Alto Comisionado hace un llamado a la compasión y la solidaridad para este Ramadán

Con el inicio del mes sagrado, Filippo Grandi nos pide que no olvidemos la situación de millones de personas desplazadas por la violencia y el conflicto.


© 

https://youtu.be/YyfHWmwVdxA Alto Comisionado hace un llamado a la compasión y la solidaridad para este Ramadán

GINEBRA, Suiza, 30 de mayo de 2017 (ACNUR) – El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, ha expresado sus mejores deseos a los millones de personas que observan el mes sagrado del Ramadán, calificándolo de "tiempo de profunda reflexión y reconciliación".

El mes sagrado llega en un momento en el que la cifra de personas desplazadas a la fuerza de sus hogares alcanza una cifra récord, con más de 65 millones obligadas a huir debido a la guerra y la persecución.

"Familias separadas, vidas inocentes perdidas, niños separados de sus padres", dijo Grandi. "Estas son algunas de las difíciles realidades que demasiadas personas deben enfrentar a diario".

"Familias separadas, vidas inocentes perdidas, niños separados de sus padres".

Únicamente en la primera mitad del año anterior, 1,7 millones de personas fueron nuevos desplazados dentro de sus países, mientras que 1,5 millones cruzaron fronteras internacionales.

Pero a pesar de los desafíos crecientes, Grandi dijo que la determinación para superarlos es mucho más grande y elogió las abundantes muestras de generosidad de individuos y de comunidades para ayudar a quienes buscan protección.

"El espíritu de la solidaridad, un principio central del islam, continua siendo fuerte", dijo Grandi. "Es en este mismo espíritu que los refugiados y desplazados internos encuentran alivio y coraje".

Él hizo un llamado a la solidaridad y el apoyo para ayudar a aliviar sus trágicas circunstancias y reconstruir una visión de futuro.

"Les deseo a ustedes y a sus seres queridos un bendecido viaje espiritual de ayuno, oración y profunda reflexión", concluyó.