Angelina Jolie visita por tercera vez Irak y solicita ayuda para la población desplazada

BAGHDAD – La Embajadora de Buena Voluntad de ACNUR, Angelina Jolie, regresó a Irak el jueves para ofrecer su apoyo a centenares de miles de iraquíes que se encuentran desplazados en su propio país.

Durante su visita a Baghdad, Jolie visitó un asentamiento espontáneo para desplazados internos en el suburbio de Chikook, al noroeste de la capital, donde se reunió con cuatro familias desplazadas del distrito de Abu Ghraib, situado al oeste de Baghdad, así como de los suburbios también de la zona oeste de la capital.

A pesar de las dificultades en Irak, Jolie destacó que éste era un momento oportuno para que los iraquíes pudieran reconstruir sus vidas "Este es un momento en el que las cosas parecen ir mejorando sobre el terreno, aunque los iraquíes necesitarán mucho apoyo y asistencia para reconstruir sus vidas".

Las familias con las que estuvo Jolie, explicaron con preocupación que sus hijos no podían ir a la escuela y que tampoco podían pagar las medicinas para curar sus enfermedades. Un hombre de 43 años, llamado Alí, construyó su casa de ladrillos de adobe en Chikook tras escapar hace cuatro años del distrito de Abu Ghraib con su mujer de 38 años y sus seis hijos.

"La única ayuda que hemos recibido ha sido de ACNUR. Han sido los únicos que han llamado a nuestra puerta. Pero mira que vida llevamos, es muy duro para nosotros" dijo este hombre. "hay que tener mucha fortaleza para poder vivir así. Yo no sé si sería lo suficientemente fuerte como para sobrevivir en esta situación" le respondió Angelina Jolie.

En una casa próxima, la afamada actriz charló con una familia de nueve miembros, incluyendo niños no escolarizados y un bebe que presentaba una erupción por todo el cuerpo. Angelina acunó al recién nacido en su regazo durante la visita. Una de las nueras estudiaba derecho antes de que la violencia forzara a la familia a huir y a abandonar sus estudios.

"De ninguna manera" respondieron los miembros de la familia al unísono cuando la Embajadora les preguntó si querían volver a su antiguo distrito. "Nuestros vecinos regresaron y mataron a tres de sus hijas" dijo la nuera Salwa*. "¿por qué nos tiene que pasar esto a nosotros?" dijo.

"Tienen razón en sentir que ésto no es justo" dijo Jolie, que quiso volver a Irak. "Quería volver y poder encontraros en un lugar mejor y en mejor situación". Confiamos en que ACNUR y el gobierno os apoyen para conseguir un terreno. Necesitais ayuda no porque seais pobres, sino porque sois el futuro de Irak" enfatizó la embajadora de ACNUR, añadiendo que confiaba en que Salwa pudiera convertirse en abogada.

"El panorama en este campo es muy duro pero también se han producido retornos de personas a sus hogares a zonas más seguras", dijo Jolie después "Se han producido algunos cambios. Hay personas desplazadas que retornan, no un número muy alto, pero se están hacienda progresos".

Chikook es hogar para más de 20.000 personas, principalmente mujeres y niños, así como varios miles de habitantes de la zona. No hay agua corriente, no hay un sistema de alcantarillado operative ni carreteras asfaltadas. El área está cubierta de basura, a pesar de la limpieza organizada por ACNUR a principios de año.

ACNUR ha estado transportando por camion agua potable para los residents endurante los últimos meses, y ha trabajado en la rehabilitación del sistema de agua, llevando a cabo también algunas reparaciones en las viviendas.

La Agencia de la ONU para los Refugiados calcula que hay 1,6 millones de iraquíes desplazados dentro del país tras la oleada de violencia sectaria que irrumpió en Febrero 2006, tras el bombardeo a la mezquita de la antigua ciudad de Samarra. Desde mediados de 2008, unas 300.000 personas han retornado a sus hogares en cuanto se produjo una mejora de la situación de seguridad.

Desde abril del año pasado, ACNUR ha proporcionado alojamiento de emergencia y reparación de viviendas para 5.000 familias. Cerca de 20.000 hogares se habrán rehabilitado a finales de este año. Centenares de miles de refugiados iraquíes permanecen en los países vecinos, principalmente en Siria y en Jordania.

Angelina Jolie ha estado en Irak en tres ocasiones. En agosto 2007, visitó a 1,200 refugiados atrapados en el campo de Al Waleed cerca de la frontera con Siria. Ha visitado también el país el pasado mes de febrero, cuando subrayó los problemas a los que se enfrentaban los desplazados internos y solicitó acción urgente para ayudarles.

*Los nombres han sido cambiados por razones de protección.