Crisis siria: Nuevo centro de operaciones humanitarias se abrirá en Jordania

The new centre will enable coordinated planning and logistics, improved information exchange and better analysis of overall financial requirements. [for translation]

Refugiados sirios esperan para inscribirse en Jordania después de cruzar la frontera.  © ACNUR/S.Malkawi

AMMAN, Jordania, 17 de diciembre (ACNUR) – Advirtiendo de los meses difíciles que se aproximan, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, António Guterres, ha anunciado la creación de un centro de operaciones administrado conjuntamente por el Gobierno de Jordania y Naciones Unidas que fortalecerá aún más la coordinación de la respuesta humanitaria a una crisis creciente que podría dejar más de 1 millón de refugiados sirios en los países vecinos para mediados de 2013. En la sola Jordania se calcula que ya se encuentren 250.000 sirios que han huido durante los 20 meses de conflicto.

En declaraciones a los periodistas al término de una misión conjunta de dos días a Líbano y Jordania con la Comisaria de la Unión Europea Kristalina Georgieva, Guterres describió el establecimiento del centro de operaciones como "un salto espectacular en nuestra coordinación común". El plan fue acordado el domingo en una reunión convocada por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Jordania con la participación de varios organismos de la ONU, socios y donantes.

Encabezada por un funcionario del Gobierno de Jordania, con el representante del ACNUR en Jordania como director adjunto, el nuevo centro permitirá una planificación y logística coordinadas, mejorará el intercambio de información y un mejor análisis de las necesidades financieras generales para satisfacer las necesidades de los refugiados sirios en Jordania.

El centro mejorará la planificación de contingencia entre el Gobierno y varias agencias de la ONU y socias, como el ACNUR, el Programa Mundial de Alimentos (PMA), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo para la Infancia de la ONU (UNICEF), y garantizará que las reservas de los artículos de ayuda necesarios para cubrir las necesidades individuadas estén preparadas y disponibles.

Guterres también señaló que ACNUR y sus socios darán a conocer el miércoles en Ginebra un nuevo plan de respuesta regional a la situación de los refugiados sirios. El plan abarcará los programas de 52 agencias humanitarias y ONG implicadas en la respuesta a la situación de los refugiados sirios en los países vecinos durante los seis primeros meses de 2013. Un plan similar para las necesidades humanitarias dentro de Siria también se dará a conocer en la reunión.

El actual Plan de Respuesta Regional para la situación de los refugiados sirios, puesto en marcha a finales de septiembre, solicitó 488 millones de dólares para cubrir las necesidades de unos 710.000 refugiados hasta fines de este año en Jordania, Líbano, Irak y Turquía. Hasta la fecha sólo un poco más de la mitad ha sido recolectada.

Aunque Guterres no dio una cifra para la nueva solicitud del miércoles, dijo que sería "considerablemente mayor" y que las cifras de planificación para los refugiados sirios en la región circundante ahora variaban de 1,1 a 1,8 millones de personas – el peor escenario – para junio de 2013.

"Estamos viviendo un momento crucial en relación con el conflicto en Siria", dijo Guterres. "Creo que es hora de que la comunidad internacional entienda que esto no es un conflicto como cualquier otro. Estamos siendo testigos de una lucha brutal con trágicas consecuencias humanitarias".

Añadió que el conflicto fue "evolucionando de una manera que nos hace prever la posibilidad de que 2013 será mucho más dramático que 2012. Así que el apoyo a los sirios atrapados por el conflicto en el interior del país, a los sirios que están ahora como refugiados en Turquía, Irak, Jordania y Líbano, y a los países de acogida de la región necesita ser reforzado muy fuertemente en 2013".

Teniendo en cuenta su larga historia en recibir a los refugiados palestinos primero, y luego a los iraquíes y a los sirios ahora – a pesar de enormes problemas económicos, sociales y de seguridad – el Alto Comisionado elogió la generosidad de Jordania "en un mundo donde tantas fronteras permanecen cerradas". Agregó que Jordania debería ser un ejemplo para el resto de la comunidad internacional.

Guterres reiteró su petición de más apoyo internacional para los programas humanitarios tanto dentro de la propia Siria como en los países de acogida vecinos, para que las fronteras permanezcan abiertas para aquellos que huyen de la violencia en Siria.

Ha habido un pico en las llegadas de refugiados a Jordania en los últimos días, incluyendo más de 2.000 durante la noche del sábado al domingo y del domingo al lunes – la tasa más alta desde septiembre. Jordania tiene unos 148.000 refugiados registrados. El Gobierno estima que hay otros 100.000 que no se han registrado.

En la región hay en la actualidad unos 520.000 sirios, ya sea registrados o pendientes de registro, en calidad de refugiados en Jordania, Líbano, Turquía, Irak y el norte de África. Al menos 200.000 más no se han presentado para registrarse, pero se espera que muchos busquen esa ayuda ya que el invierno comienza y sus recursos se agotan.

Además de la reunión del domingo con el Ministerio de Relaciones Exteriores para establecer el centro de operaciones conjuntas, Guterres y la Comisaria Georgieva celebraron reuniones en Amman con el primer ministro Abdullah Ensour, el ministro de Exteriores Nasser Judeh y el ministro de Planificación y Cooperación Internacional Jaafar Hassan.

Gracias al voluntario de UNV Online José Carlos López por el apoyo ofrecido con la traducción del inglés de este texto.