Japón: Los primeros refugiados de Myanmar llegan para reasentamiento

El siguiente contenido corresponde a las declaraciones formuladas hoy por un portavoz de ACNUR en una rueda de prensa en el Palacio de las Naciones, en Ginebra.

Después de pasar hasta 25 años en un campo de refugiados en Tailandia, tres familias de Myanmar llegaron a Japón hoy para comenzar una nueva vida bajo el primer programa de reasentamiento piloto en Asia.

Los 18 refugiados – tres parejas casadas y sus 12 hijos, entre 1 y 15 años – descendieron de un vuelo nocturno de seis horas en el aeropuerto de Narita, cerca de Tokio esta madrugada para comenzar una nueva vida en Japón. Japón se comprometió en diciembre de 2008, a aceptar 90 refugiados de Myanmar del campamento de Mae La en el norte de Tailandia, durante tres años.

Otras dos familias, una con cuatro hijos y otro con tres hijos, tuvieron que quedarse en Bangkok en el último minuto, debido a que sufrían de gripe. Se espera que viajen tan pronto se mejoren. Las familias, que son los agricultores de la etnia Karen, huyeron de Myanmar entre 1985 y 2001. Los padres varían en edad entre 28 y 45, y casi todos los niños nacieron como refugiados en Tailandia.

Este vuelo marca un nuevo capítulo en el fortalecimiento de las políticas sobre asilo y refugiados de Japón. Japón es el segundo donante más importante del ACNUR. No sólo provee este país un generoso apoyo financiero para los refugiados en muchas partes del mundo, sino que ahora también ofrece un futuro para los refugiados en el país. Tenemos muchas esperanzas de que Japón sea un ejemplo a seguir para otros países asiáticos en materia de reasentamiento.

Los funcionarios japoneses visitaron por primera vez el campamento de Mae La para seleccionar los refugiados a reasentar en febrero de este año. Inicialmente, las familias se asentarán en Tokio, donde el gobierno japonés les proporcionará asistencia generosa para su integración durante los primeros seis meses.

Mientras aún estaban en Mae, los refugiados tomaron clases en adaptación a la cultura japonesa, y algunas lecciones rudimentarias de idioma japonés. En Tokio, se les dará apartamentos, más clases de idioma, y ayuda para adaptarse a la cultura, así como la formación profesional y apoyo para encontrar empleo.

Los siguientes dos grupos de 30 refugiados les seguirán en un plazo de 1 y 2 años. Unos 20.500 refugiados del campamento de Mae La han sido reasentados de entre los casi 61.000 refugiados de Myanmar que han sido reasentados desde los nueve campamentos en Tailandia desde que se inició el reasentamiento a gran escala en 2005. La mayoría ha ido a los Estados Unidos, Australia y Canadá, con un número menor partiendo a otros ocho países, incluyendo Nueva Zelanda. Con tantos refugiados reasentados, la población del campamento de Mae La se ha reducido a poco menos de 30.000, pero sigue siendo el mayor campo de refugiados a lo largo de la frontera entre Tailandia y Myanmar.