ACNUR pide que se facilite el desembarco del Aquarius y se resuelvan luego otras cuestiones

Sobrevivientes rescatados en el Mediterráneo por el Aquarius, operado por las organizaciones Médicos Sin Fronteras y SOS Mediterránee.   © Karpov/SOS MEDITERRANEE

GINEBRA, Suiza - ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, hace hoy un llamamiento a los gobiernos implicados para que permitan el desembarco inmediato de cientos de personas que se encuentran desde el sábado a bordo del barco de rescate Aquarius en el Mediterráneo.

“Se trata de un imperativo humanitario urgente”, declaró Vincent Cochetel, Enviado Especial de ACNUR para el Mediterráneo Central. “La gente está en peligro, se están quedando sin provisiones y necesitan ayuda de inmediato”. Cuestiones como quién tiene la responsabilidad o cómo debe esta compartirse mejor entre los Estados, se pueden analizar posteriormente.  

Unas 629 personas están en estos momentos a bordo del Aquarius, entre ellas, más de 100 niños. La embarcación se encuentra entre Malta e Italia, y hasta el momento, ningún país ha aceptado el desembarco.

“Básicamente, el principio del rescate en el mar no se debe poner en cuestión a causa de incidentes como este. Los gobiernos de otros países deben apoyar a aquellos directamente afectados por las llegadas marítimas, lo que podría implicar el desarrollo de un mecanismo predecible para el desembarco en la región, basado en una buena cooperación entre Estados y otros actores relevantes”, añadió Vincent Cochetel.

En lo que va de 2018, Italia ha recibido más de 13.706 llegadas marítimas, lo que supone un descenso significativo en comparación con años precedentes. (118.874 en 2017; 181.436 en 2016; 153.842 en 2015).