Jóvenes refugiados se reúnen para compartir ideas en cumbre global de ACNUR

Alrededor de 30 refugiados procedentes de países diversos se reúnen en Ginebra para debatir sobre seguridad, educación y otros temas que les afectan.

Jóvenes refugiados de Ruanda, el Congo, Somalia y Angola interpretan una canción sobre sus experiencias en la Consulta Internacional con Jóvenes Refugiados en Zambia.  © ACNUR

GINEBRA, 14 de junio (ACNUR) – En todo el mundo, en países que no podrían ser más diferentes los unos de los otros, jóvenes refugiados enfrentan problemas y retos similares.

Estos van desde la educación hasta la seguridad, y han sido el centro de la Consulta Internacional con Jóvenes Refugiados que se ha celebrado recientemente en Ginebra.

Entre los participantes se encontraba Sarah Yahya, una refugiada iraquí que ahora estudia en Australia.

Sarah es una apasionada de la seguridad de los jóvenes refugiados y le preocupan mucho las barreras y desventajas que enfrentan aquellos de ellos que tienen una discapacidad.

Muy lejos de allí, en los Estados Unidos, Descartes Ronaldo Jean Baptiste, un haitiano solicitante de asilo, está presionando para obtener un mayor reconocimiento de los créditos universitarios en los países donde los refugiados se reasientan.

En Uganda, Simon Marot Touloung, refugiado de Sudán del Sur, hace campaña para tener mejores servicios de laboratorio y biblioteca en el asentamiento de refugiados donde él estudió. Está deseando reunirse con otros refugiados y compartir ideas.

"Los jóvenes refugiados saben mejor que nadie qué es lo que necesitan . . . Necesitamos educación, pero no solo educación, sino educación de calidad", dijo.

Sarah, Descartes y Simon son tres de los cerca de 30 jóvenes refugiados de todo el mundo que han acudido a un encuentro en Ginebra entre el 12 y el 14 de junio.

Organizado conjuntamente por ACNUR y la Comisión de Mujeres Refugiadas ? una ONG internacional que trabaja para proteger y ayudar a las mujeres desplazadas por conflictos y crisis ? este encuentro es la culminación de un proceso de 12 meses que ha buscado dar voz a los jóvenes refugiados.

Los encuentros tenían como objetivo darles la oportunidad de aportar sus intereses y experiencias y colocar sus preocupaciones en una posición más destacada de la agenda humanitaria. Con la participación de jóvenes refugiados de todo el mundo, también ha supuesto una oportunidad para crear una red global.

Simon Marot Touloung, refugiado de Sudán del Sur en Uganda, hace una presentación en la Consulta Internacional con Jóvenes Refugiados en Zambia.  © ACNUR

En Ginebra, los jóvenes refugiados lideraron una reunión de medio día que presentó las conclusiones del proceso de consultas globales a las partes interesadas que incluyen donantes, organismos de las Naciones Unidas, sociedad civil y representantes gubernamentales.

También tomaron parte en las consultas anuales entre ACNUR y organizaciones no gubernamentales, cuyo tema principal ha sido la juventud.

"Los jóvenes refugiados a menudo no tienen acceso a redes de juventud existentes en sus países de asilo, y por extensión, los temas que les afectan específicamente no los entienden otros jóvenes", dijo Nick Sore, uno de los organizadores del proyecto.

"Dentro de la esfera humanitaria se ha dado un movimiento para replantear la discusión y pasar de hablar de las vulnerabilidades y el reto de los jóvenes a reconocer sus capacidades y competencias y aprovecharlas", afirmó.

Sore subrayó que los humanitarios deben empezar a utilizar y desarrollar su potencial sin explotar, a entender sus esperanzas, sus sueños e ideas para el futuro, a trabajar en colaboración con ellos y a proporcionar espacios y oportunidades para que alcancen el liderazgo.

Antes del encuentro, Sarah dijo que la oportunidad de conocer y reunirse con otros refugiados era inspiradora. "Conocerlos y escuchar sus experiencias y sus puntos de vista . . . inspirará y animará a muchos jóvenes refugiados", dijo. "Definitivamente, me inspirará a mí misma a seguir adelante".

Mientras tanto, Descartes consideraba conocer y trabajar en red con otros jóvenes refugiados una oportunidad realmente importante. "Cuando comparto mis historias con otras personas, y otras personas comparten las suyas conmigo, siento que no estoy solo en lo que estoy pasando".

Por Tim Gaynor.

Gracias a la Voluntaria en Línea Esperanza Escalona Reyes por el apoyo ofrecido con la traducción del inglés de este texto.