El Alto Comisionado satisfecho del liderazgo estadounidense en la crisis mundial de los refugiados

During a visit to Chicago, UN Refugee Agency head Filippo Grandi acknowledges Washington's longstanding commitment to resettling refugees. [for translation]

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, tercero por la derecha, posa con refugiados reasentados que trabajan en la Eli's Cheesecake Company en Chicago, Illinois.  © ACNUR/J.Lott

CHICAGO, Estados Unidos, 18 de marzo de 2016 (ACNUR) – Durante una visita de una semana de duración realizada a los Estados Unidos, el jefe del ACNUR expresó su satisfacción por el compromiso contraído desde hace tiempo por los Estados Unidos de reasentar a más refugiados que ningún otro país e insiste en que la gestión de esta crisis de refugiados es una responsabilidad a nivel mundial.

Durante una visita a Chicago, donde se reunió con un grupo de refugiados, legisladores estadounidenses y organismos encargados del reasentamiento, Filippo Grandi, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, declaró: "El reasentamiento responde a las necesidades de los más vulnerables y es la manera más segura de trasladar a las personas de un país a otro. Los refugiados huyen del terror y no llevan el terror a los países. Su llegada se investiga minuciosamente y no debe suscitar ningún temor".

La guerra, el conflicto y la persecución han obligado a huir a unos 60 millones de personas en todo al mundo que temían por sus vidas, el mayor número registrado desde la Segunda Guerra Mundial. Casi 20 millones de ellas son refugiados y más de la mitad son niños.

El conflicto en Siria es el principal causante de esta crisis mundial y ha obligado a más de 4,8 millones de sirios a convertirse en refugiados, principalmente en los países vecinos: Turquía, el Líbano y Jordania.

"Los flujos masivos de refugiados son una responsabilidad a nivel mundial", dijo Grandi. "La tragedia de Siria ha demostrado que este no debe ser un asunto exclusivo de los dos o tres países que tienen frontera con un país en guerra, sino que la responsabilidad debe compartirse de manera más equitativa entre todos".

Los Estados Unidos reasientan a más refugiados que ningún otro país, entre ellos un 90% de los refugiados africanos y este año tienen previsto reasentar a 85.000 refugiados, incluidos al menos 10.000 huidos del conflicto de Siria.

"Espero que los Estados Unidos, junto con los países europeos y no europeos, sigan aumentando el número de reasentamientos de refugiados sirios", dijo Grandi. El pasado año, los Estados Unidos reasentaron a 70.000 refugiados de 70 países y tienen previsto incrementar este número a 100.000 en 2017.

Durante su permanencia en esta ciudad del medio oeste estadounidense, Grandi visitó RefugeeOne, una organización sin fines de lucro del área de Chicago que trabaja con refugiados que huyen de la guerra, la persecución y el terror y los ayuda a llevar una nueva vida con seguridad, dignidad y autosuficiencia.

Encontrar empleo es un paso fundamental para que un refugiado pueda llegar a ser autosuficiente y una de las empresas con las que RefugeeOne lleva colaborando desde hace tiempo es Eli's Cheesecake Company, que ha empleado a refugiados durante más de 25 años.

"Para mí fue una bendición venir a los Estados Unidos en 1994 porque el Congo estaba en guerra desde hacía mucho tiempo", dijo Elias Kasongo, director de adquisiciones y materiales en Eli y que empezó trabajando en el servicio de limpieza de la empresa hace más de 20 años.

"Si trabajas duro puedes lograr cosas. Quisiera dar las gracias a los Estados Unidos y a su gente por abrir sus puertas a personas como yo", añadió Kasongo, que ahora es ciudadano estadounidense.

"El ACNUR se encarga de protegernos, RefugeeOne de buscarnos trabajo y personas como Marc de ayudarnos a ser productivos", añadió, refiriéndose al Presidente de Eli's Cheesecake Company.

Gracias a la Voluntaria en Línea Luisa Merchán por el apoyo ofrecido con la traducción del inglés de este texto.