ACNUR distribuye ayuda en zonas de Pakistán afectadas por inundaciones

La mayor parte de los artículos de ayuda, que incluyen 10.000 tiendas de campaña, 20.000 lonas plásticas y 10.000 artículos de cocina, ya está siendo enviada para las comunidades del sur de la provincia de Sindh.

Un grupo de personas camina en una zona inundada en Tando Allahyar, distrito de la provincia de Sindh.  © Reuters/Akram Shahid

ISLAMABAD, Pakistán, 14 de septiembre (ACNUR) – En respuesta a la solicitud de Pakistán de ayuda internacional humanitaria a raíz de las graves inundaciones en las provincias de Sindh y Balochistán, el ACNUR está enviando miles de tiendas de campaña y otros artículos de ayuda para las comunidades afectadas.

La mayor parte de los artículos de ayuda, que incluyen 10.000 tiendas de campaña, 20.000 lonas plásticas y 10.000 artículos de cocina, ya está siendo enviada para las comunidades del sur de la provincia de Sindh.

Según estimas del gobierno las personas afectadas por las inundaciones en la provincia de SINDO son 5,3 millones, de las cuales 1,7 millones necesitan asistencia urgente. Más de 200 personas murieron en las inundaciones y 1 millón de viviendas sufrieron daños. Unas 280.000 personas desplazadas por las inundaciones están viviendo en campamentos organizados por el gobierno.

El primer convoy con ayuda de ACNUR debería llegar en la ciudad de Badin este jueves, transportando dos mil tiendas de campaña, cuatro mil lonas plásticas y dos mil artículos de cocina. Los suministros fueron enviados de las bodegas del ACNUR en Peshawar.

La ayuda está siendo distribuida por el Programa nacional de Apoyo Rural, una organización pakistaní socia de ACNUR con amplia experiencia en operaciones de emergencia.

Las carpas y otros suministros que serán distribuidos en los próximos días en SINDO ayudarán a más de 140.000 personas. En Baluchistán el ACNUR respondió a una solicitud de la Autoridad Provincial de Gestión de Desastres proporcionando 800 teindas de campaña y 900 lonas plásticas, así como cientos de otros artículos de ayuda.

"Muchos de los afectados por estas inundaciones todavía estaban sufriendo las consecuencias de las catastróficas inundaciones del año pasado. El pueblo pakistaní ya mostró su valor en una situación de crisis. El ACNUR y la comunidad internacional harán lo posible para ayudarle ahora", dijo el representante del ACNUR en Pakistán, Mengesha Kebede.

El ACNUR está liderando los esfuerzos de la comunidad humanitaria en apoyar al gobierno en su responsabilidad de garantizar protección a los más vulnerables durante la emergencia y en el período de recuperación que va a seguir.

Un diagnóstico realizado con 6.000 mujeres, niños, jóvenes y líderes comunitarios reveló la existencia de muchas áreas que requieren urgentemente intervenciones de protección. Niños separados de sus familias necesitan reubicarlas y reunirse con ellas. Los más vulnerables, como las personas con discapacidad, las mujeres jefas de familia y los miembros de minorías, necesitan tener acceso completo a la asistencia, sin discriminación.

Esta situación de emergencia también está agravando los problemas de protección que ya existían en el país, como el trabajo infantil y la violencia doméstica, con la necesitad de servicios de apoyo psicosocial, especialmente en las áreas afectadas por las inundaciones.

El ACNUR y sus socios apoyarán al gobierno en ayudar a las personas afectadas por las inundaciones a regresar a sus casas y reconstruir sus vidas en condiciones de seguridad y dignidad.