Argentina: 10 empresas se comprometen con la inserción socioeconómica de personas refugiadas

Las organizaciones privadas adhieren a un Compromiso con 5 puntos de trabajo en el marco de la iniciativa Talento sin Fronteras Argentina que lidera ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados.

Las empresas se comprometieron a facilitar oportunidades de empleo digno, promover instancias de capacitación, desarrollar acciones de promoción de la empleabilidad, brindar apoyo a emprendimientos, y generar acciones de difusión y sensibilización sobre la temática.  © ACNUR/Andrés Cendali

BUENOS AIRES, Argentina (ACNUR) - Fueron 10 las empresas que se sumaron a trabajar en pos de la inclusión socioeconómica de las personas refugiadas que habitan en la Argentina. Todas buscan lo mismo: contribuir con la situación de las más de 165.000 personas que frente a situaciones de persecución étnica, religiosa, política, conflictos armados, u otras causas, tuvieron que huir de sus países y llegaron al nuestro.

Las empresas International Chamber of Commerce y la Cámara Argentina de Comercio, WeWork, Manpower, Randstad, Banco Ciudad, Adecco, Accenture, Wix y Bubbo. Se comprometieron a facilitar oportunidades de empleo digno, promover instancias de capacitación, desarrollar acciones de promoción de la empleabilidad, brindar apoyo a emprendimientos, y generar acciones de difusión y sensibilización sobre la temática.

Empresas se comprometen con la integración de las personas refugiadas en Argentina

La comunidad internacional se comprometió en el marco del Pacto Mundial sobre los Refugiados (aprobado por la Asamblea General en diciembre de 2018) a trabajar en una solución conjunta y duradera para la situación de las personas refugiadas. “El sector privado no sólo está interpelado aquí y en la Agenda 2030 a trabajar en esta temática, sino que además, al hacerlo, genera espacios de trabajo más inclusivos, diversos, creativos y comprometidos”, sostuvo Alexandra Krause, Representante Adjunta de la Oficina Regional de ACNUR para el Sur de América Latina, en un evento desarrollado ayer con el sector privado en cooperación con el Organismo de las Naciones Unidas para la Migración (OIM) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Antonio Velásquez es venezolano, trabaja en el monitoreo de cámaras de seguridad y compartió: ¨Tener un empleo te cambia completamente el panorama de la vida. Nosotros estamos buscando bienestar personal por eso si la empresa nos tiene en cuenta como profesionales, estaría brindándonos la oportunidad de desarrollarnos como personas¨.

ACNUR trabaja junto con ADRA (Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales) en la inserción laboral de esta población y se preparan para lanzar una plataforma público-privada que convoque a más empresas a trabajar en pos de esta causa. Asimismo, junto con MIRARES (Migrantes Refugiados Argentinos Emprendedores Sociales), apoyan la generación de oportunidades de inclusión económica a través de microemprendimientos. Las historias de las personas demuestran lo central que estas iniciativas son para la construcción de sociedades más justas y pacíficas.