Refugiados afganos llegan a Irán tras escalada de violencia

Un hombre mayor en el alojamiento de Torbat-e-Jam, cerca de la frontera entre Irán y Afganistán (foto de archivo).

Un hombre mayor en el alojamiento de Torbat-e-Jam, cerca de la frontera entre Irán y Afganistán (foto de archivo).  © ACNUR/Sebastian Rich

ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, expresa profunda preocupación por la rápida escalada del conflicto en Afganistán esta semana. En medio de la intensificación de los enfrentamientos en la provincia de Nimruz, en el suroeste del país, casi 200 personas refugiadas afganas se han visto obligadas a huir a la República Islámica de Irán durante el fin de semana.

Un mayor número de civiles podría verse atrapado si no consigue escapar de la situación de gran volatilidad. Se calcula que desde principios de este año casi 400.000 personas afganas se han desplazado dentro del país (unas 244.000 desde mayo).

ACNUR hace un llamado urgente a las autoridades iraníes a mantener abierto el paso fronterizo de Milak ante la intensificación de la crisis humanitaria en Afganistán. No hacerlo, pondría en riesgo miles de vidas. 

En cooperación con la Oficina de Asuntos de Extranjeros e Inmigrantes Extranjeros (BAFIA), ACNUR ha brindado asistencia inmediata a las personas recién llegadas, incluidos alimentos y agua. ACNUR y sus socios se han unido hoy a una misión interagencial dirigida por el gobierno a las zonas fronterizas y a los posibles lugares de acogida, para seguir evaluando las necesidades humanitarias sobre el terreno y ampliar la respuesta.

En conjunto con otros actores humanitarios, ACNUR está preparado para brindar asistencia urgente y apoyar las actividades de recepción, tales como alojamiento de emergencia, letrinas y otros artículos de primera necesidad. También se distribuirán paquetes de higiene, que incluyen jabón y mascarillas, para ayudar a las familias recién llegadas a mantenerse seguras en el contexto de la actual pandemia de COVID-19. 

Con casi un millón de personas refugiadas afganas ya en el país, el Gobierno de Irán ha acogido sistemáticamente a las personas de Afganistán que han huido del conflicto y la violencia durante más de 40 años, incluso mediante la integración ejemplar de las personas afganas en los sistemas nacionales de salud y educación. ACNUR solicita al gobierno que continúe con esta tradición de hospitalidad y protección de vidas. 

Este año no se ha observado ningún desplazamiento de gran escala a través de las fronteras desde Afganistán. Cualquier afluencia importante requeriría claramente que la comunidad internacional intensificara el apoyo inmediato y sostenido tanto a Afganistán como a sus vecinos, en un espíritu de compromiso y responsabilidad compartida.

Para más información sobre este tema, favor de contactar: