Informe Semestral de Tendencias

Poblaciones desplazadas por la fuerza*

Se estima que, a finales de junio de 2022, había 103 millones de personas desplazadas por la fuerza que tuvieron que abandonar sus hogares debido a persecuciones, conflictos, violencia, violaciones a los derechos humanos y acontecimientos que alteraron gravemente el orden público.

Esta cifra supone un aumento de 13,6 millones (más del 15%) en comparación con el cierre de 2021, es decir, un número mayor a la población entera de Bélgica, Burundi y Cuba.

Por otra parte, se estima que, a mediados de 2022, una de cada 77 personas en el mundo había sido desplazada por la fuerza, o sea, más del doble en relación con la década anterior (una de cada 167 personas en 2012). La evaluación de ACNUR sugiere que el número de personas desplazadas por la fuerza seguirá creciendo en lo que resta del año.

*El término “personas desplazadas por la fuerza” comprende refugiados, solicitantes de asilo, desplazados internos y otras personas que necesitan protección internacional. Sin embargo, no incluye a personas que no contempla el mandato de ACNUR y excluye otras categorías, como retornados y personas apátridas no desplazadas. Conocer más sobre la definición (disponible en inglés).

 

Personas refugiadas, solicitantes de asilo, y otras personas que necesitan protección internacional por país de origen | Mediados de 2022

La guerra en Ucrania detonó el desplazamiento de personas que ha crecido con mayor velocidad en la historia desde la Segunda Guerra Mundial

El desplazamiento de personas provocado por la invasión rusa de Ucrania es uno de los más grandes y de más rápido crecimiento desde la Segunda Guerra Mundial. 

En los primeros días de la guerra, más de 200.000 personas refugiadas cruzaron la frontera con países vecinos. A mediados de 2022, había 5,4 millones de personas refugiadas de Ucrania fuera del país, y 6,3 millones de personas habían sido desplazadas dentro de él.

 

Principales flujos de desplazamiento forzado transfronterizo | 1980 – Mediados de 2022

Personas refugiadas, solicitantes de asilo y otras que requieren protección internacional

El número total de personas refugiadas* en el mundo aumentó un 24 por ciento: de 25,7 millones a finales de 2021 a 32 millones a mediados de 2022. Este incremento se debe, en gran medida, al número de personas refugiadas de Ucrania que está huyendo de la guerra en su país. A finales de junio, más de la mitad de todas las personas refugiadas (56%) – incluidas aquellas que necesitan protección internacional – provenía de Siria, Venezuela o Ucrania.

A mediados de 2022, Türkiye era el país que había dado acogida al mayor número de personas refugiadas en el mundo (3,7 millones); en Colombia se encontraba la segunda población refugiada más grande (2,5 millones), incluidas otras personas que necesitan protección internacional; y Alemania se convirtió en el tercer país de acogida con la población refugiada más grande (2,2 millones de personas). Les siguen Pakistán y Uganda, con 1,5 millones de personas refugiadas cada uno.

Por otra parte, el número de solicitantes de asilo en espera de una decisión llegó a 4,9 millones a mediados de 2022, lo que supuso un aumento en comparación con los 4,6 millones de personas que se encontraban en la misma situación a finales de 2021.

*Salvo que se especifique lo contrario, el término “personas refugiadas” incluye también a personas en situación similar a la de refugiados y otras que necesitan protección internacional.

 

Personas desplazadas internas 

En la primera parte del año, se reportaron más de 9,6 millones de nuevos desplazamientos por violencia y conflictos. La mayor parte se suscitó en Ucrania, donde se han dado casi tres cuartos (74%) de todos los desplazamientos internos más recientes.

No obstante, a pesar del alto al fuego en marzo de 2022, en la región etíope de Tigray también se observaron desplazamientos considerables; lo mismo ocurrió en Myanmar, Burkina Faso, República Centroafricana, Mozambique y República Democrática del Congo.

 

Nuevos desplazamientos | Enero – Junio de 2022

En busca de soluciones

Para acabar con su situación (con un estatuto temporal de refugiado), la mayoría de las personas refugiadas preferiría volver a su país de origen en condiciones seguras y dignas tras haberlo decidido de manera libre e informada.

En el punto más álgido de la pandemia de COVID-19 (en 2020 y 2021), las restricciones al tránsito obstaculizaron los retornos a países de origen, el reasentamiento en terceros países y la naturalización de personas refugiadas en los países de acogida. Con base en las estadísticas de los primeros seis meses de 2022, el impacto de la pandemia ha disminuido notoriamente. En este período, 162.300 personas refugiadas – en 47 países de acogida distintos – volvieron a casa (27 países de origen); de igual forma, 1,3 millones de personas desplazadas internas pudieron volver a sus zonas de origen.

Más de la mitad de las personas refugiadas retornaron a Sudán del Sur (principalmente desde Uganda); no obstante, también fue significativo el número de personas de Siria y Côte d’Ivoire que volvió a casa.

Por otra parte, 42.300 personas refugiadas de 73 países distintos fueron reasentadas en los primeros seis meses de 2022, lo cual supone un incremente sustancial en comparación con las cifras del mismo período durante la pandemia de COVID-19 (16.300 reasentamientos en 2021; y 17.400, en 2020).

 

En América Latina y el Caribe

Venezolanos y nicaragüenses fueron, respectivamente, el primer y el tercer grupo poblacional entre las personas que solicitaron la condición de refugiado en la primera mitad de 2022: las solicitudes presentadas por ciudadanos de Venezuela fueron 106.900; de Ucrania 99.600; de Nicaragua 81.500; de Afganistán 80.000; y de Siria 51.300. Las nuevas solicitudes presentadas en las Américas aumentaron del 146% con respecto al mismo período del año pasado, alcanzando un total de 435.600. Notablemente, 2 de cada 5 solicitudes (el 41%) realizadas en el mundo en el primer semestre de 2022 fueron presentadas por ciudadanos de países de América Latina y el Caribe, en particular por personas procedentes de Venezuela, Nicaragua, Cuba, Honduras, y Colombia.

Al corte de 30 de junio de 2022, había 5,6 millones de personas refugiadas y otras personas que necesitan protección internacional procedentes de Venezuela, en el mundo, con un aumento del 21% registrado en la primera mitad de 2022, mientras Colombia fue el segundo país de acogida, con 2,5 millones de personas. En cuanto a la relación entre el número de personas acogidas en sus territorios y el total de la población nacional, tres países de América Latina y el Caribe se encuentran en los primeros 5 lugares a nivel mundial: Aruba, en primer lugar, con 1 persona refugiada u otra persona que necesita protección por cada 6 ciudadanos; Curazao, en tercer lugar, con una proporción de 1 a 11; y Colombia, en el quinto lugar, con una proporción de 1 a 21.

 

Leer el Informe Semestral de Tendencias de 2022

(Disponible en inglés)

Las cifras que aparecen aquí fueron proporcionadas por los gobiernos y por las oficinas de ACNUR en distintas partes del mundo. Si se consideró necesario, no obstante, se complementaron con datos obtenidos de organizaciones no gubernamentales. Salvo que se indique lo contrario, las cifras se relacionan con acontecimientos específicos únicamente.