Antiguos Ganadores

En Fotos: Ganadores del Premio Nansen para los Refugiados

  • 2017 - Zannah Mustapha, defensor de los derechos de los niños desplazados que crecen en medio de la violencia en el noreste de Nigeria para obtener una educación de calidad, fue el ganador en 2017 del Premio Nansen para los Refugiados del ACNUR.
    2017 - Zannah Mustapha, defensor de los derechos de los niños desplazados que crecen en medio de la violencia en el noreste de Nigeria para obtener una educación de calidad, fue el ganador en 2017 del Premio Nansen para los Refugiados del ACNUR.  © ACNUR / Rahima Gambo
  • 2016 - Konstantinos Mitragas en nombre del Equipo de Rescate Helénico y Efi Latsoudi, activista de los derechos humanos de la "villa PIKPA" en la isla griega de Lesbos, son los ganadores conjuntos del Premio Nansen 2016 del ACNUR. El premio reconoce sus incansables esfuerzos para ayudar a los refugiados en Grecia durante 2015.
    2016 - Konstantinos Mitragas en nombre del Equipo de Rescate Helénico y Efi Latsoudi, activista de los derechos humanos de la "villa PIKPA" en la isla griega de Lesbos, son los ganadores conjuntos del Premio Nansen 2016 del ACNUR. El premio reconoce sus incansables esfuerzos para ayudar a los refugiados en Grecia durante 2015.  © ACNUR / Gordon Welters
  • 2016 - Efi Latsoudi de la "villa PIKPA" en la isla griega de Lesvos. Latsoudi es una activista de derechos humanos en PIKPA, donde personas refugiadas vulnerables como niños, mujeres embarazadas y discapacitados han buscado asilo desde 2012.
    2016 - Efi Latsoudi de la "villa PIKPA" en la isla griega de Lesvos. Latsoudi es una activista de derechos humanos en PIKPA, donde personas refugiadas vulnerables como niños, mujeres embarazadas y discapacitados han buscado asilo desde 2012. © ACNUR/ Gordon Welters
  • 2015 - Aqeela Asifi fue galardonada por sus incansables esfuerzos para ayudar a las niñas refugiadas a acceder a la educación. Ella ha cambiado la vida de cientos de jóvenes refugiadas. Aqeela Asifi, refugiada afgana que vive en Pakistán, fue nombrada ganadora en 2015 del Premio Nansen para los Refugiados del ACNUR. Asifi ha dedicado su vida a la educación de niñas refugiadas. A pesar de los recursos mínimos y los desafíos culturales significativos, cientos de niñas han pasado por su escuela, preparadas con habilidades para toda la vida y con esperanza de un futuro más brillante.
    2015 - Aqeela Asifi fue galardonada por sus incansables esfuerzos para ayudar a las niñas refugiadas a acceder a la educación. Ella ha cambiado la vida de cientos de jóvenes refugiadas. Aqeela Asifi, refugiada afgana que vive en Pakistán, fue nombrada ganadora en 2015 del Premio Nansen para los Refugiados del ACNUR. Asifi ha dedicado su vida a la educación de niñas refugiadas. A pesar de los recursos mínimos y los desafíos culturales significativos, cientos de niñas han pasado por su escuela, preparadas con habilidades para toda la vida y con esperanza de un futuro más brillante. © ACNUR/ Sebastian Rich
  • 2014 - Mariposas de Alas Nuevas es una red compuesta por alrededor de 120 voluntarias principales. Cada mujer tiene la tarea de reclutar a cinco mujeres nuevas para que su alcance se amplíe. El grupo se describe como una "red de protección de mujeres que ayudan a las mujeres en el conflicto armado". Parte de su estrategia es mantenerse al margen de los grupos armados -de los cuales hay muchos- en Buenaventura, Colombia. De izquierda a derecha: Maritza Yaneth Asprilla Cruz de 49 años, desplazada interna con 3 hijos: el mayor murió en un trágico accidente. Sufrió de violencia doméstica por su padrastro, se hizo cargo de sus hermanos a muy temprana edad; a los 9 años comenzó a trabajar como empleada doméstica y a los 36 años recibió su diploma de escuela secundaria. Ahora estudia para convertirse en enfermera y enseña a las mujeres sobre autocuidado. Gloria Amparo Arboleda Murillo, desplazada interna de 49 años, cofundadora de la red, madre soltera de dos hijas, se crió en la pobreza extrema; crió a 4 de sus hermanos desde los 7 años (madre discapacitada). En el 2008 ayudó a generar apoyo para una nueva ley para salvaguardar los derechos de las mujeres y la prevención de violencia sexual y de género. Ha enfrentado amenazas directas luego de ayudar a una madre e hija que sufrieron violencia doméstica. Mery Medina de 50 años, madre soltera y en riesgo de desplazamiento. Coordina un grupo de 30 mujeres cuyos esposos/ hijos han sido asesinados o han desaparecido. Ayuda a mejorar su economía ofreciendo talleres de cocina y costura. Trabaja con sobrevivientes de violencia sexual y de género paraa hablar y expresar su emociones. No tenía dinero para estudiar, pero su sueño siempre ha sido convertirse en trabajadora social.
    2014 - Mariposas de Alas Nuevas es una red compuesta por alrededor de 120 voluntarias principales. Cada mujer tiene la tarea de reclutar a cinco mujeres nuevas para que su alcance se amplíe. El grupo se describe como una "red de protección de mujeres que ayudan a las mujeres en el conflicto armado". Parte de su estrategia es mantenerse al margen de los grupos armados -de los cuales hay muchos- en Buenaventura, Colombia. De izquierda a derecha: Maritza Yaneth Asprilla Cruz de 49 años, desplazada interna con 3 hijos: el mayor murió en un trágico accidente. Sufrió de violencia doméstica por su padrastro, se hizo cargo de sus hermanos a muy temprana edad; a los 9 años comenzó a trabajar como empleada doméstica y a los 36 años recibió su diploma de escuela secundaria. Ahora estudia para convertirse en enfermera y enseña a las mujeres sobre autocuidado. Gloria Amparo Arboleda Murillo, desplazada interna de 49 años, cofundadora de la red, madre soltera de dos hijas, se crió en la pobreza extrema; crió a 4 de sus hermanos desde los 7 años (madre discapacitada). En el 2008 ayudó a generar apoyo para una nueva ley para salvaguardar los derechos de las mujeres y la prevención de violencia sexual y de género. Ha enfrentado amenazas directas luego de ayudar a una madre e hija que sufrieron violencia doméstica. Mery Medina de 50 años, madre soltera y en riesgo de desplazamiento. Coordina un grupo de 30 mujeres cuyos esposos/ hijos han sido asesinados o han desaparecido. Ayuda a mejorar su economía ofreciendo talleres de cocina y costura. Trabaja con sobrevivientes de violencia sexual y de género paraa hablar y expresar su emociones. No tenía dinero para estudiar, pero su sueño siempre ha sido convertirse en trabajadora social. © ACNUR / J. Arredondo
  • La hermana Angélique Namaika es la ganadora de la edición 2013 del Premio Nansen para los Refugiados. Tolerante e incansable, esta monja católica es una inspiración no sólo para la población congoleña, sino también para ACNUR y la comunidad internacional.
    La hermana Angélique Namaika es la ganadora de la edición 2013 del Premio Nansen para los Refugiados. Tolerante e incansable, esta monja católica es una inspiración no sólo para la población congoleña, sino también para ACNUR y la comunidad internacional. © ACNUR/B. Sokol
  • Mama Hawa, Ganadora del Premio Nansen.
    Mama Hawa, Ganadora del Premio Nansen. © ACNUR/ F.Juez
  • El director de SHS, Nasser Salim Ali Al-Hamairy, atiende a los niños y niñas recién llegados en el Centro de Tránsito Mayfa'a Hadjar.
    El director de SHS, Nasser Salim Ali Al-Hamairy, atiende a los niños y niñas recién llegados en el Centro de Tránsito Mayfa'a Hadjar.  © SHS/ A.S.Hussein
  • Alixandra Fazzina, ganadora del Premio Nansen en 2010.
    Alixandra Fazzina, ganadora del Premio Nansen en 2010. © E. Diaz
  • El senador Edward M. Kennedy sonríe y saluda un joven refugiado no identificado en un campo del este de Sudán en 1984. Muchos de los refugiados habían caminado durante una semana para llegar al campamento desde Eritrea.
    El senador Edward M. Kennedy sonríe y saluda un joven refugiado no identificado en un campo del este de Sudán en 1984. Muchos de los refugiados habían caminado durante una semana para llegar al campamento desde Eritrea.  © AP Photo/ Robert Dear
  • Chris Clark, británico, gerente de programa para UNMACC, utiliza modelos para explicar los diferentes tipos de municiones encontrados en el sur del Líbano.
    Chris Clark, británico, gerente de programa para UNMACC, utiliza modelos para explicar los diferentes tipos de municiones encontrados en el sur del Líbano. © ACNUR/ P. Taggart
  • Katrine Camilleri, abogada de Malta, fue reconocida por su trabajo con el Servicio Jesuita a Refugiados (JRS). El Comité Nansen elogió su dedicación excepcional a la causa de las personas refugiados y su destacada contribución a la protección y asistencia de los refugiados a pesar de las amenazas y el riesgo personal.
    Katrine Camilleri, abogada de Malta, fue reconocida por su trabajo con el Servicio Jesuita a Refugiados (JRS). El Comité Nansen elogió su dedicación excepcional a la causa de las personas refugiados y su destacada contribución a la protección y asistencia de los refugiados a pesar de las amenazas y el riesgo personal. © ACNUR/ A. Pace
  • El optometrista japonés Akio Kanai, que se muestra haciendo exámenes en los ojos de una niña en Armenia, ha utilizado todo el dinero que recibió con el Premio Nansen para refugiados para ayudar a refugiados y desplazados internos en Azerbaiyán y Armenia.
    El optometrista japonés Akio Kanai, que se muestra haciendo exámenes en los ojos de una niña en Armenia, ha utilizado todo el dinero que recibió con el Premio Nansen para refugiados para ayudar a refugiados y desplazados internos en Azerbaiyán y Armenia. © FujiOptical Co Ltd
  • Marguerite Barankitse, apodada el "Ángel de Burundi", por sus esfuerzos en favor de los niños afectados por la guerra, la pobreza y las enfermedades. A través de su trabajo con su organización, Maison Shalom, Barankitse envió un mensaje de esperanza para el futuro. Los tutsis de Burundi y su equipo administraron cuatro "aldeas de niños" en Burundi, así como un centro para huérfanos y otros niños vulnerables en Bujumbura. Ella dijo que su trabajo fue inspirado por un objetivo: la paz.
    Marguerite Barankitse, apodada el "Ángel de Burundi", por sus esfuerzos en favor de los niños afectados por la guerra, la pobreza y las enfermedades. A través de su trabajo con su organización, Maison Shalom, Barankitse envió un mensaje de esperanza para el futuro. Los tutsis de Burundi y su equipo administraron cuatro "aldeas de niños" en Burundi, así como un centro para huérfanos y otros niños vulnerables en Bujumbura. Ella dijo que su trabajo fue inspirado por un objetivo: la paz. © ACNUR
  • El Centro Memorial de derechos humanos de Rusia recibió el Premio Nansen por ayudar a decenas de miles de refugiados y desplazados internos en toda la Federación Rusa. El Comité Nansen quedó particularmente impresionado con la diversidad de servicios llevados a cabo por Memorial en beneficio de migrantes forzados y desplazados internos, así como de personas refugiadas de lugares tan lejanos como África, Oriente Medio y Asia. Memorial surgió durante la "perestroika" de la antigua Unión Soviética o el período de reestructuración de los años ochenta.
    El Centro Memorial de derechos humanos de Rusia recibió el Premio Nansen por ayudar a decenas de miles de refugiados y desplazados internos en toda la Federación Rusa. El Comité Nansen quedó particularmente impresionado con la diversidad de servicios llevados a cabo por Memorial en beneficio de migrantes forzados y desplazados internos, así como de personas refugiadas de lugares tan lejanos como África, Oriente Medio y Asia. Memorial surgió durante la "perestroika" de la antigua Unión Soviética o el período de reestructuración de los años ochenta.  © ACNUR/ R. Moreno
  • La Dra. Annalena Tonelli, trabajadora humanitaria italiana de 60 años, con uno de sus pacientes. La Dra. Tonelli fue trágicamente asesinada a tiros el 5 de octubre de 2003 en el hospital que dirigía para pacientes con tuberculosis en Borama, al noroeste de Somalia. Su lucha de 33 años para ayudar a los somalíes en rincones remotos del Cuerno de África le valió el Premio Nansen para los Refugiados del ACNUR en junio de 2003.
    La Dra. Annalena Tonelli, trabajadora humanitaria italiana de 60 años, con uno de sus pacientes. La Dra. Tonelli fue trágicamente asesinada a tiros el 5 de octubre de 2003 en el hospital que dirigía para pacientes con tuberculosis en Borama, al noroeste de Somalia. Su lucha de 33 años para ayudar a los somalíes en rincones remotos del Cuerno de África le valió el Premio Nansen para los Refugiados del ACNUR en junio de 2003.  © ACNUR/ E. Parsons
  • Ganadores del Premio Nansen para Refugiados en 2002: Sr. Wilhelm Wilhelmsen, CEO Wilh. Wilhemsen ASA, la Sra. Catherine Rinnan en nombre de su padre, el Capitán Arne F. Rinnan, y la Sra. Grete Bugge, 2do Oficial MV Tampa, en nombre del equipo de Tampa.
    Ganadores del Premio Nansen para Refugiados en 2002: Sr. Wilhelm Wilhelmsen, CEO Wilh. Wilhemsen ASA, la Sra. Catherine Rinnan en nombre de su padre, el Capitán Arne F. Rinnan, y la Sra. Grete Bugge, 2do Oficial MV Tampa, en nombre del equipo de Tampa.  © ACNUR / S.Hopper
  • El tenor italiano Luciano Pavarotti con el Alto Comisionado Ruud Lubbers en el concierto del año pasado para Afganistán.
    El tenor italiano Luciano Pavarotti con el Alto Comisionado Ruud Lubbers en el concierto del año pasado para Afganistán.  © D.Venturelli
  • El activista tártaro de Crimea, Mustafa Dzhemilev, recibió la Medalla Nansen en 1998 por su compromiso con el derecho al retorno del pueblo tártaro de Crimea. Palacio de las Naciones, Ginebra. / ACNUR / A. Hollmann / 5 de octubre de 1998.
    El activista tártaro de Crimea, Mustafa Dzhemilev, recibió la Medalla Nansen en 1998 por su compromiso con el derecho al retorno del pueblo tártaro de Crimea. Palacio de las Naciones, Ginebra. / ACNUR / A. Hollmann / 5 de octubre de 1998. © ACNUR/ A. Hollmann
  • La Hermana Joannes Klas, de Bélgica, Wisconsin (EE. UU.) Recibió la Medalla Nansen de 1997 por su destacada labor con las personas refugiadas y repatriadas guatemaltecas durante los últimos 15 años. La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Refugiados, la Sra. Sadako Ogata, entregó la medalla a la Hermana Klas en una ceremonia en el Palacio de las Naciones, Ginebra, el 13 de octubre de 1997.
    La Hermana Joannes Klas, de Bélgica, Wisconsin (EE. UU.) Recibió la Medalla Nansen de 1997 por su destacada labor con las personas refugiadas y repatriadas guatemaltecas durante los últimos 15 años. La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Refugiados, la Sra. Sadako Ogata, entregó la medalla a la Hermana Klas en una ceremonia en el Palacio de las Naciones, Ginebra, el 13 de octubre de 1997.  © ACNUR/ A. Hollmann
  • CEREMONIA DE PREMIO NANSEN MEDAL 1996 / La Medalla Nansen de 1996 fue otorgada a la ONG franco-belga "Handicap International" por su destacado trabajo con las personas refugiadas. La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Refugiados, la Sra. Sadako Ogata, entregó la medalla en una ceremonia en el Palacio de la Nación, en Ginebra al Dr. Jean-Baptiste Richardier, codirector y cofundador de Handicap International, y Patrick Segal, su vicepresidente, que también es delegado interministerial de Francia para personas con discapacidad. Aceptaron el premio en nombre de la organización. ACNUR / A. Hollmann / 4 de octubre de 1996 .
    CEREMONIA DE PREMIO NANSEN MEDAL 1996 / La Medalla Nansen de 1996 fue otorgada a la ONG franco-belga "Handicap International" por su destacado trabajo con las personas refugiadas. La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Refugiados, la Sra. Sadako Ogata, entregó la medalla en una ceremonia en el Palacio de la Nación, en Ginebra al Dr. Jean-Baptiste Richardier, codirector y cofundador de Handicap International, y Patrick Segal, su vicepresidente, que también es delegado interministerial de Francia para personas con discapacidad. Aceptaron el premio en nombre de la organización. ACNUR / A. Hollmann / 4 de octubre de 1996 . © ACNUR / A. Hollmann
  • Graça Machel, humanitaria de Mozambique es galardonada con la medalla Nansen por sus sobresalientes contribuciones en nombre de los niños y niñas refugiados. Ginebra, Palacio de las Naciones, 20 de octubre de 1995. / ACNUR / A. Hollmann / octubre de 1995
    Graça Machel, humanitaria de Mozambique es galardonada con la medalla Nansen por sus sobresalientes contribuciones en nombre de los niños y niñas refugiados. Ginebra, Palacio de las Naciones, 20 de octubre de 1995. / ACNUR / A. Hollmann / octubre de 1995  © ACNUR/ A. Hollmann
  • En 1993, la Medalla Nansen fue otorgada a Medecins sans Frontieres (MSF). La Ata Comisionada Sadako Ogata entregó la medalla a Jacques de Milliano, presidente de MSF International. / ACNUR / A. Hollmann / 12 de octubre de 1993
    En 1993, la Medalla Nansen fue otorgada a Medecins sans Frontieres (MSF). La Ata Comisionada Sadako Ogata entregó la medalla a Jacques de Milliano, presidente de MSF International. / ACNUR / A. Hollmann / 12 de octubre de 1993  © ACNUR/ A. Hollmann
  • Alemania / Bonn / Premio Nansen / Presidente alemán Sr. Von Weizsäcker / Copyright Eduard N. Fiegel / Octubre de 1992
    Alemania / Bonn / Premio Nansen / Presidente alemán Sr. Von Weizsäcker / Copyright Eduard N. Fiegel / Octubre de 1992  © Eduard N. Fiegel
  • Suiza / ACNUR / La Embajadora de Buena Voluntad, la Princesa Martha Louise de Noruega en la ceremonia de entrega del Premio Nansen, con la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Refugiados Sra. Sadako Ogata y los ganadores del premio, el Dr. Libertine Amathila, y Julian Weis, que recibieron la medalla en nombre de su padre, Paul Weis. / ACNUR / A. Hollmann / 7 de octubre de 1991.
    Suiza / ACNUR / La Embajadora de Buena Voluntad, la Princesa Martha Louise de Noruega en la ceremonia de entrega del Premio Nansen, con la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Refugiados Sra. Sadako Ogata y los ganadores del premio, el Dr. Libertine Amathila, y Julian Weis, que recibieron la medalla en nombre de su padre, Paul Weis. / ACNUR / A. Hollmann / 7 de octubre de 1991. © ACNUR/ A. Hollmann

Más de 60 ganadores del Premio Nansen para los Refugiados

La primera persona en ganar el Premio Nansen para los Refugiados, en 1954, fue Eleanor Roosevelt, esposa del presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt y primera presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU.

A lo largo de los años, más de 60 personas, grupos u organizaciones han recibido el Premio por su extraordinario servicio a las personas refugiadas y por su excelente trabajo en favor de las personas desplazadas.

Desde 1979, los ganadores del Premio Nansen comenzaron a recibir un premio en efectivo de USD 50,000 que ha ido aumentado con el tiempo. En 2017, el ganador recibió USD 150,000. El premio es generosamente donado por los gobiernos de Noruega y Suiza.

El premio monetario tiene como objetivo permitir a al ganador anual llevar a cabo un proyecto para ayudar a las personas desplazadas, desarrollado en colaboración con el ACNUR.

Desde 2017, los subcampeones regionales también son reconocidos por sus esfuerzos humanitarios.