Se publican nuevos datos sobre los riesgos de desalojo que corren los refugiados y migrantes de Venezuela a causa de la COVID-19

Tras huir de Venezuela, Magdalena, quien tiene 4 hijos, ha encontrado protección en la comunidad de Tarau Paru, en el norte de Brasil.

Tras huir de Venezuela, Magdalena, quien tiene 4 hijos, ha encontrado protección en la comunidad de Tarau Paru, en el norte de Brasil.  © ACNUR/Viktor Pesenti

El día de hoy se publicaron nuevos datos que subrayan el impacto de la pandemia de COVID-19 en los refugiados y migrantes de Venezuela que han sido desalojados o se encuentran en situación de calle debido al confinamiento y al empeoramiento de las condiciones socioeconómicas y medios de vida.

Estos datos se basan en una encuesta en la que participaron alrededor de 1.200 hogares en América Latina. Entre otras cosas, la encuesta arrojó que:

  • Tres cuartos de quienes perdieron su hogar empezaron a vivir en la calle.
  • 80% de las personas desalojadas eran mujeres, quienes, en más de la mitad de los casos, eran las proveedoras principales de sus familias.
  • Muchas de las familias desalojadas enfrentan dificultades para tener acceso a servicios básicos, que incluyen agua limpia y saneamiento, lo cual aumenta el riesgo de exposición al virus.

Con el título “No hay hogar lejos de casa”, la visualización de datos incluye recomendaciones para las autoridades, la sociedad civil y las comunidades desplazadas con respecto a la manera en que puede mitigarse el riesgo de desalojo y las estrategias para encontrar soluciones a largo plazo.

La visualización fue producida por la Plataforma Regional de Coordinación Interagencial para Refugiados y Migrantes de Venezuela (R4V), que co-dirigen ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, y HIAS.

En octubre de 2021, había más de 5,9 millones de personas refugiadas y migrantes de Venezuela en el mundo; más del 80% de ellas se encuentra en América Latina y el Caribe.

Para obtener más información, visite la visualización de datos aquí y consulte la historia aquí.

Contactos para los medios: