Declaración de Filippo Grandi, Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, sobre los cambios en materia de asilo en los Estados Unidos

GINEBRA – La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) está preocupada por los cambios planeados al sistema de asilo en los Estados Unidos. Nos preocupa que la propuesta de “Procedimientos de asilo y exención de expulsión, revisión de temor creíble y temor razonable”, que está circulando actualmente para solicitar comentarios públicos, marca un alejamiento de las políticas humanitarias y de las prácticas promovidas durante mucho tiempo por los Estados Unidos y arraigadas en el derecho internacional.

Los Estados Unidos han sido durante décadas un líder global en el área de la protección de los refugiados, de la que dependen la vida y la libertad de muchas personas – proporcionando acceso al asilo en su territorio, plazas de reasentamiento para refugiados extremadamente vulnerables acogidos en otros países, y siendo el mayor donante humanitario para programas de refugiados en todo el mundo.

Sin embargo, los cambios contemplados en las normas propuestas, junto con las otras restricciones adoptadas en años recientes, significarían que muchas personas que huyen de la persecución no podrían solicitar, u obtener, protección en los Estados Unidos.

La obligación de proporcionar un refugio seguro a los que huyen de conflictos armados, violencia o persecución, refleja valores fundamentales arraigados en muchas tradiciones legales, y es un aspecto central del derecho internacional moderno. Hemos instado a nuestros interlocutores en el Gobierno de los Estados Unidos – y en todos los gobiernos del mundo – a tomar esto en cuenta al determinar qué políticas son apropiadas.

Los faros de la compasión humana y del deber moral siempre han sido las luces que guían del sistema de asilo de los Estados Unidos. En ACNUR, valoramos profundamente nuestra asociación de larga data con el Gobierno y el pueblo de los Estados Unidos. Como siempre, estamos dispuestos a ofrecer la experticia técnica que hemos adquirido en todo el mundo para apoyar a los Estados Unidos en la búsqueda de soluciones a los retos que hoy enfrentan para mantener un sistema de asilo que sea seguro, justo y humano.

Para más información sobre este tema, por favor contactar: