Nueva vida en nuevas casas para víctimas de inundaciones en Pakistán

ACNUR entregó 400 nuevas casa de una habitación a una comunidad de pescadores en Pakistán que perdió sus hogares en las devastadoras inundaciones de 2010.

Zakir Hussain y su familia frente a su nuevo hogar construido por el ACNUR. La familia pertenece a la comunidad Jam de Pakistán, que tradicionalmente vive en alojamientos sencillos sobre la ribera del Indo.  © ACNUR/Q.Afridi

DERA GHAZI KHAN, Pakistán, 23 de mayo (ACNUR) – La agencia de la ONU para los refugiados, en conjunto con las autoridades locales, entregó 400 nuevas casa de una habitación a una comunidad de pescadores en Pakistán que perdió sus hogares en las devastadoras inundaciones de 2010.

Las familias que recibieron las nuevas casas pertenecen a la comunidad Jam, que por décadas ha vivido en la ribera del río Indo, en alojamientos improvisados o simplemente bajo sus botes. Las inundaciones que azotaron gran parte de Pakistán en 2010 se llevaron sus hogares y las pocas pertenencias que tenían. El ACNUR escribió una nota sobre esta difícil situación en mayo pasado.

"No estamos acostumbrados a estas casas", dijo Zakir Hussain, quien se mudó junto a su familia a Boat Model Town hace varios meses. "Al principio, experimentamos un pequeño choque cultural, pero ahora estamos muy agradecidos de tener un techo sólido sobre nuestras cabezas".

El terreno para la nueva urbanización fue cedido por el gobierno de la provincia de Punjab, y cada unidad consiste en un ambiente común, una pequeña cocina y un baño separado.

La nueva posesión de las familias del terreno y propiedad se complementa con una restauración gradual de muchos derechos básicos que se les han sido negados a este grupo marginal por décadas. También hay planes para que reciban documentos nacionales de identidad y tengan su propio centro comunitario, una mezquita y suministro de agua, así como también acceso a la salud y educación.

Las viviendas son parte de las casi 4.000 casas de una habitación que el ACNUR ha construido para las víctimas de las inundaciones del área de Punjab. Las intervenciones de respuesta a las inundaciones de la agencia apuntaron a las víctimas más vulnerables del desastre, que incluían a personas con discapacidad, mujeres cabeza de familia y familias imposibilitadas de reconstruir sus propios hogares.

"Solíamos beber agua del río y no teníamos infraestructura de salud o sanitaria, ni escuelas para los niños", dijo Bashir, la esposa de Zakir, al recordar sus vidas en el pasado. "Para nosotros, que nacimos y crecimos en los botes, tener una casa y poder vivir una vida normal es como un sueño".

En la ceremonia de entrega de las viviendas, el Representante del ACNUR en Pakistán Neill Wright agradeció al gobierno pakistaní y, en particular, al gobierno de Punjab por proveer las tierras. "El acceso a la vivienda es un derecho humano básico", dijo. "Estoy orgulloso de que junto a entidades del gobierno y no gubernamentales, el ACNUR ha podido apoyar al gobierno en la asistencia a las víctimas más vulnerables de las devastadoras inundaciones de 2010".

Además de las viviendas en Punjab, el ACNUR ha constrido alrededor de 30.000 viviendas más en las provincias de Sindh, Balochistan y Khyber Pakhtunkhwa, que también fueron afectadas por las inundaciones en 2010 y de nuevo en 2011.

Por Qaiser Khan Afridi en Dera Ghazi Khan, Pakistán

Gracias a la voluntaria de UNV Online Alina Versace por el apoyo ofrecido con la traducción del inglés de este texto.