Proyecto en Georgia abre camino a la integración de los refugiados

UNHCR and UNDP launch a project to ease the socio-economic integration of Chechen refugees in Georgia's Pankisi Gorge and support local development. [for translation]

Jóvenes Chechenos estudiando inglés en el Centro Comunitario, Valle de Pankisi.  © ACNUR/R.Hackman

TBILISI, Georgia, 20 de Diciembre (ACNUR) – La Agencia de la ONU para los refugiados ha unido fuerzas con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para realizar un proyecto que facilite la integración socio-económica de los refugiados chechenos en las regiones más pobres de Georgia, y que a su vez beneficie a las comunidades locales. El proyecto, que se llevará a cabo en la región de Pankisi Gorge, podría convertirse en un modelo para operaciones subsiguientes.

El ACNUR se ha encargado de brindar ayuda a los refugiados chechenos en Pankisi desde el año 1999, cuando unos 8.000 chechenos llegaron al valle huyendo de la lindante Chechenia, en la Federación Rusa. La mayoría de ellos han regresado a Chechenia o se han retirado a Europa del Oeste. Unos 800 se han quedado en ésta área, donde viven junto con los miembros de la etnia Kist de Georgia.

"Ahora es el momento para comenzar a resolver las necesidades de todos aquellos que viven en este valle, pintoresco pero pobre, en el noreste de Georgia, y no sólo las de los refugiados", dijo Peter Nicolaus, que acaba de completar su período de servicio como representante del ACNUR en Georgia. "Es en este momento que nos ayudará la experiencia del PNUD, nuestra agencia asociada"-

Los sectores que parecen más prometedores son la carpintería, la costura y la apicultura. "Existe un mercado fuera de nuestro valle, lo que necesitamos es asistencia para invertir capitales en éste," dijo Ramzan, que quiere asociarse con otros apicultores para vender los productos de calidad que realizan.

Zurab, que emplea a seis personas en su carpintería, también tiene planes ambiciosos. "Queremos expandirnos y estamos listos para proporcionar entrenamiento en el trabajo", dijo.

El ACNUR ha ayudado a las personas como Ramzan y Zurab a comenzar sus negocios, pero el PNUD está preparado para ayudarlos a dar el siguiente paso y expandir sus negocios y, al mismo tiempo, contribuir al desarrollo de la región de Pankisi.

La ganadería también es importante, en especial la crianza de bovinos y de ovinos. En los centros de entrenamiento del PNUD le enseñarán a los refugiados y a los locales a mantener una manada saludable de vacas lecheras, así como también les brindarán entrenamiento para que puedan convertirse en veterinarios. Los granjeros aprenderán nuevas tecnologías agrícolas y formas más efectivas de cultivar, y se establecerán infraestructuras y cadenas de valor agropecuario.

"Nuestro proyecto en Pankisi es un ejemplo de cómo las agencias de las Naciones Unidas se complementan una a la otra para lograr el beneficio del pueblo", dijo Jamie McGoldrick, el coordinador de la ONU para los residentes en Georgia. "El ACNUR, por medio de su asistencia a los refugiados, dio el puntapié inicial para el desarrollo económico del valle. El PNUD intervendrá para expandir esas actividades y convertirlas en un programa para el desarrollo social y económico en una escala mucho mayor."

Con la habilidad del PNUD se pueden desarrollar y fortalecer las estrategias para la promoción de un crecimiento económico sostenible, especialmente enfatizando la creación de asociaciones con el sector privado, y alentando a la creación de nuevas formas para que el mercado se involucre con el desarrollo nacional.

La organización del desarrollo también se encargará de crear iniciativas para la reducción de riesgos de desastre que ayudarán a resolver las amenazas medioambientales, tales como las inundaciones sorpresivas en la región. A comienzos de éste año, cuando una inundación amenazó a 200 hogares en el valle, el PNUD asistió a las autoridades locales en la limpieza del canal del Rio Alazani, y así proteger los hogares y granjas de los habitantes.

Esta iniciativa que plantea soluciones transitorias podría convertirse para el ACNUR y el PNUD en un modelo de aplicación en otros países en los que la integración es vista como la mejor solución para los refugiados y demás personas desplazadas. El próximo año, el ACNUR y el PNUD esperan poder expandir el programa de modo de poder asistir a los desplazados internos que viven en otras regiones de Georgia.

Por Suzanne Murray-Jones en Tbilisi, Georgia