Se alcanza un acuerdo para incrementar las visitas de las familias saharauis separadas

La reunión en Ginebra entre Marruecos, el Frente Polisario, Argelia, Mauritania y ACNUR ha finalizado hoy con un acuerdo para ampliar el programa de visitas familiares entre los refugiados del Sáhara Occidental que viven en los campos cerca de Tinduf, en Argelia, y sus familias en el territorio del Sáhara Occidental.

Las visitas son un elemento clave en el programa de Medidas de Generación de Confianza de ACNUR, que se puso en marcha en 2004 con el objetivo de apoyar a las familias saharauis separadas durante más de 37 años en una de las situaciones de refugiados más prolongadas del mundo. Otro elemento principal del programa son una serie de seminarios que se están llevando a cabo para intentar construir un ambiente de confianza entre todas las partes y complementar así los esfuerzos de Naciones Unidas por encontrar una solución política.

Los participantes observaron que la opción del retorno voluntario de refugiados a sus lugares de origen sería clave en una futura solución política que alcanzaran las partes bajo los auspicios de Naciones Unidas.

"Se agradece este paso mientras trabajamos juntos por una solución para las situaciones de refugio del Sáhara occidental, para que, algún día, los refugiados puedan volver a sus hogares con dignidad", dijo Athar Sultan-Khan, Director de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados. "Estas familias han estado separadas demasiado tiempo y el programa de visitas familiares les permite reencontrarse, para muchos, por primera vez en más de 37 años. No se puede minusvalorar la profunda alegría y esperanza que suponen estos reencuentros de familias", dijo.

El Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon también envió un mensaje de apoyo a los participantes en la reunión, animando a las partes a encontrar el modo de ampliar el programa de Medidas de Generación de Confianza.

Las discusiones han tenido lugar durante dos días y en ellas se ha acordado un nuevo plan de vuelos para las visitas en 2014, así como seminarios adicionales, el próximo de los cuales tendrá lugar en octubre de este año en Portugal. Cerca de 20.000 personas han participado en las visitas familiares desde que empezó el programa.

Las familias saharauis han estado separadas durante cerca de cuatro décadas por la ausencia de una solución política que ponga fin a su sufrimiento. Los refugiados comenzaron a llegar a Argelia en 1976, después de que España se retirara del territorio del Sáhara Occidental y estallaran los enfrentamientos por su control.