ACNUR y UNICEF lanzan un plan para proteger a mujeres y niños refugiados

Blue Dot hubs to boost protection for children and families on the move across Europe. [for translation]

Niños en el centro de apoyo para menores y familias de Vinojug, en la ex República Yugoslava de Macedonia, donde las familias refugiadas tienen acceso a una serie de servicios, entre ellos actividades de apoyo psicosocial.  © ACNUR/V.Borizovski

GINEBRA, 26 de febrero de 2016 (ACNUR) – La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) han presentado hoy una iniciativa conjunta para reforzar la protección del creciente número de menores y otras personas con necesidades específicas que llegan a Europa.

ACNUR y UNICEF han anunciado que están montando hasta 20 centros de apoyo a niños y familias, que se denominarán "Puntos Azules", a lo largo de las rutas de migración más utilizadas en Europa.

En una declaración conjunta, los dos organismos de las Naciones Unidas, dijeron que estos centros especiales de apoyo, marcados con el símbolo del "Punto Azul", proporcionarán un lugar seguro para los menores y sus familiares, así como servicios esenciales, localización de familiares, protección y asesoramiento en un solo espacio.

Los "Puntos Azules" tienen como objetivo prestar apoyo a las familias y personas vulnerables en tránsito, y particularmente a los numerosos menores no acompañados o separados de sus familiares, que corren el riesgo de contraer enfermedades, sufrir traumas y convertirse en víctimas de violencia, explotación y trata de personas.

"Estamos preocupados por el bienestar de los niños y niñas no acompañados y desprotegidos en su recorrido por Europa, muchos de los cuales han vivido la guerra y han padecido dificultades al emprender estos viajes solos", declaró el Alto Comisionado Asistente para la Protección, Volker Türk. "Los centros desempeñarán un papel clave en la identificación de estos menores y les ofrecerán la protección que necesitan en un entorno no familiar, en el que podrían estar en riesgo", añadió.

En la actualidad ya se encuentran operativos – o a punto de abrir – los primeros "Puntos Azules" en Grecia, la ex República Yugoslava de Macedonia, Serbia, Croacia y Eslovenia. Estos 20 centros estarán en funcionamiento a lo largo de los próximos tres meses. La iniciativa también cuenta con el apoyo de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y de socios nacionales sobre el terreno.

El Punto Azul en el centro de acogida de Moria, en la isla griega de Lesbos, lleva funcionando desde finales de enero y su labor ya ha tenido un gran impacto.

Una tarde de esta misma semana, Roshan*, una madre afgana de 24 años, acompañada por voluntarios, se dirigió al personal del ACNUR que trabaja allí. Roshan, que iba acompañada por su hijo de 3 años, dijo que había sido víctima de abusos por parte de los traficantes durante su huida de Pakistán a través de Irán y Turquía.

Según Monique Rudacogora, oficial de protección de ACNUR en Lesbos, los traficantes mintieron, robaron y agredieron a Roshan y a otras mujeres que viajaban con ella. En Turquía, los traficantes retuvieron a Roshan durante 25 días en un hostal hasta que la llevaron a la playa, donde embarcó en una lancha neumática rumbo a Grecia. El personal del ACNUR aconsejó a Roshan que se informara sobre la posibilidad de solicitar asilo y reunificación familiar, desmintiendo así la información facilitada por los traficantes.

Los "Puntos Azules" llegan en un momento en el que las mujeres y niños representan dos tercios de las personas que están llegando a Europa: en febrero, mujeres y niños conformaban cerca del 60% de las llegadas por mar, en comparación con el 27% en septiembre de 2015. Los centros también tienen como objetivo identificar y ofrecer protección a niños y adolescentes que viajan solos y reunirlos con sus familiares en la medida de lo posible, siempre en función del interés superior del menor.

No obstante, la identificación de menores es un desafío. En algunos países, los viajeros jóvenes fingen ser adultos para evitar que los retengan o retrasen en sus viajes, exponiéndose al riesgo de ser explotados. Durante el pasado año, más de 90.000 menores no acompañados o separados de sus familiares fueron registrados y solicitaron asilo o fueron tutelados en Europa, la mayoría en Alemania y Suecia.

Los "Puntos Azules" serán claramente identificables y ofrecerán un paquete básico de servicios estandarizado, proporcionado por diferentes organizaciones, entre las que se encuentran las Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y ONG socias. Sin embargo, esta iniciativa no exime a los Estados de la responsabilidad y obligación de hacer todo lo posible para apoyar y proteger a los que huyen de la guerra y la violencia, en particular las personas con necesidades específicas.

Mapa de los Puntos Azules [PDF]

Los servicios ofrecidos en estos centros incluyen:

  • restaurar los vínculos familiares – servicios proporcionados por la Cruz Roja y la Media Luna Roja;
  • reunificación familiar;
  • espacios acogedores para niños y madres con bebés o preescolares;
  • habitaciones privadas para ofrecer orientación y asesoramiento;
  • primer apoyo psicosocial;
  • asesoramiento legal;
  • espacios seguros para que mujeres y niños puedan dormir;
  • trabajadores sociales;
  • puntos de información con conexión Wi-Fi.

*se han cambiado los nombres por motives de protección.

Gracias a la Voluntaria en Línea Luisa Merchán por el apoyo ofrecido con la traducción del inglés de este texto.