Conferencia sobre Afganistán: Instan a apoyar una nueva estrategia para la búsqueda de soluciones

A conference on Afghan refugees opens with a call by UNHCR for the international community to support a new "solutions strategy." [for translation]

El Alto Comisionado António Guterres participó en la Conferencia sobre Afganistán celebrada en Ginebra.  © ACNUR/J-M Ferre

INEBRA, Suiza, 2 de mayo (ACNUR) – El miércoles se inauguró en Ginebra la Conferencia sobre Afganistán con un llamamiento del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, António Guterres, que pidió a la comunidad internacional que ponga todo de su parte para apoyar la nueva "estrategia de búsqueda de soluciones" diseñada por Irán, Pakistán, Afganistán y ACNUR.

Esta estrategia, que está siendo presentada en esta conferencia de dos días de duración para su aprobación, se centra en la preservación del espacio de asilo para los refugiados afganos en países vecinos durante los próximos tres años y en adelante, así como en el apoyo a la reintegración sostenible de aquellos afganos que deseen regresar a su país.

"La estrategia y su proceso de desarrollo ya son, sin duda, una muy buena noticia. Y en el mundo actual necesitamos sin duda buenas noticias" dijo Guterres en su discurso de apertura, destacando la proliferación de conflictos y desplazamiento en 2011 en el norte de África y en algunos países árabes.

"Cuando tres países se unen en una visión común que refleja una estrategia unificada y voluntad política, merece nuestro reconocimiento y apoyo. Pido a los asistentes a esta conferencia que aporten ideas y medios que reflejen la solidaridad de la comunidad internacional con los refugiados afganos y las comunidades de acogida que comparten sus recursos con ellos".

Los refugiados afganos constituyen la mayor y más antigua situación de refugiados en la historia de ACNUR. Pese a que unos 5,7 millones de afganos han regresado a su país desde 2002, todavía hay unos 2 millones de refugiados afganos en Pakistán y cerca de un millón en Irán. En los últimos años, el promedio de retornos han descendido: en 2011 unos 70.000 afganos regresaron a sus hogares.

La "estrategia de búsqueda de soluciones" contiene un paquete de medidas para apoyar a los refugiados y que están adaptadas a las necesidades específicas de cada uno de los tres países involucrados.

En Afganistán, el objetivo principal es apoyar la reintegración mediante, por ejemplo, la identificación de 49 espacios piloto en 19 provincias con altas tasas de retorno, en los cuales se ofrecerá apoyo en las áreas de vivienda, servicios sociales, empleo y seguridad alimentaria. La aprobación ha sido asegurada mediante consultas con los shuras (consejos tradicionales), los líderes locales y funcionarios del gobierno. Además, las iniciativas de desarrollo serán abordadas por parte de actores nacionales, entre otros, con el apoyo del sector privado.

En Irán, los esfuerzos se centrarán en el apoyo a los retornos a Afganistán así como en la ayuda para garantizar que estos retornos sean sostenibles. Entre las medidas se incluirá, por ejemplo, la formación profesional para los refugiados. También se prevé el apoyo a un programa reciente de seguro sanitario con el que se pretende ofrecer cobertura sanitaria universal a los refugiados. En Pakistán, los esfuerzos irán dirigidos principalmente a la repatriación voluntaria y la asistencia a las comunidades de acogida donde viven los refugiados.

En su discurso, António Guterres reconoció la difícil realidad en Afganistán y destacó que la creación de las condiciones para el retorno voluntario y sostenible no recae bajo la exclusiva responsabilidad de los actores humanitarios. Pero también agregó que es imprescindible crear condiciones que tengan un impacto tangible en los retornados y sus comunidades.

"Estamos inmersos en un importante periodo de transición en Afganistán que se caracteriza por la incertidumbre" dijo Guterres. "Los refugiados afganos han demostrado que pueden regresar masivamente cuando las condiciones para el retorno son propicias. Ellos siempre han puesto de manifiesto su deseo de regresar a casa. Por este motivo, tenemos una responsabilidad colectiva para apoyarles y satisfacer sus legítimas aspiraciones".

La implementación de la estrategia de búsqueda de soluciones tendrá un coste estimado de 1.900 millones de dólares y, pese a que la reunión de Ginebra no es una conferencia de donantes, el apoyo de los países donantes a esta estrategia será la clave para lograrlo.

La versión completa del discurso del Alto Comisionado, António Guterres, así como de otros oradores, están disponibles (en inglés) en http://www.unhcr.org/pages/4f9016576.html