Cerrar sites icon close
Search form

Buscar el sitio de un país

Perfil de país

Sitio de país

ACNUR se prepara a reubicar a miles de refugiados malienses de la frontera

Notas de prensa

ACNUR se prepara a reubicar a miles de refugiados malienses de la frontera

14 de febrero de 2012 Disponible también en:

ACNUR está trabajando con los gobiernos de Níger, Burkina Faso y Mauritania para reubicar a los refugiados procedentes de Malí hacia zonas más alejadas de la frontera.

En el norte de Níger ACNUR ha recibido informes sobre cifras significativas de llegadas durante la semana, muchas procedentes de las zonas de Anderboukane y Menaka, en Malí. En este momento ACNUR no ha podido confirmar el número total de llegadas desde Malí hasta Níger, pero por las estimaciones disponibles se sabe que son varios miles.

La gente está viviendo en tiendas improvisadas y haciendo frente temperaturas extremas con mucho calor de día y frío de noche. La situación sanitaria es relativamente estable pero hay casos de malaria, infecciones oculares, diarreas e infecciones respiratorias. Además, el saneamiento y el acceso al agua potable no son adecuados. Con el fin de coordinar la respuesta, los expertos en salud de ACNUR están trabajando con las autoridades sanitarias de Níger y con las agencias médicas que ya están en el terreno para dar una respuesta coordinada.

ACNUR también está trabajando con el gobierno de Níger para trasladar a los refugiados a zonas más alejadas de la volátil frontera. La Agencia de la ONU para los Refugiados ha identificado un lugar donde levantar un campo, cerca de la ciudad de Ouallam, a 100 kilómetros al norte de Niamey. Este espacio acogerá a refugiados que actualmente están en Sinegodar y Mangaize, en la región de Tillabery. Algunos refugiados se han mostrado contrarios a trasladarse porque esperan regresar a casa tan pronto como las condiciones de seguridad lo permitan.

Los refugiados con los que se han hablado los equipos de ACNUR han contado que muchas personas se encuentran desplazadas en diversas zonas de la frontera de Malí y que es probable que crucen hacia Níger si los enfrentamientos en el país empeoran.

En Burkina Faso, según las autoridades, 8.000 personas han entrado al país hasta ahora y se encuentran principalmente en el norte. Muchas son mujeres y niños y tienen todo tipo de necesidades, principalmente de comida, agua y cobijo. El gobierno ha pedido a ACNUR que ayude a reubicar a miles de estos refugiados desde los asentamientos espontáneos en el norte del país hasta dos espacios más lejos de la frontera: Goudebo e Ingani.

En Mauritania, más de 13.000 personas han llegado en las últimas dos semanas, a una media de 1.000 por día. Los refugiados están viviendo en tiendas improvisadas. Un experto en planificación de campos de ACNUR ha llegado hoy mismo a la zona para trabajar con las autoridades mauritanas y las ONG locales para preparar un campo en M'Bera, a 50 kilómetros de la frontera.

Los equipos de ACNUR ya están en el terreno en los tres países afectados por el flujo migratorio y la planificación para el registro está en marcha. Mientras tanto, continúa la asistencia en los tres países. En Mauritania ACNUR está ultimando la preparación de distribución de raciones de alimentos para 15 días, así como tiendas y productos no alimentarios para los refugiados en la ciudad fronteriza de Fassala. Varios vuelos han estado llevando tiendas y materiales de ayuda humanitaria durante el fin de semana hasta el aeropuerto de Nema.

Se van a enviar 2.500 tiendas por avión a Níger desde los almacenes de ACNUR en Douala, Camerún, y otras 500 se mandarán por tierra a Burkina Faso. Entre tanto, salió este fin de semana desde Accra, en Ghana, un convoy cargado con 40 toneladas de material de ayuda para los refugiados en Níger y Burkina Faso.