ACNUR expresa consternación por brutales ataques de grupo insurgente armado en Mozambique

El siguiente contenido corresponde a las declaraciones formuladas hoy por un portavoz de ACNUR en una rueda de prensa en el Palacio de las Naciones, en Ginebra.

ACNUR expresa consternación por brutales ataques de grupo insurgente armado en Mozambique

En 2020, Adelia (11 años) y su familia abandonaron su hogar en Cabo Delgado, al norte de Mozambique, y ahora viven en un asentamiento de personas desplazadas internas.  © ACNUR/Martim Gray Pereira

ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, manifiesta su preocupación a raíz de los trágicos acontecimientos en Palma, en la provincia de Cabo Delgado en Mozambique.

Se tiene poca información confiable debido a que se ha perdido comunicación con Palma; sin embargo, muchas mujeres, hombres, niñas y niños han abandonado sus hogares para resguardarse en la selva circundante. Otras personas han huido de Palma en busca de protección en otras áreas. Se tienen reportes de decenas de muertes durante los ataques.

Para ACNUR, es sumamente preocupante la violencia que ha sufrido la población civil de Palma, con inclusión de mujeres, niñas y niños, quienes conforman el grueso de las poblaciones desplazadas internas en el país.

Más de cien personas desplazadas viajaron por agua de Palma a Pemba, la capital de la provincia de Cabo Delgado; y alrededor de cuarenta fueron llevadas a Pemba ayer por la tarde en aviones de la ONU. La mayor parte son mujeres, niñas y niños, quienes muestran síntomas de trauma y fatiga.

El personal de ACNUR se encuentra en el puerto local y en el aeropuerto para recibir a las personas desplazadas que llegan a Pemba tras huir del conflicto. Nuestro personal está enviando a las personas en situación de vulnerabilidad (con inclusión de mujeres mayores y niñez que viaja sin compañía) a recibir asistencia y servicios de manera inmediata. Un gran número de personas requiere atención médica urgente.

El 29 de marzo, dos aviones de UNHAS en los que viajaban personas de Palma aterrizaron en el aeropuerto de Pemba. En conjunto con Save the Children, ACNUR logró que la niñez no acompañada y las madres solteras pasaran la noche con familias que les dieron acogida. El hecho de que hayamos intervenido rápidamente evitó que tuvieran que dormir en el aeropuerto.

Se reporta que hay personas tratando de cruzar la frontera con Tanzania. Un grupo que llegó a Pemba le indicó al personal de ACNUR que inicialmente habían tratado de cruzar la frontera para encontrar protección, pero el río imposibilitó el cruce.

Las personas que han llegado a Pemba han compartido detalles de la brutalidad con la que actúa el grupo de insurgentes. Una madre nos dijo que, en 2020, el grupo armado se llevó a su hijo de catorce años. Ella, su esposo y su hija tuvieron que huir para salvar sus vidas. Después del ataque reciente en Palma, la familia se vio obligada a escapar nuevamente.

ACNUR sigue esforzándose para brindar una respuesta humanitaria rápida, sigue evaluando las necesidades que han surgido y sigue dando prioridad a las necesidades más apremiantes que ha identificado. Estamos planeando misiones a zonas aisladas, como Mueda, donde se han instalado personas desplazadas que provienen de Palma.

Más de 43.000 personas de Palma ya habían sido víctimas de desplazamiento a causa de ataques anteriores en Cabo Delgado, una de las provincias más pobres en Mozambique. En total, desde que empezó el conflicto en Cabo Delgado en octubre de 2017, alrededor de 670.000 personas han sido desplazadas en esa provincia y en las provincias vecinas de Nampula y Niassa.

Para obtener más información con respecto a este tema, contacta a: