Reasentamiento de refugiados desde Nepal ya beneficia a más de 100 mil personas

El reasentamiento de refugiados butaneses marcó el hito de 100.000 personas remitidas para reasentamiento desde Nepal a terceros países desde que comenzó el programa, en 2007.

ewati Maya Darjee con su marido y dos hijos. La familia pronto partirá para reasentarse en los Estados Unidos.  © ACNUR/N.Gurung

KATHMANDU, Nepal, 26 de abril (ACNUR) – El reasentamiento de refugiados de Bután marcó un hito esta semana, con 100.000 personas remitidas para reasentamiento desde Nepal a terceros países desde que el programa comenzó en 2007. Casi 80.000 de ellas han empezado una nueva vida en ocho países diferentes – un paso importante para resolver una de las más prolongadas situaciones de refugiados en Asia.

"Este es un logro increíble en la historia de este programa de refugiados y para el ACNUR", dijo Diane Goodman, representante interina de ACNUR en Nepal. Dio las gracias al gobierno nepalí, países donantes y de reasentamiento y agencias socias, señalando también el valor y la resistencia de los refugiados.

Rewati May Darjee se unirá pronto a las decenas de miles de refugiados que tienen un nuevo aliciente de vida en los países de reasentamiento. Junto con su esposo y dos hijos, ella viajó desde el campo de Beldangi en el este de Nepal hasta la capital nepalí de Kathmandu el jueves, en un avión fletado por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

En el centro de tránsito de la OIM en Kathmandu a ella y su familia se les realizará un examen médico final y un curso de orientación. El próximo miércoles comenzarán el tramo final de su viaje a su nuevo hogar en Atlanta, en los Estados Unidos.

Vestida con ropas nuevas y con aspecto un poco aprehensivo, Rewati reflexionó sobre lo que el futuro podría deparar, "Estoy feliz de que por fin vayamos a tener nuestra propia identidad en un nuevo país y no pasarnos la vida como refugiados en campamentos", dijo Rewati. "Los campamentos se están vaciando bastante rápido; casi todo el mundo se ha ido o está en proceso de irse. Echo de menos a mis amigos que ya han dejado los campamentos y lo mismo les pasa a mis hijos".

Desde que comenzara el programa de reasentamiento hace seis años, la agencia de la ONU para los refugiados ha estado entrevistando a refugiados y remitiéndolos para valoración a países de reasentamiento. Una vez que los refugiados han sido admitidos por los países de reasentamiento, la OIM realiza revisiones médicas, organiza cursos de orientación cultural y organiza el viaje de los refugiados a sus nuevos hogares.

Son varios los pasos que se deben cumplir desde el momento en que se remite un caso a un país de reasentamiento hasta el momento de la partida. Los países de reasentamiento entrevistan a los refugiados, se deben realizar exámenes médicos, emitir los permisos de salida, realizar orientaciones culturales y hacer los planes de viaje.

Un gran número de trabajadores humanitarios están implicados en este programa y el éxito es un testimonio de sus entregados esfuerzos. Trabajadora de la OIM, Silki Agrawal comienza su día al amanecer, escoltando a refugiados desde los campamentos hasta la oficina de la OIM y después hasta el aeropuerto. "Estamos directa o indirectamente contribuyendo a ayudar a los refugiados a empezar una nueva vida", indica.

La trabajadora del ACNUR Tulshi Limbu era solo una niña cuando vio a los refugiados llegar a Nepal a principios de los noventa. "Estaba asombrada al ver su difícil situación en cuanto a comida y alojamiento. Después de pasar 20 años en los campamentos de refugiados, el reasentamiento es una buena opción para ayudarles a que empiecen una nueva vida. Me siento muy orgullosa de que, en algún lugar, mis pequeños esfuerzos fueran una parte de esta exitosa operación", dijo.

La tasa de aceptación de los remitidos del ACNUR en Nepal por los países de reasentamiento es la más alta de todo el mundo – un 99,4 por ciento del total de las presentadas. Los Estados Unidos han aceptado el mayor número de refugiados (66.134), seguido por Canadá (5.376), Australia (4.190), Nueva Zelanda (747), Dinamarca (746), Noruega (546), Holanda (326) y el Reino Unido(317).

Refiriéndose al número de remitidos hasta la fecha, el jefe de la misión de la OIM en Nepal Maurizio Busatti dijo, "Volvemos la vista con determinación e inspiración a esas 100.000 historias. Rendimos tributo al valor de esas mujeres, hombres y niños y a la generosidad de los que les han dado la bienvenida en el otro extremo del mundo".

De la población inicial de 108.000 refugiados originarios de Bhutan y que vivían en Nepal, unos 38.100 permanecen en los campos de Sanischare y Beldangi en el este de Nepal. La mayoría de ellos han expresado su interés en el programa de reasentamiento.

Por Nini Gurung en Kathmandu, Nepal

Gracias al Voluntario en Línea José Carlos López por el apoyo ofrecido con la traducción del inglés de este texto.