Chile: El juego y el deporte como herramientas para fortalecer la integración barrial de familias refugiadas y migrantes en la región de Taracapá

Niño beneficiario del proyecto Fútbol Más, Plaza Arica.

Niño beneficiario del proyecto Fútbol Más, Plaza Arica.  © ACNUR/Álvaro Hamamé V

El programa sociodeportivo desarrollado durante el 2022 por la Fundación Fútbol Más, con al apoyo de ACNUR y OIM – bajo el marco de la Plataforma R4V – tuvo como objetivo promover la inclusión y el bienestar en niños y jóvenes. Según el área de estudios de la organización, un 84,6 por ciento de los más de 140 niños y niñas beneficiarios del proyecto señaló que generó amistades permanentes con sus pares de otros países. 

TARAPACÁ, Chile – Javier Sibada es uno de los tantos niños venezolanos que participó entusiasta del programa Fútbol Más en Iquique. Llegó a la zona norte desde Rancagua para encontrar un nuevo hogar junto a su familia y además, a través del fútbol, pudo comenzar a generar lazos afectivos con amigos de distintas nacionalidades. “Me gusta estar acá porque puedo estar con mis actuales mejores amigos. El profesor nos enseña algunas cosas, como el respeto y aprender cuándo es nuestro turno de esperar. Me gusta jugar con los chicos y darles pases’’, señaló sonriente Javier.

Para desarrollar la iniciativa ‘Integración Barrial’, la Fundación Fútbol Más contó con el apoyo de ACNUR, Agencia de la ONU para los Refugiados, y de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). Ambas instituciones trabajan juntas en el marco de la Plataforma Regional de Coordinación Interagencial R4V, creada para coordinar la respuesta a la situación de las personas refugiadas y migrantes de Venezuela en 17 países de América Latina y el Caribe, incluyendo Chile. Uno de los ejes del proyecto, era mejorar los vínculos comunitarios y la participación ciudadana entre todos los habitantes de un mismo barrio, a través de talleres sociodeportivos de fútbol. Las dinámicas de juego estaban enfocadas en reforzar el trabajo en equipo y la empatía, pero también en entregar herramientas para la organización de la comunidad en torno a la infancia, por ese motivo, también participaron regularmente los apoderados de las niñas y los niños en las actividades denominadas Fútbol en Familia. Rosario Alvarado, una de las apoderadas de barrio Plaza Arica, destacó que: ‘’el profesor los guiaba, los ayudaba en todos los aspectos, porque el niño no sabía muchas cosas, y ahora estoy muy contenta que esté aquí en el barrio’’.

Durante tres meses, las sesiones deportivas estuvieron orientadas a fomentar ambientes saludables y recuperar el uso del espacio público en barrios de acogida de personas refugiadas y migrantes. En este contexto, el Coordinador Regional de Fútbol Más, resaltó que: “la Región de Tarapacá es un territorio con una identidad marcada por diversos procesos migratorios. Este programa busca fortalecer la pertenencia inclusiva de la región, así como incentivar la empatía y comprensión entre las infancias en base al juego y el deporte. Gracias al trabajo diario en las canchas, logramos el objetivo”.

Integración Barrial, benefició a más de 140 niñas y niños refugiados, migrantes y chilenos. Además, realizó una itinerancia para dar a conocer su metodología de trabajo en seis organizaciones – Club Senior Sergio Livington; Campamento Nuevo Chile; Liceo A-7; Junta de Vecinos San Carlos; Junta de Vecinos Unión Pueblo Nuevo y la Junta de Vecinos Nuevo Barrio –. Esta línea de acción permitió que 72 niñas y niños aprendieran sobre el sentido de pertenencia a la comunidad y derechos de la infancia. “Los niños también pueden recuperar su derecho a jugar, a recrearse, que es algo que también han visto imposibilitado por los movimientos migratorios y también ayuda a que los mismos padres o tutores se vayan acercando y comprendiendo que al final tienen muchas más semejanzas que diferencias”, destacó Paulina Martínez, Asociada de Terreno ACNUR (Tarapacá), que participó de las actividades desarrolladas en distintos barrios de Iquique.

Según el área de estudios de Fútbol Más, la cancha deportiva se transformó en un espacio protegido para la comunidad, ya que un 80,8 por ciento contestó sentir seguridad en las actividades desarrolladas en este lugar. Además, un 84,6 por ciento de las niñas y los niños señaló que pudo hacer amistades, sin ningún problema, con niñas y niños de otros países.

La Fundación Fútbol Más, comenzó a trabajar en Chile el 2008 y tiene presencia en 10 países del mundo distribuidos entre África, Europa y América Latina. Desde la Plataforma R4V, tanto ACNUR como OIM, han podido aportar para que el respeto, la responsabilidad y el trabajo en equipo sean valores que niñas y niños como Javier puedan aprender en un barrio seguro e intercultural.