ACNUR: Imperativo mantener abiertas las fronteras a los que huyen de Libia

ACNUR acogió positivamente las intenciones expresadas por Túnez y Egipto de mantener abiertas sus fronteras ante el flujo de personas que huyen de Libia.

Una mujer y su familia cruza a Túnez desde Libia por el paso fronterizo de Ras Adjir. Miles de personas están huyendo de la violencia desatada en Libia.  © Reuters/Zohra Bensemra

GINEBRA, 23 de febrero (ACNUR) – La agencia de la ONU para los refugiados acogió positivamente las intenciones expresadas por Túnez y Egipto en los últimos dos días de mantener abiertas sus fronteras ante el flujo de personas que huyen de la incesante violencia en Libia.

En un comunicado de prensa, ACNUR expresó que "dadas las continuas denuncias de violencia y violaciones de los derechos humanos que se están dando en Libia, es imperativo que quienes huyen del país puedan alcanzar un lugar seguro". Varios cientos de personas han sido asesinadas en los sucesos violentos que siguieron a las protestas contra el gobierno de la última semana.

En el mismo comunicado se hizo público que ACNUR, siguiendo indicaciones del gobierno tunecino, ha desplegado a su personal en el paso fronterizo de Ras Adjir, al oeste de Libia. El personal de ACNUR está trabajando en colaboración con la Media Luna Roja tunecina y las autoridades del país.

El comunicado indica que el personal de la agencia "va a estar controlando la situación e identificando a aquellos individuos más vulnerables que necesitan asistencia inmediata – como menores no acompañados, mujeres con hijos y adultos mayores". Otro equipo de ACNUR se debería trasladar al país el miércoles.

"Nuestro equipo en la frontera entre Libia y Túnez ha informado de un flujo constante de personas desde ayer. La mayoría de los que llegan son ciudadanos tunecinos que trabajan en Libia. Pero también llegan libios, turcos, marroquíes y ciudadanos de países de Oriente Medio y del Oeste de África".

Por el momento, la gente se está quedando en hostales, alojamientos improvisados o con familias locales. El Ministerio de Defensa tunecino ha identificado un emplazamiento para un campo de refugiados temporal, si fuera necesario. ACNUR colaborará estrechamente con las autoridades para ayudar a establecer estas nuevas instalaciones.

Además, este fin de semana aterrizará en Túnez un avión de ACNUR con tiendas de campaña y otros artículos de emergencia para más de 10.000 personas.