El mundo se enfrenta a crisis sin precedentes por cifra récord de desplazados

El Alto Comisionado advirtió que el mundo se enfrenta a una crisis impresionante, pues el número de desplazados forzosos alcanzó la cifra récord de 59,5 millones de personas a finales de 2014.

Una mujer siria carga a dos bebés después de huir esta semana cruzando la frontera por Akçakale, en la provincia de Sanliurfa, en el sur de Turquía.  © Anadolu Agency/F.Yurdakul

ESTAMBUL, Turquía, 18 de junio (ACNUR) – El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, António Guterres, advirtió el jueves que el mundo se enfrenta a una crisis impresionante, pues el número de desplazados forzosos alcanzó la cifra récord de 59,5 millones de personas a finales de 2014.

"A aquellos que piensan que este hecho no es importante porque las organizaciones humanitarias estarán ahí para solucionar el caos, creo que es importante decirles que ya no podemos solucionar el caos", dijo a los periodistas en Estambul.

"Las agencias de la ONU, las ONG, la Cruz Roja . . . ya no tenemos ni las capacidades ni los recursos [necesarios] para responder a un aumento tan drástico en las necesidades humanitarias".

Guterres lanzó esta dura advertencia pocas horas después de que ACNUR hiciera público su Informe Anual de Tendencias Globales: Mundo en Guerra que muestra que los desplazamientos a nivel mundial se encuentran en las cifras más altas jamás registradas.

El informe afirma que el número de personas desplazadas forzosas a finales de 2014 como resultado de guerras, conflictos y persecuciones ha aumentado hasta llegar a la impresionante cifra de 59,5 millones, comparados con los 51,2 millones de un año antes y los 37,5 millones de hace una década.

"Cuando vemos las noticias en cualquier cadena global, tenemos la clara impresión de que el mundo está en guerra. Y, efectivamente, muchas zonas del planeta están hoy en día en una situación completamente caótica y el resultado es esta impresionante escalada de desplazamientos, la impresionante escalada del sufrimiento, porque cada persona desplazada es una historia trágica", añadió Guterres.

En el último año, Turquía se ha convertido en el país del mundo que acoge al mayor número de refugiados, con más de 1,77 millones de sirios huyendo del violento conflicto en su país. En la actualidad, Turquía acoge a más de 2 millones de refugiados en total y gasta más de 6.000 millones de dólares estadounidenses solo en ayuda a los sirios.

Los acontecimientos de los últimos días en la frontera sirio-turca remarcan el sombrío análisis de Guterres. Más de 23.000 personas han cruzado masivamente el puesto fronterizo de Akçakale para escapar de los brutales enfrentamientos en los alrededores de Tel Abyad en Siria.

Ahora, con poco más que la ropa que llevan puesta, estas personas se sientan y esperan en tiendas de campaña improvisadas, hechas con mantas y plásticos. Con la disminución de los combates, algunos han vuelto a casa, pero la mayoría se han quedado en Turquía, ancladas allá por el miedo.

Hatice llegó con su familia de 10 miembros hace 3 días. Los hombres han salido a buscar trabajo y colchones. Ella espera con los niños.

"A causa de la guerra, hemos huido hasta aquí, todos mis familiares. Acabo de oír que han abierto la frontera para los que quieran volver. Pero nosotros aún tenemos miedo, miedo de los continuos enfrentamientos".

Turquía continúa manteniendo sus fronteras abiertas, y continúa alojando a una parte de los refugiados que llegan en 23 campos.

"Esto tiene un significado especial en un mundo donde tantas fronteras están cerradas o restringidas", dice Guterres. "Y donde se construyen o anuncian nuevos muros".

Por Don Murray, desde Estambul, Turquía.

Gracias a la Voluntaria en Línea Esperanza Escalona Reyes por el apoyo ofrecido con la Traducción del inglés de este texto.