Cerrar sites icon close
Search form

Buscar el sitio de un país

Perfil de país

Sitio de país

Guterres visita Dadaab y llama la atención sobre la "dramática" crisis de los refugiados somalíes

Historias

Guterres visita Dadaab y llama la atención sobre la "dramática" crisis de los refugiados somalíes

High Commissioner António Guterres visits sprawling, overcrowded Dadaab camp complex in Kenya and draws attention to the Somali refugee crisis. [for translation]
05 de agosto de 2009 Disponible también en:
High Commissioner Guterres talks to a disabled refugee leader in Hagadera camp, Dadaab. [for translation]

DADAAB, Kenya, 5 de Agosto (ACNUR) – El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, António Guterres, al visitar el extenso y superpoblado campamento en el noreste de Kenia, puso en relieve la "dramática" crisis de los refugiados de Somalia y pidió más ayuda a la comunidad internacional.

"Junto con el pueblo y las autoridades de Kenya, en Dadaab nos enfrentamos a una de las más dramáticas crisis de refugiados de los últimos años, en una zona semiárida y alejada de todo. Tenemos cerca de 300.000 refugiados y miles más llegan cada mes," dijo el Alto Comisionado.

Guterres, que se encuentra en una visita oficial de tres días a Kenya, también describió Dadaab el martes como "el campamento que se encuentra en la situación más difícil en el mundo". Situados a unos 90 kilómetros de la frontera con Somalia, los tres campamentos de Dadaab se construyeron para alojar a unas 90.000 personas. Hoy en día son el hogar de más de tres veces ese número de personas, en su mayoría somalíes.

La población de uno de los más antiguos campamentos de refugiados del mundo, necesita urgentemente la mejora de la infraestructura y de las redes de distribución de agua, y la ampliación de servicios como la salud y educación. También se necesita más espacio para la expansión del campamento.

Como la violencia continúa en Somalia, alrededor de 6.500 nuevos refugiados llegan a los campamentos cada mes, poniendo más presión en los desbordados recursos. Sólo a un tercio de los recién llegados se les asignó una parcela para levantar una vivienda y el resto se han visto obligados a quedarse con amigos y familiares.

El Alto Comisionado anunció que el ACNUR proporcionará 20 millones de dólares adicionales, este año, para satisfacer las necesidades de los refugiados y la comunidad local. También pidió una inyección masiva de fondos por parte de la comunidad de donantes para ayudar a los refugiados y la población local.

"Contamos con la cooperación de los gobierno de Kenia y la solidaridad de la comunidad internacional para que esto sea posible y para mitigar el alto precio pagado por la comunidad de acogida, cuyos recursos se están agotando rápidamente."

El martes el Alto Comisionado acompaño a funcionarios del ACNUR y del gobierno de Kenya mientras realizaban un ejercicio conjunto de verificación de las situaciones de asilo prolongadas, encaminado a la actualización del número de refugiados presentes en el campamento. Visitó el hospital del campamento de Hagadera y se dirigió a los maestros y padres en una escuela secundaria gestionada por la comunidad local. También se reunió con representantes de los refugiados y las comunidades de acogida.

Durante su visita Guterres destacó las prioridades del ACNUR. Hizo un llamamiento urgente para la mejora de las condiciones en los campamentos, solicitando más recursos para el agua, el saneamiento, la salud, la nutrición y la vivienda.

También dijo que el ACNUR reasentará a algunos de los refugiados de Kakuma, campamento cercano a la frontera noroeste de Kenia con Sudán. Al mismo tiempo, señaló que se necesita más tierra para desarrollar un nuevo campamento al sur de Dadaab.

El Alto Comisionado subrayó la necesidad de hacer más para apoyar a la comunidad local, que ha sido afectada negativamente por haber acogido a un gran número de refugiados durante un periodo muy largo de tiempo. El ACNUR gastará 6 millones de dólares en proyectos comunitarios para mejorar el medio ambiente, en áreas como reforestación, suministro de agua, servicios de salud y educación para la población local. Otras agencias de la ONU también participarán en el trabajo para mejorar las condiciones de la comunidad local.

"Creo poner en marcha estas prioridades sea una obligación moral para con los refugiados y la comunidad local, la aplicación de estas prioridades," dijo Guterres.

Entre los recién llegados estaba Amir Haji Adnan, de 19 años, quien huyó de su casa en Hawl Wadaag, al noroeste de Mogadiscio, después de que un proyectil impactó en su casa mientras él estaba fuera, matando a toda su familia. "Llegué a casa y vi los cadáveres de mi familia en los escombros. Ya nunca podré quitarme esa imagen de mi cabeza. Tomé un bus y luego caminé durante dos días para llegar aquí, pero no me siento seguro en ninguna parte, ni siquiera aquí," dijo.

El Alto Comisionado habló con varios refugiados, como Zainab Hassan Mohamed, una madre de cuatro hijos quien huyó del centro de Somalia en 1992. "A menos que haya paz en Somalia, vamos a perder la esperanza de retornar a casa," le dijo al Alto Comisionado.

Guterres también sostendrá conversaciones con el Presidente de Kenia Mwai Kibaki, el Primer Ministro Raila Odinga y otros altos funcionarios del gobierno.

Por Yusuf Hassan en Dadaab, Kenia