ACNUR pide 69 millones de dólares para ayudar a los desplazados internos pakistaníes

ACNUR pidió a los donantes 69 millones de dólares adicionales para poder ayudar a más de un millón de desplazados internos en Pakistán durante los próximos seis meses.

Mujeres y niños pakistaníes desplazados disfrutan de cierta privacidad en una tienda de ACNUR y sus anexos. La Agencia para los Refugiados tiene previsto seguir ayudando a aquellas personas que permanecen desplazadas en el interior del país.  © ACNUR/Hélène Caux

ISLAMABAD, Pakistán, 9 de febrero (ACNUR) – El martes pasado, la Agencia de la ONU para los Refugiados pidió a los donantes 69 millones de dólares adicionales para poder ayudar a más de un millón de desplazados internos en Pakistán durante los próximos seis meses.

La cantidad solicitada por ACNUR forma parte de un llamamiento más amplio canalizado por la ONU para conseguir 537 millones de dólares con los que poder continuar suministrando alimentos y otro tipo de asistencia humanitaria a centenares de miles de civiles desplazados por el conflicto en el norte de Pakistán durante el último año.

ACNUR necesita los nuevos fondos para ayudar a aquellos que permanecen desplazados, para proveer de cobijo, atención psicológica y otro tipo de asistencia a las personas que han podido regresar a sus casas, así como para seguir estando preparados en caso de que tengan lugar más desplazamientos en 2010. Asimismo, necesita el dinero para sus operaciones de registro.

En términos de cobijo, ACNUR está proveyendo material para construir unas 25.000 casas temporales para los retornados en la División de Malakand de la Provincia de la Frontera del Noroeste. La Agencia también podría prestar una ayuda similar una vez que las personas puedan regresar a sus zonas, como a Waziristán del Sur o a Bajaur Agency.

El año pasado, ACNUR distribuyó unos 430.000 artículos de asistencia no alimenticia, incluidas 84.000 tiendas de campaña, así como mantas, esteras para dormir, bidones, cubos, mosquiteras, lonas de plástico y utensilios de cocina. En las últimas semanas la Agencia ha ayudado a registrar a más de 280.000 personas que se han visto obligadas a huir de sus casas en el distrito tribal de Waziristán del Sur.

Asimismo, ACNUR se ha apresurado a enviar material humanitario para ayudar a unas 135.000 personas que habían huido de sus hogares para escapar de una operación de las fuerzas de seguridad contra los militantes en Orakzai Agency en diciembre de 2009. Los desplazados buscaron cobijo en las provincias de Hangu y Kohat en las Áreas Tribales Federalmente Administradas (FATA, por sus siglas en inglés).

La Agencia para los Refugiados también está prestando ayuda a desplazados por enfrentamientos en la Provincia de la Frontera de Noroeste en 2009. La mayoría de las personas ha regresado a sus casas, pero unas 100.000 permanecen en 10 campamentos gestionados por ACNUR y el Gobierno.

Este año se espera que los desplazamientos y los regresos sigan teniendo lugar. Las comunidades afectadas se desplazarán de sus casas hacia zonas más seguras por cortos o largos periodos de tiempo. También se esperan movimientos de población desde las familias de acogida hacia los campamentos, dado que las comunidades de acogida están agotando sus recursos.