ACNUR y ONU Mujeres lanzan un plan para promover el empleo de mujeres venezolanas en familias monoparentales en Brasil

La iniciativa movilizará a empresas y organizaciones involucradas en acciones de empleabilidad, además de ofrecer apoyo financiero y acompañamiento a las personas refugiadas y migrantes durante su adaptación e integración socioeconómica

Português

El plan conjunto pretende aumentar las oportunidades de las mujeres refugiadas y migrantes que crían solas a sus hijos en Brasil, como la venezolana Karlirys.

El plan conjunto pretende aumentar las oportunidades de las mujeres refugiadas y migrantes que crían solas a sus hijos en Brasil, como la venezolana Karlirys.  © ONU MujeresBrasil/Claudia Ferreira

BRASILIA – Las mujeres refugiadas y migrantes, especialmente las venezolanas que se encuentran solas en Roraima con sus hijos han obtenido una nueva herramienta de apoyo a la integración social y económica en Brasil. En julio, ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, y ONU Mujeres pusieron en marcha un plan conjunto para conseguir vacantes de empleo para estas mujeres en otros estados del país, en el proceso de reubicación interna (interiorização en portugués).

El plan pretende que historias como la de la venezolana Karlirys sean menos duras. A los 25 años, vivía en las calles de Boa Vista, Roraima con sus dos hijos. Hace aproximadamente un año, la trasladaron a Río de Janeiro, donde consiguió alojamiento durante unos meses, pero no un empleo, sobre todo porque no disponía de una red de apoyo con la que pudiera dejar a los niños mientras buscaba trabajo. Fue en el albergue donde tuvo acceso a un curso de corte y confección y, gracias a su dedicación durante la capacitación, consiguió un trabajo en una empresa que produce para grandes marcas de ropa. Incluso con la dificultad de la jornada laboral de ocho horas diarias, y el cuidado de los niños y el hogar, el trabajo ofrece a la familia esa vida mejor que Karlirys vino a buscar a Brasil. “La importancia de tener un trabajo es que me ayuda. Lo más importante es dar lo mejor a mis hijos”, comenta.

De acuerdo con el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), de cada 5 hogares en Brasil en los que la mujer es la única proveedora, 3 están por debajo del nivel de pobreza. Entre las mujeres refugiadas y migrantes, esta situación tiende a agravarse por el desconocimiento del mercado brasileño y de las leyes laborales, así como por la falta de una red de apoyo para salir en busca de un empleo. Los datos publicados por la Operación Acogida – una respuesta dirigida por el gobierno brasileño a la afluencia de personas desplazadas de Venezuela – muestran que los hombres tienen tres veces más probabilidades de ser contratados con una oferta de trabajo señalada en comparación con las mujeres refugiadas y migrantes.

Conscientes de estas dificultades, ACNUR y ONU Mujeres identificarán los perfiles de las familias monoparentales encabezadas por mujeres en los albergues de Roraima y, a partir de este estudio, actuarán en cuatro frentes: dos directamente con las empresas, y dos involucrando, apoyando y supervisando a las mujeres que se beneficiarán del plan.

Acción con las empresas – basándose en las plataformas ya existentes, como Empresas con Refugiados, el programa conjunto Moverse, y los Principios de Empoderamiento de las Mujeres (PEM), ACNUR y ONU Mujeres sensibilizarán a las empresas que participen en estas iniciativas para que se ofrezcan más oportunidades a las mujeres refugiadas y migrantes que tienen a su cargo a niñas, niños y adolescentes.

Además, se incentivará el desarrollo de políticas internas que promuevan la igualdad de oportunidades y responsabilidades entre hombres y mujeres, como la concienciación sobre la redistribución del trabajo de cuidados, el apoyo al pago de guardería y la escuela, y la oferta de espacios educativos y de cuidados para hijas e hijos dentro de las propias empresas.

Acción con las mujeres – Junto con la Operación Acogida, se identificará a las mujeres 'que deseen ser reubicadas al interior del país y que sean las únicas cuidadoras de niñas, niños y adolescentes, así como los procesos de selección en los que puedan participar. Una vez seleccionadas, ACNUR y ONU Mujeres proporcionarán capacitación e información para que estas mujeres estén preparadas cuando lleguen a su destino, con instrucciones, por ejemplo, sobre cómo acceder a los servicios y redes de protección. Además, se ofrecerá ayuda financiera para cubrir los gastos durante tres meses mientras las mujeres y sus familias se adaptan a la nueva ciudad.

Una vez empleadas y adaptadas a la nueva ubicación, las mujeres serán supervisadas por ACNUR y ONU Mujeres, con el fin de evaluar y mejorar el plan de trabajo conjunto. Con la misma intención, las empresas contratantes recibirán capacitación y asesoría durante seis meses después de la contratación de las mujeres refugiadas y migrantes.

Cómo participar – La participación de las mujeres se basará en el trabajo de identificación realizado con la Operación Acogida en Roraima. Las empresas interesadas en participar en la iniciativa pueden ponerse en contacto con [email protected] y [email protected]. La participación es gratuita, pero la empresa debe someterse a una evaluación previa y firmar un compromiso público orientado al empoderamiento de las mujeres refugiadas y migrantes en Brasil.