Refugiados de Costa de Marfil siguen entrando en Liberia

El siguiente contenido corresponde a las declaraciones formuladas hoy por un portavoz de ACNUR en una rueda de prensa en el Palacio de las Naciones, en Ginebra.

En medio de la incertidumbre política que continúa en Costa de Marfil, ACNUR sigue registrando la entrada de refugiados marfileños al noreste de Liberia. Desde el sábado se estima que 3.500 personas han entrado en Liberia, y hay informes de nuevas llegadas a comunidades ubicadas a lo largo de la frontera a una media de 150 personas por día.

Siguiendo la política del gobierno liberiano de no hacer campamentos, los marfileños se están estableciendo en las comunidades locales. Los habitantes de los pueblos los han acogido en sus hogares y comparten sus provisiones. Los equipos de ACNUR están inscribiendo y asistiendo a los recién llegados, pero los pueblos quedan lejos unos de otros y debido a las malas condiciones de las carreteras el transporte de los suministros por tierra lleva tiempo.

Mientras tanto, en Guinea, el número registrado de refugiados marfileños recién llegados se mantiene en unos 200, aunque algunos socios de ACNUR han informado de la llegada de nuevos refugiados a la prefectura de Lola ayer por la mañana, información que actualmente está siendo verificada por los equipos en el terreno. A petición de las autoridades locales, ACNUR ha trasladado el grupo a un centro de tránsito en Bosso, a 18 Km. de la frontera.

Los refugiados que han llegado a Guinea han andado durante dos días atravesando la zona del monte Nimba. Algunos estaban descalzos y otros con niños dijeron que durmieron a la intemperie. ACNUR les ha proporcionado comida caliente y otras ayudas ya que huyeron sin sus pertenencias.

Tanto los refugiados de Liberia como los de Guinea provienen de una serie de pueblos a lo largo de la frontera, desde Danane a Guiglo, al oeste de Costa de Marfil. La mayoría son mujeres con niños. Los hombres se quedaron. Los refugiados necesitan urgentemente comida, agua limpia, servicios sanitarios, ropa y productos higiénicos básicos.

Hasta ahora ACNUR no ha registrado movimientos de refugiados en ninguno de los otros tres países que comparten fronteras con Costa de Marfil. Aun así, ha reforzado su capacidad de respuesta a emergencia.

Antes de la crisis actual, ACNUR ya brindó asistencia a unos 13.000 refugiados marfileños que se exiliaron principalmente en Liberia (6.000), Guinea (4.000) y Mali (2.000) durante la guerra civil en su país, que terminó oficialmente en 2005. También apoya a 35.000 desplazados internos en el oeste del país.