Comienzan las clases en una escuela fundada por Angelina Jolie

With a new academic year starting, the inauguration of a new school funded by Angelina Jolie will ensure schooling for girls in a settlement for refugee returnees. [for translation]

Algunas de las niñas en la inauguración de la nueva escuela.  © ACNUR/J.Abiera Belleza

TANGI, Afganistán, 15 de marzo (ACNUR) – El valle de Tangi, localizado a 65 Km. al sur de la capital Kabul, celebró la apertura de una escuela primaria para niñas apenas un año y medio después de que Angelina Jolie visitara el asentamiento para refugiados retornados y expresara su preocupación por la falta de instalaciones para la educación básica de niños y niñas.

La Embajadora de Buena Voluntad del ACNUR aportó US$ 75.000 para construir la escuela en la provincia de Nangargar donde el lunes próximo se iniciará el ciclo lectivo. La escuela cuenta con ocho aulas, cuatro edificios administrativos, un aljibe y ocho letrinas para albergar hasta 800 niñas en dos turnos.

La iniciativa fue bien recibida por los padres que por cuestiones culturales son reticentes a enviar a sus hijas a la escuela donde concurren varones. Hace dos años, se construyeron aulas para proveer educación primaria a más de 1.300 alumnos de ambos sexos. Los niños concurren a la mañana y las niñas a la tarde. Sin embargo, este arreglo no resultó satisfactorio para la mayoría de los padres, ya que las instalaciones disponibles no eran adecuadas para cubrir las necesidades del creciente asentamiento.

Laila, una niña de 14 años cuya familia retornó a Afganistán desde Pakistán en 2008, es una de las beneficiarias de la nueva escuela. "Siempre soñé y tenía la esperanza de poder ir a la escuela", dice Laila al tiempo que admite que "la esperanza de llegar a ser una maestra calificada revivió en mí." Hakima, también de 14, ha estado estudiando en la escuela existente, pero explicó que su educación estaba amenazada por la falta de instalaciones. "La escuela a la que vamos ahora no cuenta con suficientes aulas . . . seis clases se dictan en carpas," y añade que "debido a las cuestiones culturales y de seguridad, he decidido no continuar."

Iqbal Azizi, director del departamento de educación provincial, reconoce que la donación de Angelina Jolie es muy importante ya que asegura un futuro mejor para muchas niñas en Tangi, quienes de otra manera hubieran estado privadas de recibir educación por la ausencia de un edificio para escuela primaria.

En Tangi aún existen tres asentamientos que reúnen a unas 7.800 personas que han retornado desde Pakistán hace más de cinco años. La mayoría son originarios de la provincia de Kunar, pero luego de tantos años en el exilio han perdido todas sus conexiones sociales, sistemas de apoyo, además de sus propiedades en las respectivas aldeas.

Están comenzando nuevamente en Nangarhar con la ayuda de varias agencias humanitarias y las autoridades locales, quienes han brindado provisiones de necesidades básicas como cobijo, instalaciones de agua y educación.

Mientras tanto, el padre de Laila, Ustad, quien trabajó como profesor en Pakistán manifiesta que todas las nuevas escuelas para niñas significan un paso importante en la reconstrucción de Afganistán. "Si queremos construir el futuro de nuestro país, debemos construir escuelas y recibir educación", expresó durante la ceremonia inaugural del establecimiento que comenzará sus funciones la próxima semana.

El ACNUR ha trabajado conjuntamente con UNICEF y autoridades locales para reclutar a maestras mujeres y asegurar la provisión de textos escolares. También hay planes de brindar educación secundaria a jóvenes mujeres en la escuela nueva. Actualmente, sólo dos niñas en Tangi concurren a la escuela secundaria, ubicada a 10 kilómetros del asentamiento.