ONU Brasil, el Gobierno Federal y CNM lanzan la campaña Reubicación+Humana

En representación de ACNUR, OIM y UNFPA, el coordinador residente de Naciones Unidas en Brasil participó en la ceremonia durante la Marcha de los Alcaldes 2019 y destacó la importancia del papel de las alcaldías en la respuesta humanitaria del país.

Niky Fabiancic, coordinador residente del Sistema de Naciones Unidas en Brasil, habla ante alcaldes y alcaldesas de todo Brasil durante el evento de la CNM.   © ACNUR/Alan Azevedo

Recibir, registrar, orientar y acoger en Roraima a personas refugiadas y migrantes procedentes de Venezuela es solo una parte del proceso de respuesta humanitaria del Gobierno Federal, denominado Operación Acogida.

Otra etapa esencial es el Programa de Reubicación Interna, que permite el desplazamiento de estas personas en situación de vulnerabilidad hacia otras ciudades del país, con objeto de ampliar sus posibilidades de inclusión socioeconómica en la sociedad brasileña, además de liberar nuevas plazas para venezolanos en los albergues próximos a la frontera.

Para ampliar esta estrategia de reubicación interna, que cuenta con el apoyo de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), ONU Brasil participó el pasado martes 9 de abril en Brasilia en la Marcha de los Alcaldes 2019, el mayor encuentro de administradores municipales del país, organizado anualmente por la Confederación Nacional de Municipios (CNM).

Niky Fabiancic, coordinador residente del Sistema de Naciones Unidas en Brasil, participó en la ceremonia de lanzamiento de la campaña Reubicación + Humana. También estuvieron presentes Paulo Sergio, oficial de medios de vida de ACNUR, Stéphane Rostiaux, jefe de misión de la OIM, y Jaime Nadal, representante de UNFPA Brasil.

La campaña pretende ampliar el apoyo de los municipios brasileños a la reubicación interna de personas venezolanas, promoviendo la inserción social y profesional de personas refugiadas y migrantes que buscan una oportunidad para empezar una nueva vida.

Fabiancic habló ante los alcaldes y ediles presentes. “Brasil es un país generoso. Un país de migrantes. Por eso, quiero dar las gracias a los alcaldes y alcaldesas de las ciudades de acogida y hacer un llamado a los demás alcaldes para que apoyen esta causa y se sumen a la búsqueda de la integración de estas personas en el país, con objeto de que puedan acceder a empleos formales, contribuir a la sociedad, reunirse con sus familias y tener un futuro próspero y digno”, dijo.

“En nombre del equipo de Naciones Unidas en Brasil, y en especial de ACNUR, OIM y UNFPA, quiero reforzar nuestro compromiso y apoyo con el Gobierno brasileño en este proceso con vistas a crear mejores condiciones de integración para los venezolanos y venezolanas que viven en Brasil, del mismo modo que estamos comprometidos con la atención de las necesidades de los brasileños y las brasileñas en los municipios de acogida del país”, añadió Fabiancic.

En representación del movimiento de municipios, Julvan Lacerda, vicepresidente de la CNM, enfatizó la importancia de la cooperación con las agencias de Naciones Unidas. “Esta asociación es muy relevante para nosotros. Nosotros, los alcaldes, tenemos la oportunidad de extender la mano y recibir aquí a los venezolanos. Tenemos la responsabilidad de abrir las puertas de Brasil a las acciones humanitarias”, afirmó.

El coordinador residente junto con el vicepresidente de la CNM, Julvan Lacerda.   © ACNUR/ Alan Azevedo

Según Lacerda, la CNM actuará para orientar y sensibilizar a los gerentes municipales con el propósito de fortalecer la acogida de personas venezolanas que se beneficien de la estrategia de reubicación interna.

“No le estamos quitando nada a nadie para acoger a estas personas”

Tras el lanzamiento de la campaña tuvo lugar un debate para presentar y discutir el proceso de reubicación interna y las prácticas de acogida e integración de personas refugiadas y migrantes procedentes de Venezuela.

La discusión sobre temas internacionales contó con la participación de alcaldes y alcaldesas, representantes del Ministerio de Ciudadanía y de la Casa Civil, de las Fuerzas Armadas y de las agencias de Naciones Unidas en Brasil. Márcia Lucena, alcaldesa del municipio de Conde (Paraíba), inició el debate y habló de la experiencia de su municipio en la acción de reubicación interna.

“No se le está quitando nada a nadie para acoger a estas personas. Hacemos disponibles las políticas públicas y éstas existen en beneficio de todos. Nuestra experiencia es muy positiva”, afirmó la alcaldesa. “Poder construir esta acogida sin xenofobia es un gran avance. Me siento muy feliz y muy orgullosa”, añadió.

Expansión de la acogida

En abril de 2018, hace exactamente un año, tenía lugar la primera ronda de reubicación interna de venezolanos y venezolanas desde Boa Vista (Roraima) hacia otras ciudades de Brasil. Hoy ya se ha reubicado a más de 5.000 personas refugiadas y migrantes en 85 municipios distintos. De ellas, cerca de un 40% de las que se encuentran en edad activa están en situación de empleo.

Con el lanzamiento de la campaña Reubicación + Humana, el objetivo es ampliar aún más el apoyo de los municipios ante la respuesta humanitaria brasileña.

La iniciativa orienta a alcaldes y ediles sobre las reglas de la reubicación interna, y anima a estos administradores a recibir a personas venezolanas que pueden ayudar a dar respuesta a las necesidades laborales de cada ciudad, por ejemplo en el sector hotelero, en la construcción civil o en la producción agrícola, entre otros. Cabe recordar que el 70% de las personas venezolanas que acceden al país están en edad activa.

Puesto de la Operación Acogida durante la Marcha de los Alcaldes 2019, con participación de ministerios del Gobierno y de agencias del Sistema de Naciones Unidas.   © ACNUR/Alan Azevedo

Pueden participar en el programa todas aquellas personas refugiadas y migrantes que tengan la documentación regularizada por la Policía Federal y que hayan sido inmunizadas y evaluadas clínicamente. Atendiendo a estos requisitos, la persona puede inscribirse voluntariamente para su reubicación interna.

Grupo de Trabajo en nombre de las personas venezolanas

La Operación Acogida, creada en febrero de 2018 por el Gobierno Federal con el apoyo de agencias de Naciones Unidas y de organizaciones de la sociedad civil, es una iniciativa para operacionalizar la asistencia de emergencia para la acogida de aquellas personas refugiadas y migrantes procedentes de Venezuela que se encuentren en situación de mayor vulnerabilidad. La estrategia de reubicación interna forma parte del ámbito de la Operación Acogida.

Las agencias de Naciones Unidas desempeñan papeles fundamentales para hacer viable la respuesta humanitaria en Brasil.

A partir de su mandato de protección, ACNUR apoya el ordenamiento en la frontera, la creación y gestión de albergues y presta soporte a la estrategia de reubicación interna, ofreciendo ayuda financiera para el establecimiento de las personas refugiadas y migrantes en sus nuevas ciudades. De un total de 3.900 personas, más de 2.500 se beneficiaron en 2018.

A partir del Plan Regional de Respuesta Humanitaria para Personas Refugiadas y Migrantes de Venezuela, la OIM brinda apoyo técnico y logístico a la estrategia de reubicación interna, con orientaciones sobre las ciudades de acogida y las condiciones de recepción, distribución de materiales informativos sobre el acceso a servicios, así como apoyo operativo a lo largo de todo el proceso. También trabaja para ampliar las capacidades de la Operación Acogida mediante la emisión de pasajes en vuelos comerciales y chárter que benefician a más de 800 personas.

Por su parte, UNFPA asiste en la información previa al embarque y garantiza que las personas puedan tomar decisiones informadas sobre su traslado a otras zonas del país. También trabaja en la protección contra la violencia de género y por el derecho a la salud sexual y reproductiva, en especial de mujeres y niñas, para lo que da asistencia a gobiernos locales en la preparación y absorción de esta población en los servicios y redes de protección, además de divulgar información sobre los derechos de mujeres, niñas y población LGBTI en Brasil.

Como dijo Fabiancic con ocasión de la Marcha de los Alcaldes, el Sistema de las Naciones Unidas está comprometido con la ayuda humanitaria en Brasil, para lo cual ofrece su apoyo total al Gobierno Federal a través de sus agencias y del Sistema de Naciones Unidas.