Más de 3.000 congoleños huyen de la inseguridad y el sufrimiento en Kivu Norte

UNHCR is concerned more people will be forced to flee if the insecurity and clashes continue in this part of eastern Democratic Republic of the Congo. [for translation]

Estos aldeanos cargan con sus pertenencias en dirección a la frontera con Uganda durante un éxodo anterior en la provincia de Kivu Norte.  © ACNUR/J.Akena

KAMPALA, Uganda, 9 de marzo (ACNUR) – Más de 3.000 civiles congoleños han huido a Uganda desde la provincia de Kivu Norte, en la República Democrática del Congo, para escapar de los nuevos combates que están teniendo lugar desde comienzos de este año.

"Nos preocupa que continúe aumentando el número de personas que se verán obligadas a huir si continúan los combates y la inseguridad", declaró un portavoz el viernes. "Las personas que llegan a Uganda son, en su mayoría, campesinos y en sus testimonios hablan de secuestros, saqueos, acoso y violaciones" añadió.

La gente está cruzando al distrito de Kisoro, en el suroeste de Uganda. Muchos son originarios del distrito de Rutshuru, en Kivu Norte, aunque algunos está llegando desde las zonas de Masisi y Walikale, situadas más al interior de Kivu Norte, a unos 200 y 350 kilómetros de distancia de Uganda respectivamente.

Algunos refugiados han contado al personal de ACNUR que tras los ataques nocturnos por parte de hombres armados, aldeas enteras han huido.

En Kisoro, un hombre congoleño explicó al personal de ACNUR cómo fue agredido sexualmente por varios hombres armados después de que le obligaran a presenciar la violación en grupo de su mujer. Su hija, que se resistió, fue asesinada por este mismo grupo de hombres.

ACNUR ha abierto un centro de tránsito en Nyakabande, en el distrito de Kisoro, con capacidad para 1.000 personas. El centro ofrece alojamiento en tiendas, agua y saneamiento, así como comidas preparadas y atención sanitaria básica.

Mientras tanto, ACNUR está apoyando los centros de salud locales ofreciéndoles medicinas, agua y mobiliario. "Habitualmente trasladamos a refugiados desde el centro de tránsito hasta los asentamientos de Nakivale y Oruchinga, que ya están acogiendo a refugiados congoleños, algunos de los cuales llevan exiliados en Uganda desde la guerra civil de los años 90, así como personas de otras nacionalidades" dijo un portavoz.

ACNUR teme que un deterioro mayor de la situación de seguridad dinamite el proceso tripartito iniciado por la República Democrática del Congo (RDC), Uganda y ACNUR en octubre de 2010 para facilitar el retorno voluntario de refugiados congoleños que viven en Uganda. Cuando se firmó el acuerdo tripartito, 32.000 de los 81.000 congoleños refugiados en Uganda expresaron su deseo de regresar a sus hogares. Más de 7.000 han retornado voluntariamente en 2010 y 2011, pero la renovación de la violencia está obligando a muchos de ellos a volver a Uganda.

Los combates entre las tropas del gobierno, las fuerzas rebeldes y los grupos de defensa locales en la zona este de la República Democrática del Congo, han provocado la huída de 100.000 civiles desde finales de noviembre. La mayoría están en Kivu Norte, donde unas 600.000 personas se encuentran desplazadas, más de un tercio de los 1,7 millones de desplazados que hay en el país.

Por Fatamouta Lejeune-Kaba