. Su sueño es abrir un día su propio restaurante. "Lo único que me falta es mi familia", dijo.

El acto se cerró con un recordatorio a la labor de la ONG Payasos Sin Fronteras –que cumple 25 años de vida y de colaboración con ACNUR- y del propio conductor del evento, Pepe Viyuela, que colabora con ellos y que ha viajado a varios campos de refugiados para hacer estallar la risa de niños y mayores. “Todos tenemos un momento donde nos caemos del caballo”, dijo, para rememorar a continuación un par de momentos de su “despertar” a la importancia de ayudar a los refugiados.

“En una de las visitas que hicimos a Bosnia, una niña se nos acercó y le dio las gracias a Tortell Poltrona (fundador de PSF), diciéndole que le había visto hace unos años en otro campo de refugiados y qué aún guardaba el regalo que le hizo. ‘¿Qué regalo?’, le preguntó Tortell, que no recordaba haberle dado ninguno. Entonces la niña abrió la mano y vimos un puñado de confeti del que Tortell había lanzado al aire al terminar la actuación”.