ACNUR aumenta su respuesta a medida que miles de personas huyen de la violencia en Nicaragua

El siguiente contenido corresponde a las declaraciones formuladas hoy por un portavoz de ACNUR en una rueda de prensa en el Palacio de las Naciones, en Ginebra.

Refugiados que huyeron de los disturbios en Nicaragua reciben comida en San José, Costa Rica, el 29 de julio de 2018.

Refugiados que huyeron de los disturbios en Nicaragua reciben comida en San José, Costa Rica, el 29 de julio de 2018.   © REUTERS/Juan Carlos Ulate

ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, hace un llamado a la solidaridad y el apoyo internacional para Costa Rica y otros países que acogen a personas refugiadas y solicitantes de asilo nicaragüenses, mientras miles huyen de las crecientes tensiones políticas, violencia y serias violaciones de derechos humanos en el país.

En los últimos meses, el número de solicitudes de asilo de nicaragüenses en el vecino país de Costa Rica ha aumentado exponencialmente. Actualmente, se presentan un promedio de 200 solicitudes de asilo diarias en Costa Rica. De acuerdo con autoridades costarricenses, se han registrado alrededor de 8.000 solicitudes de la condición de refugiado de nicaragüenses desde abril, y alrededor de 15.000 más recibieron citas para su posterior registro debido a que las capacidades nacionales de procesamiento se vieron desbordadas. El ACNUR está brindando un apoyo inicial a la autoridad de migración para aumentar su capacidad de procesamiento de 200 a por lo menos 500 solicitudes diarias.

ACNUR está fortaleciendo su presencia en la frontera norte de Costa Rica y, en conjunto con el Gobierno costarricense, otras agencias de las Naciones Unidas y ONG socias, está incrementando su capacidad de respuesta para brindar protección y asistencia inmediatas a miles de refugiados y solicitantes de asilo de Nicaragua, tanto en la región norte como en el área metropolitana de la capital, San José.

Muchas de las personas recién llegadas son acogidas por un número estimado de 100.000 a 150.000 familias nicaragüenses que ya estaban instaladas en Costa Rica, y que brindan una red de seguridad inicial a sus amigos, parientes y coterráneos.

ACNUR agradece los esfuerzos de las autoridades de costa Rica para mantener sus fronteras abiertas a los nicaragüenses en necesidad de protección internacional, en línea con su larga tradición de solidaridad. Al mismo tiempo, ACNUR hace un llamado a la comunidad internacional para que brinde apoyo a Costa Rica y a otros países que acogen a refugiados y solicitantes de asilo nicaragüenses, en el espíritu de solidaridad y responsabilidad compartida del Pacto Mundial sobre Refugiados y el Marco Integral Regional de Protección y Soluciones (MIRPS), un plan de acción regional colectivo para fortalecer la protección y promover soluciones duraderas entre los países de origen, tránsito y destino en Centroamérica y México.

Si bien Costa Rica ha recibido la mayoría de las solicitudes de asilo, Panamá, México y los Estados Unidos, también han registrado un aumento en las solicitudes de nicaragüenses en necesidad de protección internacional durante la primera mitad de 2018, con un significativo auge en junio. Sin embargo, en estos países hasta la fecha los números se mantienen en el rango de los cientos. Mientras tanto, otros países como Honduras, El Salvador y Guatemala se están convirtiendo en países de tránsito.

A nivel regional, ACNUR elaborará, en coordinación con las autoridades gubernamentales, el Sistema de las Naciones Unidas y los socios, una respuesta regional integral para abordar las necesidades de protección internacional y humanitarias de los refugiados nicaragüenses.

Además, en la misma Nicaragua ACNUR también le da un cercano seguimiento a la situación de más de 700 refugiados y solicitantes de asilo provenientes principalmente de El Salvador y Honduras, que viven en Managua y otras partes del país. A través de nuestros socios locales se les brinda asistencia a estas personas y familias refugiadas.

Para más información sobre este tema, por favor contactar: