El número de desplazados internos en Kirguistán alcanza ya las 300.000 personas

Violence in southern Kyrgyzstan has forced an estimated 300,000 people to flee their homes and seek shelter elsewhere in the country. [for translation]

Dos hombres llevan su pan abriéndose el paso entre una muchedumbre de personas de origen uzbeco que esperan para cruzar la frontera entre Kirguistán y Uzbekistán.  © REUTERS/Shamil Zhumatov

BISHKEK, Kirguistán, 17 de junio (ACNUR) – Se calcula que en este momento unas 300.000 personas se encontrarían desplazadas en el interior de Kirguistán, según la información facilitada por el gobierno interino de Kirguistán y las organizaciones no gubernamentales presentes sobre el terreno.

A pesar de que un gran número de civiles kisguises están siendo acogidos por familiares y por comunidades de acogida, se calcula que al menos 40.000 personas necesitarían alojamiento. Las autoridades de Kirguistán, que están tratando de restaurar el orden público y el Estado de Derecho, han informado que alrededor de 180 personas han perdido la vida y otros 1.900 han resultado heridos.

La situación en Osh y en las localidades cercanas parece inestable. Según la información recabada se habrían producido enfrentamientos esporádicos en los alrededores de la ciudad de Jalal-Abad, donde la situación sigue siendo tensa. Muchas familias han huido de Osh y Jalal-Abad hacia Bishkek y otras regiones, por temor a nuevos actos de violencia.

ACNUR y otras agencias humanitarias de la ONU en la actualidad no tienen acceso al sur de Kirguistán. A pesar de esta situación, ACNUR ha puesto a disposición del Comité Internacional de la Cruz Roja sus materiales de ayuda humanitaria para que puedan su distribución entre unas 10.000 personas desplazadas en Osh. Las Naciones Unidas están llevando a cabo hoy una evaluación de la situación de la seguridad en el sur del país. ACNUR espera que esta evaluación permita iniciar las operaciones en algunas zonas de Osh.

Está previsto que este fin de semana se inicie un puente aéreo de ACNUR a Kirguistán. Dos aviones cargados con 80 toneladas de ayuda humanitaria provenientes del almacén de emergencia de ACNUR en Dubai permitirán dar asistencia a 15.000 personas. Asimismo, los miembros de un equipo de respuesta de emergencias ya están en el país. También se está desplegando personal adicional para ayudar a dar respuesta a la crisis humanitaria.

Paralelamente, el gobierno de Uzbekistán está prestando asistencia y cobijo a unos 100.000 refugiados que han huido de la espiral de violencia en Kirguistán. La mayor afluencia se ha registrado principalmente en la provincia de Andijan, donde unas 80.000 personas han llegado desde el pasado viernes. Las provincias de Fergana y Namangan acogen a unas 8.000 y 3.500 personas respectivamente. La mayoría de los desplazados están siendo alojados en escuelas, almacenes y en varios centros deportivos. La población de refugiados recién llegados a Uzbekistán necesita ayuda humanitaria adicional, especialmente agua, comida y cobijo.

El puente aéreo de emergencia de ACNUR hacia Uzbekistán, que comenzó el miércoles y continúa hoy (jueves 17 de junio) con nuevos vuelos con destino al aeropuerto de Andijan, lo que eleva a 160 toneladas la ayuda humanitaria entregada hasta el momento. Otros dos vuelos con destino a Andiján están programados para mañana (viernes 18 de junio).

ACNUR tiene previsto completar el despliegue en Uzbekistán de su equipo de respuesta de emergencias el domingo. Algunos miembros de este equipo ya están presentes sobre el terreno.

El valor total de la asistencia humanitaria entregada por ACNUR en Uzbekistán y Kirguistán hasta el momento se eleva a más de 2,5 millones de dólares.