Un encuentro inesperado con Angelina Jolie trae alegría un año después

Thirteen people, including septuagenarian sisters Lena and Mara, move into a US-funded apartment block in Bosnia a year after a visit by Jolie. [for translation]

Lena posa en el exterior de su nuevo hogar sujetando la foto de ella con Mara y Angelina Jolie.  © ACNUR

ROGATICA, Bosnia y Herzegovina, 15 de noviembre (ACNUR) – En abril del año pasado, Lena Babic se hizo una foto junto a la estrella de Hollywood Angelina Jolie en el edificio en ruinas en el que había vivido en el exilio durante años.

Gracias a la generosidad de los donantes que vieron esta conmovedora imagen en la prensa mundial, la mujer de 78 años y su hermana Mara, de 73, pudieron trasladarse a un moderno apartamento en un nuevo bloque de casas a comienzos de este mes.

"Es como un sueño" dice la pequeña Lena, sonriendo y agarrando la valiosa fotografía, recuerdo de la visita de la Embajadora de Buena Voluntad de ACNUR al exterior del edificio, construido con fondos de los Estados Unidos.

"Nos sorprendió recibir visitantes aquella Semana Santa. Durante años he pasado todas las vacaciones sola, como si fuera un día cualquiera" recuerda. "¿Quién iba a decir que aquel día, aquel momento, cambiaría el resto de nuestras vidas?

Este fue un cambio bienvenido después del revés que Lena, Mara y decenas de miles de civiles inocentes sufrieron durante el desmembramiento de la ex Yugoslavia en los 90.

Las dos hermanas huyeron de su aldea en la municipalidad de Gorazde en 1992 y llegaron a Serbia. Vinieron a Rogativa en 1996 y al final acabaron viviendo en el centro de acogida. Muchos de los habitantes del viejo edificio – una antigua escuela convertida en biblioteca – eran ancianos y personas que no podían regresar a sus hogares.

Otras 11 personas fueron trasladadas al nuevo bloque de apartamentos al mismo tiempo que Lena y Mara. Sus apartamentos amueblados tienen todo lo que echaban de menos en su viejo hogar: calefacción, electricidad y agua corriente, así como hornos, frigoríficos y lavadoras.

Los nuevos residentes están claramente felices y agradecidos a Angelina Jolie por haber llamado la atención de la opinión pública sobre su situación, cuando les visitó el año pasado junto a su pareja, el también actor Brad Pitt. Ellos pueden disfrutar la propiedad de por vida, pero la municipalidad es la propietaria del edificio.

El Departamento de Estado de los Estados Unidos donó 500.000 dólares para la construcción del nuevo hogar y permitió el cierre del centro de acogida, uno de los alrededor de 150 que todavía se utilizan para albergar a los desplazados en Bosnia y Herzegovina, donde el gobierno busca soluciones para unos 113.000 bosnios desarraigados y 7.000 refugiados de Croacia. Todavía cerca de 8.600 de estos bosnios permanecen en centros de acogida.

El año pasado, las autoridades de Bosnia lanzaron una estrategia para poner fin al capítulo del desplazamiento en el país. La apertura del nuevo edificio ayudará a alcanzar esa meta.

"Debemos seguir centrados en las necesidades urgentes de este grupo vulnerable y trabajar conjuntamente para encontrar soluciones prácticas, como esta, para dar a la gente una perspectiva de futuro que hace mucho que anhelan" dijo Andrew Mayne, Representante en funciones de ACNUR en Bosnia y Herzegovina.

El embajador de Estados Unidos, Patrick Moon, lideró la ceremonia de inauguración en un frío día de otoño junto a representantes de otras organizaciones que han apoyado el proyecto, entre ellas la municipalidad de Rogativa, el Ministerio para Refugiados y Desplazados de la República Srpska y Hilfswerk Austria.

Después de recibir las llaves de su nueva casa, Lena afirmó "esto es como un cuento de hadas".

Por Mina Jasarevic y Scott Pohl en Rogatica, Bosnia y Herzegovina