Georgia expide documentos de viaje a refugiados chechenos

El gobierno georgiano ha acordado por primera vez el derecho de viajar al extranjero a refugiados chechenos, ganándose los elogios de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados.

Some of the eight Chechen refugees hold up their Convention Travel Documents. [for translation]  © ACNUR/S.Murray-Jones

DUISI, Georgia, 15 de abril de 2009 (ACNUR) – El gobierno georgiano ha acordado por primera vez el derecho de viajar al extranjero a refugiados chechenos, ganándose los elogios de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados por haber cumplido sus promesas.

Los primeros Documentos de Viaje de la Convención expedidos por Georgia han sido entregados a ocho chechenos en el transcurso de una ceremonia celebrada el pasado viernes en el Centro comunitario de Duisi, situado en el cañón de Pankisi, valle fronterizo con Chechenia.

Se espera que gran parte de los 1.000 refugiados chechenos que se encuentran en Georgia presenten sus solicitudes en la oficina local de la Agencia de Registro Civil para obtener sus documentos de viaje. Se tardará aproximadamente dos semanas en tramitar una demanda y entregar el documento.

El derecho a viajar es importante para los refugiados, ya que les permite beneficiarse de las oportunidades de educación, formación y empleo. Esto puede constituir igualmente un requisito previo esencial para una solución duradera para los refugiados, incluida una posible integración local. Además, este derecho ayuda a prevenir los desplazamientos irregulares al establecer una clara obligación de readmisión por parte del estado que entrega el documento.

"Los documentos de viaje son muy importantes para nosotros. Ahora podemos visitar a nuestros familiares y salir del país", ha declarado Kameta, una refugiada chechena que no ha visto a sus familiares desde que huyó a Duisi en 1999, una de las ocho localidades que se encuentran en el amplio valle de la garganta de Pankisi. Se trata de la primera mujer en obtener el documento.

La Convención de Ginebra sobre el estatuto de los refugiados de 1951 establece las bases para la expedición del Documento de Viaje de la Convención, aunque la experiencia del ACNUR ha demostrado que no siempre los gobiernos aceptan su expedición de oficio a los refugiados.

Peter Nicolaus, representante del ACNUR en Georgia, ha felicitado al país por haber mantenido la promesa hecha en el marco de la firma de la Convención en 1989. "El hecho de que Georgia se haya acordado en un momento en el que tiene en mente muchas otras preocupaciones, como los más de 400.000 desplazados internos, hace aún más extraordinaria esta medida", afirmó.

"Sois nuestros amigos y formáis parte de nuestra sociedad y os merecéis los mismos derechos y libertades (que los ciudadanos georgianos)", declaró Koba Subeliani, Ministro para los Refugiados y Alojamiento, a los invitados y refugiados que participaron en la ceremonia de presentación en Duisi.

El ACNUR ofrece protección y ayuda humanitaria a 992 refugiados chechenos, a cerca de 280.000 desplazados internos georgianos y a 1.500 apátridas en una joven democracia que asume las consecuencias de los conflictos secesionistas en las regiones separatistas de Abjasia y Osetia del Sur, así como aquellas del breve conflicto mantenido con la Federación Rusa el pasado mes de agosto.

Por Suzanne Murray-Jones, en Duisi, Georgia