Alto Comisionado para los Refugiados en Libia: ACNUR refuerza su respuesta humanitaria

Un niño libio desplazado de la ciudad de Sirte se sienta en un colchón distribuido por la Media Luna Roja en Alarbaeen, Libia, en 2016.  © ACNUR

GINEBRA, Suiza, 21 de mayo de 2017 (ACNUR) -- La Agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR, ha anunciado que está reforzando su presencia y programas en Libia en respuesta al empeoramiento de la crisis humanitaria a causa del conflicto, de la inseguridad, de la inestabilidad política y del colapso económico en el país norteafricano.

Dada la creciente complejidad de los movimientos de refugiados y migrantes a través y desde Libia, el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, visitó Trípoli el domingo 21 de mayo. Durante su misión, se reunió con refugiados y migrantes en varios de los numerosos centros de detención de Libia.

"Me impactaron las duras condiciones en las que se encuentran detenidos refugiados y migrantes, generalmente debido a la falta de recursos", afirmo Grandi. "Niños, mujeres y hombres que ya han sufrido demasiado no deberían soportar condiciones de tal dureza".

Unos 300.000 libios han sido desplazados por el conflicto en el país. En total, más de 1,3 millones de personas necesitan urgentemente asistencia humanitaria, cifra que incluye a desplazados internos en el país (IDPs), comunidades de acogida, migrantes, refugiados y solicitantes de asilo.

Cientos de miles de personas en Libia se han visto afectadas por el desmoronamiento del orden público, la ausencia o precariedad en el acceso a asistencia sanitaria, medicamentos básicos, comida, agua potable, albergue y educación. En respuesta a esta situación, ACNUR ha aumentado la operación humanitaria que venía desarrollando en el país y está reforzando su cooperación con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) con el objetivo de unir las fuerzas de ambas organizaciones.

"No deberíamos subestimar los retos de trabajar en un ambiente inestable y volátil como es el que prevalece actualmente en Libia", dijo Filippo Grandi. "Nuestra capacidad para garantizar el acceso y la prestación efectiva de la protección y asistencia necesarias plantea un desafío permanente. Las personas a las que tratamos de ayudar, así como el personal de ACNUR, viven y trabajan bajo una enorme presión y grandes riesgos".

Junto con las nuevas oficinas y centros de desarrollo comunitario para refugiados y solicitantes de asilo, ACNUR está también reforzando su presencia en puntos de desembarco de personas que han sido rescatadas o interceptadas en el mar, este aspecto en estrecha cooperación con la OIM y otros socios.

Al mismo tiempo, ACNUR ampliará su acceso y asistencia humanitaria a los refugiados y solicitantes de asilo vulnerables en los centros de detención gestionados por las autoridades libias, centrándose en las actividades humanitarias de importancia vital y trabajando en la liberación de los refugiados y solicitantes de asilo en detención. En el último año y medio, ACNUR ha conseguido la liberación de más de 800 refugiados y solicitantes de asilo vulnerables. La Agencia de la ONU para los Refugiados está tratando de encontrar soluciones duraderas para ellos.

ACNUR también va a reforzar sus programas de asistencia a desplazados internos libios y a las comunidades que les acogen y que necesitan con urgencia un mejor acceso a servicios básicos, los cuales han resultado gravemente deteriorados debido a la crisis. Entre otras actividades, se pondrán en marcha microproyectos comunitarios de impacto inmediato para ayudar a las comunidades de acogida, personas desplazadas, refugiados y solicitantes de asilo.

Libia continúa siendo el principal punto desde el que parten refugiados y migrantes que intentan llegar Europa por vía marítima. Durante su misión a Trípoli, el Alto Comisionado estuvo acompañado por Vincent Cochetel, recientemente nombrado Enviado Especial para la Situación en el Mediterráneo Central, y quien será el encargado de coordinar la respuesta interregional de ACNUR en un complejo contexto de flujos migratorios mixtos en el Mediterráneo. También estuvo acompañado en su visita a la capital libia por Amin Awad, el Director Regional de ACNUR para Oriente Medio y el Norte de África.