Ataques de Boko Haram en Nigeria fuerzan a huir a 13.000 personas a Camerún

Según los informes, los refugiados nigerianos huyeron después de que los insurgentes atacaron la ciudad de Mubi. Las autoridades locales en Camerún dijeron que la "gran mayoría" había regresado a Nigeria.

Un grupo de refugiados nigerianos descansa en la localidad de Mora, Camerún, después de huir de ataques armados.  © ACNUR/D.Mbaiorem

GINEBRA, 11 de noviembre de 2014 (ACNUR) – La Agencia de la ONU para los refugiados informó el martes que miles de personas siguen huyendo a Camerún para escapar de los ataques de los insurgentes de Boko Haram en el noreste de Nigeria.

"De acuerdo con las autoridades camerunesas, cerca de 13.000 refugiados nigerianos cruzaron la localidad de Adamawa, después de que los insurgentes atacaran y capturaran la ciudad de Mubi a finales del mes de octubre. Los refugiados huyeron a las ciudades de Guider y Gashiga en la región Norte de Camerún y a Bourha, Mogode y Boukoula en el Extremo Norte", comentó el ACNUR a través de un comunicado de prensa desde Ginebra.

El ACNUR, citó que las autoridades locales de Camerún informaron que la "inmensa mayoría" de los 13.000 nigerianos había regresado a Nigeria, argumentado que su destino final era la ciudad de Yola, capital del estado de Adamawa, ubicada a unos 200 kilómetros al sur de Mubi.

Inmediatamente después de los ataques en Mubi, se informó que los refugiados habían llegado a Camerún en 300 vehículos, incluyendo varios vehículos particulares, así como algunos camiones y autos de alquiler. Asimismo, las autoridades camerunesas informaron que se otorgaron facilidades de tránsito y escoltas para garantizar la seguridad de las personas y que estas pudieran transitar por territorio camerunés.

En Nigeria, un equipo del ACNUR confirmó que miles de nigerianos están siendo alojados en la localidad de Girei (estado de Gombe) y en el Centro Nacional del Servicio Voluntario Juvenil en Yola (uno de los cinco centros de alojamiento para personas desplazadas, ubicado en el estado de Adamawa), en done los recién llegados recibirán asistencia.

El ACNUR en la localidad de Yola entrevistó a varias personas que transitaron a través de Camerún antes de volver a entrar en Nigeria. "La gran mayoría de ellos son mujeres y niños; comentaron que varias familias se vieron obligadas a huir a pie y caminar decenas de kilómetros antes de encontrar seguridad en Camerún", informó el ACNUR en un comunicado de prensa.

En el comunicado se añadió que el ACNUR está examinando alegaciones según las cuales algunos refugiados habrían sido forzados a regresar a Nigeria. "Estamos solicitando garantías tanto de Nigeria como de Camerún para que el regreso de las personas se lleve a cabo de forma voluntaria". Camerún acoge a miles de refugiados procedentes de Nigeria y República Centroafricana. El ACNUR instó a Camerún a seguir manteniendo una puerta abierta para los refugiados.

En otras zonas de la región del Extremo Norte que colindan con el estado nigeriano de Borno, las autoridades de Camerún siguen informando de continuos intentos de los insurgentes de llevar a cabo incursiones en territorio camerunés, frecuentemente lanzando ataques desde sus bases en el lado nigeriano de la frontera. Antes de los últimos ataques en Mubi, las autoridades camerunesas habían confirmado que más de 43.000 nigerianos buscaron protección en Camerún, de los cuales cerca de 17.000 están viviendo en el campamento de refugiados de Minawao, que es administrado por el ACNUR y otras agencias humanitarias.

Mientras tanto, en Níger, al menos 1.000 personas han llegado a la localidad de Bosso, ubicada al sur del país, tras la toma por parte de los insurgentes de la ciudad de Malam Fatori, en Nigeria, a pocos kilómetros de la frontera con Níger.

Los recién llegados a Bosso comentaron que Malam Fatori se encuentra casi vacía, ya que la mayoría de sus habitantes han tenido que huir de ahí, sin llevar ningún tipo de pertenencias con ellos. Los niños muestran signos de trauma. En este momento es difícil determinar con exactitud cuántas personas han llegado en los últimos días.

La crisis en el noreste de Nigeria ha dado lugar al desplazamiento de 100.000 personas en Níger desde mayo de 2013 (tanto refugiados nigerianos como desplazados internos de Níger), según las autoridades locales, así como a la llegada de 2.700 refugiados en Chad. Al mismo tiempo, más de 650.000 personas están desplazadas internamente en los seis estados del noreste de Nigeria.

Susan Din Yaundé contribuyó con esta historia

Gracias al Voluntario en Línea David Oswaldo Díaz por el apoyo ofrecido con la traducción del inglés de este texto.