Emergencia en Sudán del Sur

Desde diciembre de 2013, brutales conflictos han cobrado miles de vidas y ha expulsado a casi cuatro millones de personas de sus hogares.

Mientras muchos permanecen desplazados dentro del país, más de dos millones han huido a países vecinos en un intento desesperado por alcanzar la seguridad.
 

Dona Ahora

2,4 millones

personas refugiadas de Sudán del Sur en la región.


Más estadísticas (en inglés)

Actualizado al 11 de diciembre de 2018

La situación en Sudán del Sur y los países vecinos ha escalado rápidamente hasta llegar convertirse en una emergencia humanitaria. A pesar de que estamos haciendo todo lo posible para brindar asistencia de primera necesidad con recursos limitados, se espera que el desplazamiento en la región continúe aumentando mientras no se encuentre una solución política.

“El viaje fue tan duro. El sol estaba muy caliente y tuvimos problemas para encontrar comida y agua. Nuestro tío decidió regresar pero seguimos adelante porque queríamos ir a la escuela".

Kenyi, de 17 años, es uno de los más de 5,000 niños refugiados no acompañados de Sudán del Sur que han llegado a Uganda

La mayoría de las personas refugiadas son mujeres y niños, muchos de los cuales han cruzado la frontera solos. A menudo llegan débiles y desnutridos. Al llegar la época lluviosa, sus necesidades se ven agravadas por las inundaciones, la escasez de alimentos y las enfermedades. 

Dentro de Sudán del Sur, casi dos millones de personas son desplazadas internas, mientras que ya hay dos millones de sursudaneses refugiados en países como Etiopía, Sudán y Uganda. Muchos de ellos temen un ataque inminente o tener que luchar con la inseguridad alimentaria. 

"Este conflicto debe terminar, y el mundo debe mostrar su apoyo a las millones de personas obligadas a huir de sus hogares en Sudán del Sur".

Arnauld Akodjenou, Coordinador Regional de Refugiados y Consejero Especial para la Situación de Sudán del Sur

Mientras continúa la violencia y la inestabilidad en Sudán del Sur, quienes han huido necesitan protección, albergue y atención médica urgentemente. ACNUR se esfuerza por restaurar la esperanza de miles de personas que han sido desarraigadas. Sin embargo, sin contar con más fondos y apoyo, será difícil dar incluso la asistencia más básica. ACNUR hace un llamamiento a los donantes para que proporcionen 782,7 millones de dólares para la situación de Sudán del Sur en 2018, de los cuales el 43% se ha financiado hasta octubre de 2018.

"La escala del desplazamiento dentro y desde el país es simplemente increíble", dijo Arnauld Akodjenou, Coordinador Regional de Refugiados y Consejero Especial para la Situación de Sudán del Sur. "Me sorprende la resiliencia de millones de refugiados y desplazados internos sursudaneses. Pero después de tantos años, las personas de Sudán del Sur nos dicen que ya fue suficiente. El conflicto debe terminar, la respuesta humanitaria debe aumentar, y nosotros tenemos la responsabilidad de hacer todo lo posible para apoyar a los niños, las mujeres y los hombres sursudaneses que se han visto obligados a huir de sus hogares".