ACNUR comienza repatriación de refugiados desde la República del Congo

A small convoy of boats on Saturday took 79 refugees from Betou in Republic of the Congo to Dongo in northern Democratic Republic of the Congo. [for translation]

Un convoy fluvial para la repatriación de 79 refugiados se dirige por el río Ubangui a Dongo, provincia de Equateur.  © ACNUR

GINEBRA, 11 de mayo (ACNUR) – La agencia de las Naciones Unidas para los refugiados ha iniciado un programa de repatriación para decenas de miles de refugiados que desean retornar a la República Democrática del Congo desde la vecina República del Congo.

La operación comenzó el sábado con un pequeño convoy de barcos que transportó a 79 refugiados por el río Ubangui desde la ciudad de Betou en la República del Congo hacia Dongo, en la provincia de Equateur, al norte de la República Democrática del Congo. El martes un segundo convoy trasladó a 323 refugiados desde la localidad de Eboko, cruzando el río Dongo. Otros 246 refugiados serán repatriados hoy desde la aldea de Ikpengbele, cerca de Betou, a la ciudad de Libenge, en la República Democrática del Congo. Otro convoy de Ikpegbele a Libenge está previsto para el próximo martes.

Más del 85 por ciento de los retornados son mujeres y niños y han sido acompañados hasta sus lugares de origen en la provincia de Equateur. Este año ACNUR planea ayudar a 49.000 refugiados a regresar desde la República de Congo y a 32.000 el próximo año. La agencia también tiene previsto repatriar a los refugiados congoleños desde la República Centroafricana, aunque el programa está aún en desarrollo. Con los refugiados dispersos en una amplia área a lo largo de zonas remotas, la operación de la República del Congo será un gran desafío logístico para ACNUR y sus socios.

Los refugiados repatriados del convoy de la semana pasada, estaban entre un estimado de 143.000 civiles que huyeron a países vecinos (123.000 a la República del Congo y 20.000 a la República Centroafricana) para escapar de los enfrentamientos interétnicos provocados por las disputas pesqueras y agrícolas en Equateur a finales de 2009. Aquellos que cruzaron a la República del Congo buscaron seguridad en asentamientos aislados en la ribera del Oubangui, 100 mil personas más buscaron protección en otras partes de Equateur y a medida que la situación mejoró, la mayoría regresó a sus aldeas. Sólo unos pocos miles retornaron desde la República del Congo, pero muchos regresan frecuentemente a controlar sus tierras.

ACNUR ha ayudado a los repatriados con el suministro de artículos de primera necesidad y la construcción de más de 200 alojamientos para las personas más vulnerables. También ha promovido la reconciliación entre las comunidades de Enyele y Munzaya, que firmaron un pacto de no agresión a principios del año pasado.

Como parte del programa de reconciliación, en octubre pasado ACUNUR fundó una estación de radio comunitaria que también puede escucharse del otro lado del río.