ACNUR intensifica sus esfuerzos para dar apoyo a refugiados y civiles en Libia

El siguiente contenido corresponde a las declaraciones formuladas hoy por un portavoz de ACNUR en una rueda de prensa en el Palacio de las Naciones, en Ginebra.

Los equipos de ACNUR en la frontera entre Libia y Túnez informan esta mañana que la situación está llegando a un punto crítico. Según a las autoridades de Túnez, entre 70.000 y 75.000 personas han huido desde Libia a Túnez desde el 20 de febrero. Catorce mil personas cruzaron ayer la frontera, el mayor número hasta la fecha y decenas de miles necesitan de manera urgente medios de transporte para proseguir su viaje y poder llegar a sus países de origen. Se espera que a lo largo del día de hoy lleguen entre 10.000 y 15.000 personas, por lo que es esencial disponer rápidamente de medios de transporte para evitar una crisis humanitaria.

ACNUR montó ayer 500 tiendas de campaña que en la noche de ayer dieron cobijo a 6 a 8 personas por tienda. Durante la mañana de hoy ACNUR sigue montando otras 1.000 tiendas para que un total de 12.000 personas tengan un refugio para pasar esta noche. Además se han organizado dos puentes aéreos adicionales para el jueves con tiendas de campaña y material humanitario para unas 10.000 personas. La situación en cuanto al agua e higiene continúa siendo precaria. ACNUR ha solicitado ayuda al Comité Internacional de la Cruz Roja (ICRC) y a UNICEF para la mejora de estas instalaciones. La población civil de Túnez, la Media Luna Roja tunecina y el ejército de Túnez han estado ofreciendo lo que nuestro personal ha descrito como "un apoyo sin precedentes", pero se encuentran al límite de sus capacidades.

El personal de ACNUR ha visitado el punto fronterizo entre Libia y Túnez y nos han informado de que miles de personas llevan hasta tres días esperando en el lado libio de la frontera para entrar. Estas personas se ven obligadas a pasar la noche a la intemperie, soportando un frío intenso y sin ningún tipo de cobijo. Nos preocupa seriamente que a un gran número de personas de África subsahariana no se les esté permitiendo la entrada en territorio tunecino por este paso fronterizo. ACNUR está negociando con personal voluntario de la comunidad local sobre monitoreo de la frontera.

Mientras tanto en la frontera con Egipto, el Gobierno ha informado de que unas 69.000 personas habrían abandonado Libia por el paso hacia Egipto desde el 19 de febrero. La mayoría de las personas que han atravesado la frontera son ciudadanos egipcios, habiéndose trasladado la mayor parte de ellos a otros pueblos y ciudades. Alrededor de 3.000 personas permanecen en el área de llegadas/salidas a la espera de poder acceder a un medio de transporte para poder proseguir la marcha. ACNUR distribuyó ayer materiales de primera necesidad y comida preparada por la Media Luna Roja egipcia.