Llamado urgente para evitar que se pierda una generación de niños y niñas sirios

GINEBRA, 7 de enero de 2013 – UNICEF, el ACNUR, Save the Children, World Vision y otros socios hicieron un llamado hoy a los gobiernos, las agencias de ayuda humanitaria y al público general a convertirse en campeones para los niños y niñas de Siria y apoyar la estrategia "Que no se pierda una generación" ("No Lost Generation" en inglés) para proteger una generación de niños y niñas sirios de una vida en desesperación, oportunidades disminuidas y futuros rotos.

A través de la estrategia con fondos por US$1.000 millones, las organizaciones enfocan el apoyo público y de donaciones en programas críticos de educación y protección para sacar a la niñez siria de la miseria, el aislamiento y el trauma. La estrategia se devela públicamente una semana antes de una importante conferencia de donantes que tendrá lugar en Kuwait para deliberar sobre la ayuda humanitaria para Siria.

También está lanzándose una enorme campaña de compromiso público bajo el hashtag #childrenofsyria (#niñosdesiria), utilizando las redes sociales para conseguir el apoyo de figuras influyentes y la contribución del público.

"El futuro de estos niños se está escapando, pero todavía tenemos una oportunidad para salvarles", dijo el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, António Guterres. "El mundo debe responder a esta crisis con apoyo internacional inmediato y masivo".

Según las cuatro organizaciones, por casi tres años, los niños de Siria han sido las víctimas más vulnerables del conflicto, al ver morir a sus familias y sus seres queridos, sus escuelas destruidas y sus esperanzas desgastadas. Han sido heridos física o psicológicamente, o de ambas formas. Los niños han sido expuestos a los peores tipos de explotación, incluyendo explotación laboral infantil, reclutamiento de fuerzas y grupos armados, matrimonios tempranos y otras formas de violencia de género.

Más de un millón de los refugiados sirios son niños, de los cuales, unos 425.000 tienen menos de 5 años de edad. La gran mayoría de estos refugiados han huido hacia Líbano, Jordania, Turquía, Egipto e Iraq. Entre ellos, cerca de 8.000 niños han sido identificados como separados de sus familias inmediatas. La situación de más de tres millones de niños desplazados al interior de Siria es aún más precaria.

El ACNUR, UNICEF, Save the Children, World Vision y otros socios a través de la región canalizarán los US$1.000 millones a los programas que, en conjunto con los gobiernos y las comunidades locales, brindarán educación segura, protección frente la explotación, el abuso y la violencia, cuidados y apoyos psicológicos, y brindarán más oportunidades para la cohesión social y la estabilidad en una región ya de por sí volátil.

Estos programas incluyen el fortalecimiento nacional y de los sistemas de protección comunitarios de la niñez, que respondan a las necesidades de niñas, niños y sus familias con un alto riesgo de abuso, negligencia, explotación y violencia, mientras que protegerán a todos los niños de estos riesgos.

La iniciativa también aumentará el acceso a educación de calidad, a través de enfoques formales y no formales, estableciendo cursos intensivos para los niños fuera de la escuela, programas de capacitación vocacional, formación para profesores e incentivos para la creación de ambientes seguros, que reduzcan la exposición de los niños a riesgos futuros.

Dentro de Siria, el acceso a la educación en forma segura para los niños y adolescentes en edad escolar que se encuentran desplazados al interior del país es sumamente crucial. La iniciativa "Que no se pierda una generación" (No lost Generation) brindará educación compensatoria y apoyo psicológico con la organización de clubes escolares para los niños en edad pre escolar y otros niños fuera de la escuela.

"Sin estas inversiones urgentes, puede que millones de niños sirios nunca se recuperen de tantas pérdidas y miedos", dijo Guterres. "Su futuro y el futuro de su nación está en peligro".

Se ha creado un sitio especial en el vínculo www.championthechildrenofsyria.org que cuenta historias de niños que han sido afectados por el conflicto y muestra cómo la inversión en los niños puede generar importantes dividendos, no sólo para las víctimas actuales de la guerra, sino para el futuro a largo plazo de Siria y de la región.

Nota para los editores

Se busca recaudar la mayor parte del financiamiento para la iniciativa "Que no se pierda una generación" (No Lost Generation) a través de dos llamamientos ya existentes: el Plan Regional de Respuesta, dirigido a atender las necesidades de los sirios niños refugiados, y el Plan de Respuesta de Asistencia Humanitaria en Siria, que atiende las necesidades de los niños sirios que se encuentran desplazados al interior de su país.

Descargar el documento informativo sobre la estrategia "No Lost Generation" (en inglés).