Plan de Trabajo entre la Comisión Nacional para los Refugiados y el ACNUR

La Comisión Nacional para los Refugiados (CONARE) y ACNUR impulsarán a partir de hoy un plan de trabajo conjunto.

El presidente de la Comisión, Yldefonso Finol (izquierda) y el Representante del ACNUR en Venezuela, Julio Roberto Meier (derecha) firmando el Plan Nacional de Derechos Humanos.

El presidente de la Comisión, Yldefonso Finol (izquierda) y el Representante del ACNUR en Venezuela, Julio Roberto Meier (derecha) firmando el Plan Nacional de Derechos Humanos.  © ACNUR/J.C. Pacheco

CARACAS, República Bolivariana de Venezuela, 27 de mayo de 2016 (CONARE/ACNUR) – La Comisión Nacional para los Refugiados (CONARE) y ACNUR impulsarán a partir de hoy un plan de trabajo conjunto que tiene como objetivo central fortalecer la institucionalidad para una mayor y mejor atención a la población refugiada y solicitante de refugio en la República Bolivariana de Venezuela.

El plan conjunto se propone incrementar la realización de jornadas de registro de refugiados en zonas fronterizas apartadas y un estudio con base científica sobre la población en necesidad de protección internacional que hay en el país, incluidos posibles apátridas y víctimas de trata y tráfico. Asimismo, prioriza abogacía conjunta para mejorar el acceso a los alimentos, educación y mercado formal de trabajo a refugiados y solicitantes de esta condición.

El presidente de la Comisión, Yldefonso Finol, al momento de suscribir este Plan, afirmó: "somos un país receptor neto de refugiados, el 98% de los cuales son colombianos, la gran mayoría campesinos pobres desplazados por la violencia a causa de actores armados irregulares. A la fecha tenemos 6.843 personas con estatus de refugiadas; 2.805 corresponden a niños, niñas y adolescentes y 1.147 son mujeres. El Derecho de Refugiados es un logro de la Revolución Bolivariana que lo incluyó en el Art 69 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999. En 2001 aprobamos nuestra Ley Orgánica para los Refugiados y Refugiadas, Asilados y Asiladas (LORRAA) y en 2003 su Reglamento. Ese año se creó la Comisión Nacional para los Refugiados, que es la autoridad competente en materia de refugio".

Por su parte, el Representante del ACNUR, Julio Roberto Meier, destacó la importancia de contar con este instrumento de coordinación de esfuerzos, que permitirá mejorar la calidad del sistema de protección nacional y su impacto positivo en el acceso a derechos.

Para Finol "Venezuela es vanguardia en el acceso a los derechos con la inclusión de los refugiados en Misiones y Grandes Misiones, además de contar con una Coordinación de Políticas Públicas. Desde mayo de 2010 sentamos doctrina sobre el otorgamiento del estatus a mujeres víctimas de violencia de género y personas sexo diversas discriminadas en su país de origen".

Ambos voceros coincidieron en la relevancia de este acuerdo para avanzar en la implementación de uno de los ejes contenidos en el Plan Nacional de Derechos Humanos, vigente desde marzo de 2016, donde el país asumió el Plan de Acción de Brasil como lineamiento oficial de protección y calidad del refugio y asilo. Este último fue adoptado en diciembre de 2014 por 28 países y tres territorios de América Latina y el Caribe que buscan fortalecer la protección y promover soluciones duraderas para las personas refugiadas, desplazadas y apátridas.